lunes , 19 agosto 2019 Impresion Pyme
  • ¿Qué es el marketing mix?

    Marketing Mix

    El marketing mix es una estrategia interna desarrollada por las empresas. En dicho análisis se analizan cuatros variables básicas de la actividad: precio, producto distribución y promoción.

    Esta modelo es conocido también como las «4Ps«, dado que en su denominación inglesa se conoce como: price (precio), product (producto), place (distribución) y promotion (promoción).

    Este análisis sirve para dar a conocer la situación de la empresa y poder desarrollar una estrategia específica de posicionamiento posterior. Una manera de empezar es realizando un estudio de mercado.

    El precio

    Es principalmente el monto monetario de intercambio asociado a la transacción (aunque también se paga con tiempo o esfuerzo). Sin embargo incluye: forma de pago (efectivo, cheque, tarjeta, etc.), crédito (directo, con documento, plazo, etc.), descuentos pronto pago, volumen, recargos, etc. Este a su vez, es el que se plantea por medio de una investigación de mercados previa, la cual, definirá el precio que se le asignará al entrar al mercado. Hay que destacar que el precio es el único elemento de la mezcla de mercadotecnia que proporciona ingresos, pues los otros componentes únicamente producen costos. Por otro lado, se debe saber que el precio va íntimamente ligado a la sensación de calidad del producto (así como su exclusividad).

    Tal y como afirma Debitoor, en esta variable se establece la información sobre el precio del producto al que la empresa lo ofrece en el mercado. Este elemento es muy competitivo en el mercado, dado que, tiene un poder esencial sobre el consumidor, además es la única variable que genera ingresos.

    Al ajustar el precio el conjunto de la estrategia de marketing se verá afectada, al igual que la demanda del producto. Es lo que se conoce como elasticidad precio de la demanda.

    Asimismo, es importante tener en cuenta el valor psicológico que el producto ofrece a la hora de establecer el precio de venta. Otros factores importantes son los costes de producción.

    El producto

    El producto es un bien físico o servicio, con unas características determinadas que satisfacen unas necesidades. Es decir, todo aquello (tangible o intangible) que se ofrece a un mercado para su adquisición, uso o consumo y que puede satisfacer una necesidad o un deseo. Puede llamarse producto a objetos materiales o bienes, servicios, personas, lugares, organizaciones o ideas.

    El producto, según la web Tiemposmodernos.eu, se compone de:

    1. El Bien o servicio propiamente dicho.
    2. El Envase (a ser posible reciclable, retornable y de coste reducido).
    3. Etiquetado: Ofrece información a los consumidores sobre la composición del producto, fabricante y fecha de consumo. Los productores y fabricantes pueden añadir otra información si lo desean, siempre que sea exacta y no confunda al consumidor. Ejemplo campaña publicitaria del Ministerio de Agricultura, alimentación y medio ambiente
    4. La Calidad: Ejemplo Bimbo.
    5. La Marca: Es el “naming“, logotipo, símbolo o diseño que distingue un producto en el mercado.
      Es muy importante registrar nuestra marca, nombre comercial, inventos o diseños industriales así como topografías de productos semiconductores (circuitos integrados electrónicos) en la OEPM.

    Hay que tener en cuenta que el producto tiene un ciclo de vida (duración de éste en el tiempo y su evolución) que cambia según la respuesta del consumidor y de la competencia y que se dibuja en forma de curva en el gráfico. Las fases del ciclo de vida de un producto son:

    1. Lanzamiento: Es el momento de introducción del producto, por lo que suele ser una etapa de crecimiento lento.
    2. Crecimiento: Una vez introducido el producto, en esta etapa se da un considerable aumento en las ventas.
    3. Madurez: Las ventas siguen siendo altas y estables. La competencia suele ser alta y aumenta la diferenciación de los productos.
    4. Declive: Es la última etapa de la vida del producto, disminuyen las ventas. Acaba cuando el producto deja de venderse. Para evitar esta etapa, las empresas invierten en I+D.

    Marketing mix

    La distribución

    La plaza o distribución se define como como dónde comercializar el producto o el servicio que se le ofrece, elemento imprescindible para que el producto sea accesible para el consumidor. Considera el manejo efectivo del canal de distribución, debiendo lograrse que el producto llegue al lugar adecuado, en el momento adecuado y en las condiciones adecuadas. Inicialmente, dependía de los fabricantes y ahora depende de ella misma.

    La separación geográfica entre compradores y vendedores y la imposibilidad de situar la fábrica frente al consumidor, hacen necesaria la distribución o transporte desde el lugar de producción hasta el lugar de utilización o consumo, al menos en un modelo tradicional tal y como explica Tiempos Modernos,

    El canal de distribución es el circuito que siguen los productos hasta llegar al consumidor final. El punto de partida del canal de distribución es el productor y el punto final o de destino es el consumidor. El conjunto de personas u organizaciones que están entre productor y usuario final son los intermediarios.

    Una cadena tradicional de distribución iría de la siguiente manera: Fabricante → Mayorista (compra grandes cantidades para vender a otros intermediarios) → Minorista → Consumidor.

    En la actualidad la venta a través de Internet está cambiando completamente este proceso, ya que determinados servicios se pueden realizar desde la oficina o desde casa. Es el caso del diseño de páginas web o asesorías que terminan reduciendo costes para fabricantes y el precio final para el consumidor.

    La promoción

    La última de las Ps se refiere prácticamente a la labor de marketing propiamente dicha. Hablamos de la comunicación, información y persuasión al cliente y otros interesados sobre la empresa, sus productos, y ofertas, para el logro de los objetivos organizacionales (cómo es la empresa=comunicación activa; cómo se percibe la empresa=comunicación pasiva). La mezcla de promoción está constituida por Promoción de ventas, Fuerza de venta o Venta personal, Publicidad, Relaciones Públicas, y Comunicación Interactiva (marketing directo por mailing, emailing, catálogos, webs, telemarketing, etc.).

    Es decir, abarca todos los esfuerzos que la empresa realiza para dar a conocer el producto y aumentar sus ventas en el público. Hay que tener en cuenta que buena parte de la estrategia de promoción incluye analizar el retorno de la inversión o ROI. Es decir, si el hecho de invertir en redes sociales o en un anuncio en la televisión ha reportado ingresos.

    Quizás también te pueda interesar:

    También te gustará

    Tres razones por las que deberías instalar un SSD en tu PC profesional

    ¿Notas que tu equipo va cada vez más lento? ¿Las aplicaciones tardan en cargar, los …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.