Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Bootstrapping: Empezar desde cero

    Bootstrapping es un término que tiene que ver con la parte fundamental de un negocio, la financiación. Existen diferentes maneras de financiar el inicio de un proyecto empresarial, algunas de ellas pueden ser los bancos, los fundadores, la familia incluso los amigos.

    En muchas ocasiones dichas fuentes no están disponibles, aquí es donde aparece la definición Bootstrapping, la puesta en marcha de un negocio sin ayuda de nadie, es decir, empezar desde las ventas del negocio.

    El lema que persigue el término es el siguiente: “Si no tienes clientes, no tienes un negocio.”. Con esta premisa, debemos pensar en levantar nuestro negocio desde cero, únicamente con los escasos recursos de los que dispongamos. El más básico es el tiempo y el más valioso son los clientes potenciales.

    Definición de la Wikipedia:

    “El bootstrapping és un término procedente del inglés que hace referencia a empezar algo sin recursos o con muy pocos recursos. En el área de los negocios, pues, significa ejercer alguna actividad emprendedora con poco o nada de capital, es decir, emprender únicamente con los medios que se tienen al alcance (un garaje, un teléfono antiguo, etc.)”

    Por desgracia, muchos negocios no pueden adherirse a esta idea, sin embargo, sí se pueden iniciar acciones que con éxito desemboquen en el negocio que tenemos en mente. En resumen se trataría de poner en práctica nuestro negocio a pequeña escala para reunir financiación suficiente para ir creciendo hasta alcanzar nuestra meta.

    Por ejemplo, si nuestra idea es crear una tienda de ropa, podremos comenzar usando Internet para empezar a realizar ventas y captar clientes aprovechando la multitud de canales de venta existentes, como por ejemplo eBay. Otro ejemplo, sería hacer servicios de catering a domicilio ofreciendo nuestros productos si queremos crear un restaurante. Un sector muy dado al Bootstrapping, podría ser el del desarrollo de software, después de todo, para implementar una idea sólo es necesario disponer de tiempo, un ordenador e Internet, recursos disponibles en la mayoría de las ocasiones con un coste despreciable, en este punto si se consigue cosechar posibilidades donde aparecen las llamadas startups, negocios de funcionalidades limitadas de gran proyección asociados a la innovación tecnológica.

    Una de las mayores ventajas del Bootstrapping es el riesgo, casi cero, ya que no le deberemos nada a nadie y si fracasamos, no habremos perdido demasiado, siempre podemos intentarlo de nuevo.

    “Si te caes siete veces, levántate ocho”. Proverbio chino

    Aunque sea una forma lenta para comenzar, quizá puede ser la única vía para muchos emprendedores. Destacara, que si se tiene éxito se puede otorgar una experiencia impagable de gran valor que repercutirá muchas veces en los servicios, productos ofrecidos y capacidad de trabajo.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.