domingo , 12 julio 2020 Impresion Pyme
  • ¿Trabajas en Valencia? Recopilamos las ayudas y rebajas fiscales al pequeño empresario

    empresario

    Como ya hicimos el otro día con Madrid, hoy recopilamos las ayudas y rebajas fiscales de las que puedes beneficiarte si vives en la capital del Turia. Valencia es la tercera ciudad de España en población y la Comunidad Valenciana la cuarta región que más habitantes alberga, además de uno de los centros turísticos más importantes a nivel nacional e internacional.

    Su importancia en la economía del país es total y por ese motivo, desde Muypymes, hemos decidido analizar las ayudas para combatir el coronavirus que se han lanzado desde las diferentes administraciones destinadas a autónomos, pymes y pequeño comercio. Hablamos de Ayuntamiento de Valencia, Comunidad Valenciana y Gobierno de España.

    Ayuntamiento de Valencia

    El consistorio de la ciudad reactivó el pasado 15 de mayo unas ayudas para consolidar los comercios de proximidad en la ciudad, por valor de 840.000 euros. En total ha destinado 1,4 millones para revitalizar este sector.

    Se trata de «una propuesta municipal que tiene por objetivo el apoyo a las actividades comerciales de los barrios para afrontar sus gastos corrientes derivados de aspectos como el alquiler del local o de las facturas de teléfono, luz y agua», explicó el alcalde Joan Ribó.

    «Apoyamos al comercio de proximidad porque es un potente generador de empleo en nuestra ciudad y, además, un dinamizador de la vida en nuestros barrios. Por ello, hemos más que triplicado las ayudas a este sector, llegando a 1’4 millones de euros que se destinarán al comercio de proximidad, a los mercados municipales y a las asociaciones de comerciantes», añadió.

    El acuerdo incrementa las ayudas directas al comercio de proximidad hasta los 840.743,70 euros para ayudar a los comercios en la crisis generada por el coronavirus, un proceso que se paralizó por el estado de alarma y, ahora, «con un notable incremento», se ha vuelto a poner en marcha.

    Estas ayudas podrán destinarse a partidas muy diversas, como el pago del alquiler del local comercial, la implementación de sistemas de calidad comercial o implantar nuevas tecnologías de gestión empresarial para el ejercicio de su actividad.

    «Se trata de unas ayudas muy importantes, que ayudarán a paliar los efectos económicos que puede generar la COVID-19 en los autónomos y el pequeño comercio de la ciudad», explicó.

    No obstante, la primera partida del Ayuntamiento de Valencia, conocida como Re-Activa, para ayudar a autónomos y pequeñas empresas apenas ha llegado a 1.100 beneficiarios, el 8% de los más de 14.000 que solicitaron estas ayudas. Se cumplen, por tanto, los pronósticos del colectivo de autónomos y pymes, que criticaron la escasez, 3,7 millones de euros, y el hecho añadido de que se concedieran por orden de entrada. El consistorio que ya ha anunciado esa segunda partida con otro millón y medio, recordó, en cualquier caso, que se trata de ayudas «complementarias» a las de la Generalitat que tienen como objetivo salvar los negocios y el empleo. De hecho, una condición es mantener la actividad y el empleo un año, por lo que calculan que se han salvado 3.000 puestos de trabajo, según informa el diario Levante.

    Esta primera remesa municipal para ayudar a los autónomos y las pymes, conocida como Plan Estímulo Reactiva Valencia, contenía 3,7 millones de euros, dinero que se repartiría en cantidades de entre 3.000 y 5.000 euros a las primeras empresas y autónomos que los solicitaran hasta acabar el dinero. Ambas cuestiones fueron duramente criticadas por el colectivo, que consideraba escasa la partida económica e injusta la manera de adjudicarla, por orden de entrada. Advertían que los afectados en la capital podían estar entre 50.000 y 100.000, por lo que se necesitaría un cambio presupuestario para atender todas las peticiones.

    Comunidad Valenciana

    El gobierno autonómico aprobó el pasado mes de abril una serie de medidas urgentes para trabajadores autónomos de la Comunidad Valenciana que se hayan visto afectados por la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. Unas subvenciones que alcanzaban los 1.500 euros, en el caso de negocios que hayan tenido que cerrar, y de 750 euros para aquellos autónomos, que pese a no haber sido obligados a cerrar, hayan visto reducidos sus ingresos por la aplicación del estado de alarma debido a la pandemia.

    Estas ayudas han sido solicitadas por un total e 126.665 autónomos de la región. No obstante, la oposición las ha considerado insuficientes especialmente por la poca atención que han prestado al sector turístico.

