jueves , 18 julio 2019 Impresion Pyme
  • Responsabilidad Social Corporativa y el ‘no’ a Trump: Merck, Intel y Under Armour retiran su apoyo al presidente 

    donald trump

    Tiempos convulsos a nivel internacional, una época de cambios en la que las compañías han de poner de su parte para contribuir a mejorar la situación de la ciudadanía. Esta labor de responsabilidad social corporativa es probablemente lo que ha llevado a los directores ejecutivos del grupo farmacéutico estadounidense MSD –conocido como Merck en Canadá y EE UU–, Intel y Under Armour a abandonar el Consejo Manufacturero Americano.

    Esta agrupación es una asociación formada por importantes empresarios de Estados Unidos que tiene como objetivo asesorar a Donald Trump en determinados temas. La respuesta del presidente estadounidense a los incidentes racistas que han tenido lugar en Charlottesville han llevado a estos presidentes y consejeros delegados a decir ‘No’ al mismo. Kenneth Frazier, al frente de MSD, y que está considerado uno de los mayores representantes de la comunidad negra a nivel empresarial en todo el país, ha señalado que deja el Consejo debido a “razones de conciencia”. «Siento la responsabilidad de posicionarme contra la intolerancia y el extremismo”, ha señalado en un comunicado.

    Trump ha respondido –cómo no– vía Twitter y su respuesta deja sin palabras. “Ahora que Ken Frazier de Merck Pharma ha dimitido, ¡tendrá más tiempo para bajar los precios de estafa de los medicamentos”. Un tweet siguiendo la tónica habitual de las comunicaciones del dirigente.

    Desde Plank han señalado que siguen “resueltos en nuestro potencial y capacidad para mejorar la fabricación estadounidente”. “Sin embargo, Under Armour se dedica a la innovación y al deporte, no a la política”, ha dicho a través de la misma red social, Twitter.

    El consejero delegado de Intel, Brian Krzanich, ha sido más tajante: «La política y las agendas políticas han marginado la importante misión de reconstruir la base manufacturera de Estados Unidos. He renunciado porque quiero progresar, mientras que muchos en Washington parecen estar más preocupados por atacar a cualquiera que no esté de acuerdo con ellos”.

    Este lunes Trump ha criticado los actos racistas de Charlottersville. El problema ha venido por su reacción inicial, pues no condenó de manera explícita la violencia de los grupos que han llevado a cabo estas agresiones y disturbios. En un primer momento lo que hizo fue definir lo ocurrido como “una indignante exhibición de ocio, intolerancia y violencia de todos los bandos”. Poco después la Casa Blanca emitió un comunicado en el que se aclaraba que Donald Trump condenaba cualquier tipo de violencia, intolerancia y odio.

    También te gustará

    blablabus

    Blablacar crece: primero el coche, luego el bus y, próximamente…. ¿el tren?

    La compañía francesa continúa su expansión en el sector del transporte, mordiendo cada vez más …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.