miércoles , 16 octubre 2019 Impresion Pyme
  • Brad Pitt se une a Elon Musk e invierte en una startup de «energía limpia futurista»

    Brad Pitt ha empezado a apostar por la tecnología. La estrella de Hollywood ha invertido en Industrial Heat,  una empresa de las llamadas de «fusión fría», según informa The Financial Times y recoge CCN. Junto a él, Lauren Powell Jobs y el gestor de fondos inglés Neil Woodford, también inyectarán capital en la empresa de energía limpia futurista.

    En su carrera profesional, Brad Pitt interpreta actualmente a un doble de Hollywood en la próxima película de Quentin Tarantino, ‘Once Upon A Time in Hollywood’. Se estrenará en cines el 26 de julio.

    Sin embargo, en la vida real, Brad Pitt parece que está haciendo de doble de Elon Musk. El propietario de Tesla es uno de los grandes productores de tejas solares y ha hecho de la energía sostenible un punto clave en su trayectoria. Pero no todo queda ahí ya que Musk es uno de los grandes impulsores de la exploración de energía nuclear en Marte.

    Industrial Heat, que tiene su sede en Carolina del Norte, ha recaudado 100 millones de dólares hasta la fecha. El objetivo es convertir la ciencia ficción en ganancias para la ciencia.  Con esta finalidad, la startup ha obtenido financiación de inversores de prestigio como la celebrity de la película A-list, la viuda del fallecido fundador de Apple, Steve Jobs, y el gerente de activos más famoso de Gran Bretaña que han aumentado el valor de Industrial Heat hasta los 918 millones de dólares.

    Por su parte, el protagonista de películas como ‘Entrevista con el vampiro’, ‘El club de lucha’ o  ‘Troy’, se ha convertido en propietario de una pieza de  investigación sobre fusión fría de Industrial Heat durante varios años. Brad Pitt lo ha hecho a través de su firma Briarcliff Trust.

    El colectivo Emerson de Laurene Powell Jobs ha invertido 10 millones de dólares en la compañía de fusión en frío. A través de Industrial Heat LLC, Woodford Investment Management ha decidido aportar 68 millones de dólares en este campo. Su participación en la propiedad supone casi una cuarta parte de lo invertido en Industrial Heat. La audaz inversión de Woodford en esta  tecnología le ha reportado  más de un 300% de ganancias.

    Woodford tiene predilección por las aventuras arriesgadas. Algunos errores importantes en la administración de sus fondos recientemente han llevado a la compañía a una situación complicada, ya que se enfrenta a una crisis de liquidez a corto plazo. Así que su posición agresiva en el creciente balance de Industrial Heat es un alivio muy necesario. Neil Woodford recientemente tuvo que entonar el mea culpa ante sus inversores por los problemas de la compañía.

    También definió su cartera como infravalorada: «Cada activo en la cartera tiene un valor fundamental que supera significativamente el precio de sus acciones. A mi juicio, la brecha entre el valor y el precio es tan amplia como nunca antes había visto en más de 30 años de inversión en el mercado de valores públicos».

    La fusión fría

    La fisión nuclear libera enormes cantidades de energía mediante la división de los átomos. Este concepto le ha dado a la humanidad sus bombas más letales, así como una de sus fuentes más prometedoras de energía renovable. Pero emite subproductos radiactivos que no son seguros para las especies vivientes y su contención es costosa por tiempo indefinido.

    La fusión, por otro lado,  consiste en liberar energía al combinar los átomos de la misma manera en la que el sol crea su enorme producción de calor y luz. Pero para que funcione, las condiciones deben ser similares a las del astro rey: con temperaturas muy calientes.

    La enorme cantidad de energía requerida para lograr la fusión puede suponer su fin en un futuro no muy lejano como fuente de energía viable.  Por otro lado, en 1989, investigadores de la Universidad de Utah captaron la atención de todo el mundo al afirmar haber logrado la “fusión fría”. Sin embargo, diferentes científicos de varios lugares del planeta, pese a que lo intentaron, no pudieron reproducir el experimento. Desde entonces, los científicos tradicionales se han mantenido escépticos con el concepto de fusión fría.

    Mientras tanto, al igual que Elon Musk, Brad Pitt parece que no teme correr riesgos con una tecnología que aún no se ha desarrollado por completo.

    También te gustará

    MMD presenta el nuevo monitor Philips 346B1C con puerto USB Type-C

    La firma MMD ha presentado en sociedad el nuevo monitor Philips 346B1C, un dispositivo que …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.