    También hay que incluir las ayudas solicitadas por los afectados por ERTE, que constan de 150 euros por persona. Asimismo, el teléfono gratuito ‘900 353 135’ ha atendido 23.319 consultas, sumadas a las 1.366 conversaciones del asistente virtual ‘Carina’.

    El gobierno valenciano también promovió el pasado 8 de mayo ayudas por 7,3 millones de euros a autónomos, empresas y entidades del sector primario que han sufrido pérdidas por el COVID-19 ante el impacto del cierre de la hostelería y de la venta directa.

    Según el Consell, el decreto aprobado establece las bases reguladoras y de concesión directa de ayudas para contrarrestar ese cierre de la hostelería y de algunos canales de venta directa sobre la actividad y facturación del sector primario.

    Las ayudas se dirigen al conjunto del sector agropecuario: explotaciones ganaderas, entidades gestoras de las lonjas pesqueras, entidades locales de las zonas rurales de la Comunidad Valenciana para garantizar el abastecimiento de la población (mediante mercados de venta no sedentaria o locales de recogida y distribución agroalimentaria) y productores primarios que realicen venta al por menor.

    El objetivo de las subvenciones es asegurar la continuidad de las explotaciones del sector primario, instrumento básico del desarrollo económico en el medio rural, garantizando la pervivencia de la producción familiar y el abastecimiento de alimentos de proximidad con las mayores garantías de calidad y seguridad.

    Por otra parte, también existen ayudas de hasta al 100% del importe del alquiler de la vivienda habitual con un tope máximo de 650 euros, durante en periodo de seis meses a contar desde abril, para trabajadores, autónomos y empresarios que hayan sufrido una merma de ingresos por la crisis del coronavirus, según informa el ABC.

    Las bases para la concesión de las ayudas cuentan con una dotación de 7,5 millones, que podrían ampliarse con fondos procedentes del Estado o de la UE. El plazo de presentación de las solicitudes empezó el martes 5 de mayo y finalizará el 30 de junio y están dirigidas a arrendatarios de vivienda habitual que, como consecuencia del impacto económico y social del COVID-19, tengan problemas transitorios para atender al pago parcial o total del arrendamiento y se encuentren en situación de vulnerabilidad.

    Se incluye la concesión de ayudas para hacer frente a la devolución de las ayudas transitorias de financiación que las entidades bancarias hayan ofrecido a los solicitantes que estén en situación de vulnerabilidad social y económica como consecuencia de la expansión del coronavirus.

    Gobierno de España

    Las ayudas del Gobierno a los trabajadores autónomos consisten básicamente en el aplazamiento durante seis meses, sin intereses, del pago de sus cuotas a la Seguridad Social. Concretamente, las de mayo, junio y julio siempre y cuando las actividades que realice se hayan suspendido con la aplicación del estado de alarma. Además, también será posible aplazar el pago de las deudas con la Seguridad Social que el trabajador por cuenta propia hubiera tenido que abonar en los mismos meses, pero en este caso con un interés del 0,5%, que es la mitad de lo que suele ser habitual.

    Por otro lado, la prestación correspondiente a los autónomos que hayan visto interrumpida o reducida su actividad de forma intensa (al menos el 75%) por la crisis del COVID-19 será de al menos 950 euros.

    No obstante, hay que tener en cuenta que las empresas siguen estando obligadas a pagar a tiempo las cotizaciones y deben dar de alta y de baja a los trabajadores en la Seguridad Social, pese al estado de alarma.

    En lo que a las Líneas ICO respecta, el Real Decreto-ley 8/2020 de 17 de marzo en su artículo 29 aprobó una Línea de Avales del Estado de hasta 100.000 millones de euros, procedentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, para facilitar el mantenimiento del empleo y paliar los efectos económicos de la crisis sanitaria. Los avales se otorgarían a la financiación concedida, por las entidades financieras para facilitar acceso al crédito y liquidez a empresas y autónomos para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19.

    Los Acuerdos de Consejo de Ministros de 24 de marzo, de 10 de abril y de 5 de mayo, establecen la activación de tres tramos de la línea que se han distribuido de la siguiente forma:

    • Pymes y autónomos: 40.000 millones de euros
    • Empresas no pymes: 20.000 millones de euros

    También te gustará

    La startup de gaming Champion Games consigue cerrar una ronda de financiación de un millón de euros

    Champion Games, la startup creadora del juego de deporte de fantasía Mister Fantasy, cierra su …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.