lunes , 9 diciembre 2019 Impresion Pyme
  • Cumplir con tus propósitos se ha convertido en un negocio millonario

    Además de para descansar, las vacaciones sirven para formar propósitos de nuevos hábitos. «Cuando vuelva de vacaciones me pondré en serio con el inglés», nos decimos. «Tendría que hacer más ejercicio, me pondré a correr en septiembre», nos repetimos. «¿Por qué no pruebo a meditar? Dicen que es muy bueno para combatir el estrés…» nos preguntamos.  Y así cargados de buenas intenciones ponemos en marcha nuestros nuevos hábitos.

    Y para bien o para mal, al otro lado de nuestros sueños, un nutrido grupo de empresas luchan por quedarse con nuestro dinero. Y sí, puede que haya sido siempre así, pero como suele decirse una y otra vez, en los últimos años el smatphone lo ha cambiado todo y por supuesto, «there’s an app for that» que está recibiendo millones de euros en rondas de inversión. Pasen y vean.

    Evening wonders.

    Mindfulness

    Dicen que no hay nada como sentarse y respirar. Cerrar los ojos, inspirar, observar cómo el aire llena nuestros pulmones y expirar. Así una y otra vez. Cinco minutos, diez minutos diarios. No tiene por qué ser más. A cambio, los expertos nos prometen si no la «paz interior» sí una forma de relajación que hunde sus raíces en la meditación y que nos ayuda a relajarnos, centrar nuestra atención y combatir el estrés de forma eficaz.

    No es extraño por lo tanto que cada vez más empresas promuevan esta práctica entre sus empleados y que no sean precisamente pocas, las startups que literalmente se están haciendo de oro gracias a este versión «occidentalizada» de la meditación.

    Entre las más rentables, «Headspace«, aplicación que ha conseguido levantar nada menos que 75,15 millones de dólares en rondas de financiación desde que empezase su aventura en 2010. Otras como Calm (10 millones de dólares) siguen su estela, mientras que otras como Buddhify si bien no han reportado rondas de inversión, sí que han conseguido desarrollar un negocio millonario gracias a sus Apps de pago.

    En este campo también resultan interesantes propuestas como Spire, una startup que ha desarrollado un wearable que mide el ritmo de nuestra respiración o Provata VR, aplicación que une el mundo del mindfulness con el de la realidad virtual.

    running

    Running

    Servidor es de los que ha vuelto de las vacaciones con un par de kilos de más. Y es también de los que se ha propuesto eso de «salir a correr» por las mañanas para volver a estar en forma. A nadie se le escapa que el campo del running ha sido uno de los grandes beneficiados de la revolución tecnológica de los últimos años y que en muchos casos las Apps que nos «ayudan» a medir nuestros esfuerzos se han convertido en negocios millonarios.

    Tanto es así que las grandes firmas deportivas se han convertido en las grandes inversoras de este tipo de aplicaciones. Adidas pese a tener sus propias Apps deportivas, se gastó en 2015 nada menos que 240 millones de dólares para comprar Runtastic, una de las aplicaciones más populares de este nicho de mercado. A principios de 2016, Asics respondía al movimiento de su rival invirtiendo 85 millones de euros en la compra de Runkeeper, otra de las grandes compañeras de fatigas para los runners de medio mundo.

    Algo similar puede decirse de Under Armour, que invirtió la friolera de 475 millones de dólares en la adquisición de MyFitnessPal y Endomondo y únicamente Nike, que sí que ofrece su propia App (Nike+) parece de momento haber escapado de esta fiebre de adquisiciones. En cuanto a las grandes Apps de running, de momento únicamente Strava mantiene su independencia.

    Cómo medir el nivel de inglés en tu empresa

     

    Aprender inglés o cualquier otro idioma

    Estamos seguros de que a la vuelta de vacaciones las academias de idiomas volverán a llenarse de esforzados trabajadores que esta vez sí, conseguirán mejorar su nivel de inglés. Pero también la tecnología también ha cambiado la forma de aprender un nuevo idioma y la gamificación asociada a nuestros dispositivos móviles se ha llevado en los últimos años el gato al agua.

    El máximo exponente de esta tendencia es Duolingo. Esta startup es la que mejor ha comprendido cómo aprender un nuevo idioma puede convertirse en un juego. Tanto es así que la compañía ha levantado nada menos que 108 millones de dólares en distintas rondas de financiación y hace unos días firmaba una serie E de 25 millones. Le siguen en esta cruzada por mejorar nuestro nivel de idiomas startups como la alemana Babbel (32 millones de euros), o la inglesa Busuu (12 millones de euros).

    En España donde nos consideramos especialmente negados a la hora de aprender el idioma de Shakespeare, también hemos hecho nuestros pinitos en este campo y destaca con luz propia ABA English, startup catalana que ha conseguido levantar 15,4 millones de euros desde su lanzamiento en 2007 y que basa su método de enseñanza en películas y vídeos interactivos que reproducen situaciones de la vida real.

    Y por supuesto no son los únicos. Hacer dieta y perder peso, descubrir nuestro «escritor interior» o convertirnos en un as de la cocina son otros de los propósitos que han conseguido generar una economía de Apps que ancladas a nuestro smartphone quieren convencernos de que merece la pena invertir en ellas nuestro dinero.

    También te gustará

    Tres formas sencillas de liberar espacio de almacenamiento en Windows 10

    El espacio de almacenamiento en Windows 10 es uno de los recursos más valiosos, más …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.