Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Gestiona mejor tu tiempo con la técnica Pomodoro

     

    Para muchas personas, el tiempo es un enemigo, un elemento ajeno que aumenta su ansiedad cuando comprueban que a medida que pasa siguen estancados en un mismo punto y que no pueden avanzar en el proyecto en el que se ecuentran.

    Para gestionar mejor nuestro tiempo nace en 1992 la ya mundialmente conocida como técnica Pomodoro, una técnica de productividad personal ideada por Francesco Cirillo y que actualmente triunfa en empresas de todo el mundo.

    Ansiedad, nervios, estrés. Estos son sólo algunos de los síntomas que muchas personas padecen en su “lucha diaria” contra el tiempo. Para muchos, el tiempo se les escapa literalmente de las manos, y cuando quieren darse cuenta, caen en la cuenta de que aún tienen muchas cosas que hacer, pero cada vez menos tiempo para llevarlas a cabo. Caen de esta forma en un círculo vicioso ya que cuanto menos tiempo les queda, más estrés sufren, lo cual a su vez les impide acometer las tareas que tienen pendientes.

    La técnica del Pomodoro nace, en definitiva,  con el objetivo de aliviar la tensión que sufrimos por la falta de tiempo, aunque por otro lado, también es un excelente método de productividad personal que puede ayudarnos a gestionar mejor las horas que pasamos en nuestro puesto de trabajo.

     

     

    ¿Cómo funciona?

    El funcionamiento de la técnica del Pomodoro es muy sencillo: se trata, básicamente de dividir el proyecto o las tareas en las que estamos trabajando en bloques de tiempo. En este sentido, se trata de algo tan sencillo como trabajar intensamente durante 25 minutos (sin pausa), para después concedernos a nosotros mismos un descanso de cinco minutos. Terminados nuestros cinco minutos de descanso, volveremos a “programar” otros 25 minutos de trabajo.

    Cuando lleguemos a un bloque de dos horas de trabajo, (cuatro bloques de 25 minutos más sus descansos) nos tomaremos un descanso más prolongado (por ejemplo de diez minutos) y volveremos a comenzar de nuevo. Es importante señalar que los periodos que nos tomamos de descanso son precisamente eso, de descanso. Podemos aprovechar estos momentos para tomar un café, salir a dar un breve paseo, charlar… de forma que por un momento podamos desconectar completamente con nuestro trabajo.

    Aunque la técnica Pomodoro puede “emplearse sola”, complementa perfectamente cualquier otra técnica de gestión del tiempo que empleemos. A medida que vayamos avanazando en su uso, aprenderemos, por ejemplo en agrupar tareas en esos bloques de 25 minutos, priorizarlos, eliminar distracciones, etc.

    Actualmente los “devotos” de la técnica Pomodoro se “reunen” virtualmente en la página http://www.pomodorotechnique.com/ un espacio en el que se recogen consejos y recursos. Además, desde la misma página podemos descargarnos de forma totalmente gratuita el ebook “The Pomodoro Technique” gracias al cual podemos profundizar en esta técnica hasta límites insospechados.

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.