miércoles , 2 diciembre 2020 Impresion Pyme
  • Dionisio Martínez, de Dräger: «Un respirador de críticos vale entre 16.000 y 35.000 euros»

    Dionisio Martinez de Velasco Drager

    Hemos tenido la oportunidad de hablar con Dionisio Martínez de Velasco, Managing Director Iberia de Dräger, la empresa que inventó el respirador, hace algo más de un siglo (1907). Martínez nos ha contado cómo se fabrica y se homologa la tecnología de este aparato, uno de los más reclamados para luchar contra el COVID-19, también nos ha desvelado el alto precio que tienen: entre 16.000 y 35.000 euros los destinados a enfermos de coronavirus. Lo que nos da una idea de su complejidad.

    Hace unos días, nos hacíamos eco de la iniciativa solidaria que la división de Dräger en España estaba llevando a cabo en el IFEMA (Madrid). Y es que la multinacional alemana ha sido un gran proveedor de material sanitario para nuestros hospitales en estas difíciles circunstancias. De hecho, hace unos días, el Gobierno alemán nos donaba 50 ventiladores que Dräger instaló en menos de un día. Y es que la rapidez es fundamental para salvar vidas.

    pulmotor

    El Pulmotor original (1907). Prototipo del primer Pulmotor que patentó Heinrich Dräger.

    (foto: El Confidencial)

    MuyPymes: Como fabricantes de respiradores, ¿se ha puesto el gobierno en contacto con vosotros para su suministro?

    Dionisio Martínez: Desde que se inició la crisis del coronavirus se han puesto en contacto con nosotros autoridades centrales, regionales, así como grupos hospitalarios privados y hospitales públicos.

    MuyPymes: ¿Es difícil la homologación de un respirador para casos como el del Covid-19?

    Dionisio Martínez: El primer respirador fue inventado por Dräger en 1907. Son pocos los competidores en el mercado actual con una experiencia similar en el desarrollo y producción de respiradores. Esto ha sentado las bases de la historia de Dräger desde nuestra fundación en 1889.

    Existen diferencias fundamentales entre las tecnologías utilizadas en los respiradores actuales, donde la electrónica y el software controlan la neumática. Esto permite aplicar distintas terapias respiratorias, que son utilizadas en las patologías pulmonares. Dependiendo de la complejidad de las terapias que se puedan desarrollar, así será mayor o menor el nivel de homologación y pruebas necesarias.

    Así entre las pruebas obligatorias están: pruebas clínicas, tests de esfuerzo, validación de la toxicidad y posibles alergias de los materiales utilizados, esterilización de los componentes en contacto con el paciente entre uso y uso, y un largo etcétera. Una vez pasadas todas estas pruebas y obtenido el certificado CE, el equipo debe ser aprobado por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, que es el organismo competente para la validación de este tipo de equipos en España.

    MuyPymes: ¿Cuántos respiradores podéis fabricar en un día vosotros?

    Dionisio Martínez: El montaje de un respirador incluye alrededor de 500 piezas diferentes. El tiempo de trabajo por equipo es de unas pocas horas.

    MuyPymes: ¿Qué precio tendrían los respiradores en el mercado?

    Dionisio Martínez: Actualmente existen diferentes tipos de respiradores en el mercado: de transporte, de críticos y neonatales. Y en función del tipo que sea, varía su coste. Los más económicos con los ventiladores de transporte que podrían rondar los 10.000€, hasta los 35.000€ que costaría un ventilador neonatal.

    Un respirador de críticos, que es de lo que estamos hablando, su coste estaría entre los 16.000 y 35.000€, según su configuración y funcionalidad.

    MuyPymes: ¿Hasta qué punto podría descender la mortalidad por Covid si hubiera un respirador por cada paciente que lo necesitara?

    Dionisio Martínez: Según los datos oficiales que se manejan desde el Ministerio de Sanidad, aproximadamente el 5% de los infectados por Covid-19 requieren de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) para su recuperación. Afortunadamente y gracias a las medidas de contingencia que se están llevando a cabo, las UCIs españolas están empezando a descongestionarse.

    Actualmente no se disponen de datos oficiales que avalen el descenso de la mortalidad si hubiera un respirador por cada paciente que lo necesitara, debido a que aún no se ha determinado cómo ataca y afecta realmente a los pacientes el Covid-19.

    Los enfermos con patologías pulmonares severas, tipo distrés respiratorio, necesitarían adicionalmente a los distintos tratamientos farmacológicos, terapias ventilatorias desarrolladas por un respirador de cuidados intensivos.

    MuyPymes: ¿Qué opináis de los respiradores “caseros” que han surgido en estos días?

    Dionisio Martínez: El primer respirador fue inventado por Dräger en 1907. Son pocos los competidores en el mercado actual con una experiencia similar en el desarrollo y producción de respiradores. Esto ha sentado las bases de la historia de Dräger desde nuestra fundación en 1889.

    Existen diferencias fundamentales entre las tecnologías utilizadas en los respiradores actuales, donde la electrónica y el software controlan la neumática; y las opciones de fabricación de la industria automovilística. La complejidad de externalizar una fabricación de este tipo sería bastante elevada, especialmente teniendo en cuenta los requisitos tecnológicos y reglamentarios aplicables a los mismos. Además, no hay que olvidar que la efectividad de una planta de fabricación de respiradores solo es posible gracias a una cadena de suministro integrada con proveedores de componentes de máxima calidad.

    Todo respirador debe ser aprobado por las autoridades competentes, la AEMPS.

    También te gustará

    Windows Feature Experience Pack: el primer paso a las actualizaciones modulares

    Con Windows Feature Experience Pack, Microsoft ha dado un importante paso adelante para mejorar Windows …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.