domingo , 22 septiembre 2019 Impresion Pyme
  • Ayudas a parados y su impacto en los últimos años

    El número de parados en nuestro país es uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los partidos políticos en sus diferentes legislaturas. José Luis Rodríguez Zapatero se despidió de su cargo como presidente del gobierno con 5.273.600 parados. Actualmente la cifra (con datos de agosto de 2015) es de 4.067.955 de parados. Se puede comprobar que la situación no ha cambiado demasiado, sobre todo teniendo en cuenta que muchas personas han tenido que emigrar en estos últimos años y otras ni siquiera ya están inscritas a las listas del INEM.

    ¿Qué está ocurriendo? ¿Habría una solución a corto plazo? La decadencia laboral que vive nuestro país no tendría los días contados de no aplicarse medidas urgentes que parece que partidos como PP, o en el pasado PSOE, han estado evitando en todo momento. Las ayudas a las pymes (que son las que más empleos podrían crear en nuestro país en estos momentos) son escasas y las condiciones a nivel de impuestos bastante asfixiantes. Por no hablar de la situación de los autónomos y emprendedores, que no pueden salir adelante en una gran mayoría de los casos.

    El escenario es desolador y hace unos días la ministra de Empleo, Fátima Báñez, anunció la puesta en marcha de un nuevo programa (Plan Activa) de orientación a parados del que se beneficiarán 1,2 millones de españoles y que estará dotado con 500 millones de euros en dos años. Báñez explicó que los beneficiarios de esta iniciativa, que se debate actualmente en las Cámaras, serán personas de entre 30 y 55 años a las que se facilitará una llegada más rápida al mercado de trabajo.

    Ya en 2009 Zapatero empezó una política de ayuda a parados, cuyas condiciones se han ido endureciendo con el Gobierno actual. Fue en agosto de 2009 cuando el por aquel entonces presidente del Gobierno puso en marcha una ayuda de 426 euros para los desempleados que hubieran agotado su cobertura por desempleo. Actualmente es de sólo 420 euros y, como decimos, los requisitos para conseguirla son bastante más duros.

    Con Zapatero también en el gobierno, en septiembre 2010, quedó aprobada una reforma laboral, que supuso la convocatoria de una huelga general, la única a la que Zapatero ha tenido que hacer frente en sus ocho años de Gobierno. Entre algunas medidas se podían destacar un despido más barato y mayor control sobre los parados.

    Ayudas parados gobierno Mariano Rajoy

    Pese a que no suele cumplir nada de lo que promete, Mariano Rajoy insiste en que al fin de su cargo como presidente dejará menos parados que en la legislatura de Zapatero. Realmente el número es más bajo en la actualidad, pero insistimos en que muchas personas ya ni siquiera están apuntadas al paro y otras muchas han tenido que salir del país para poder encontrar un empleo en otro lugar.

    Plan Prepara

    La primera gran ayuda económica que llegó durante el mandato de Rajoy fue la prolongación de la ayuda a parados de Zapatero. Las condiciones se endurecieron, como comentamos anteriormente, y únicamente pueden acceder a ella desempleados con al menos un familiar a su cargo que lleven un año o más inscritos en las oficinas públicas de empleo y hayan agotado su prestación o subsidio desde hace seis meses o más. Para tener derecho a este Plan Prepara, además, hay que haber trabajado antes. Quedan excluidos quienes no han tenido un empleo antes de inscribirse en el antiguo INEM.

    Por si esto fuera poco, para poder acceder a la ayuda, cada miembro de la familia afectada no puede recibir rentas que superen el 75% del salario mínimo interprofesional (483 euros mensuales). En la fecha de la solicitud el parado no puede estar cobrando tampoco un salario social, renta mínima de inserción o ayudas análogas de asistencia social concedidas por las comunidades autónomas o entidades locales.

    Por su parte, el beneficiario de la ayuda tiene que participar en las políticas activas de empleo y búsqueda de trabajo que le propongan los servicios de empleo. No podrá rechazar ninguna oferta adecuada de trabajo. De este modo, un empresario puede contratar a un beneficiario del plan si respeta los criterios marcados en el itinerario de inserción. Durante el tiempo que el parado perciba la ayuda, del salario que pague el empresario, se descontarán 426 euros. Así, la nueva ayuda también se convierte en un estímulo a la contratación.

    Plan Activa

    Lo comentamos al inicio de este artículo. El Gobierno de Mariano Rajoy pondrá en marcha un nuevo programa de orientación a parados del que se beneficiarán 1,2 millones de españoles y que estará dotado con 500 millones de euros en dos años. Los beneficiarios de esta iniciativa serán personas de entre 30 y 55 años a las que se facilitará una llegada más rápida al mercado de trabajo.

    Durante el anuncio de esta ayuda, Fátima Báñez afirmó que cuenta con todas las comunidades autónomas y organizaciones sociales para esta iniciativa, que se prevé esté incluida en los Presupuestos Generales de 2016. Asimismo, recalcó que el Gobierno prestara una “atención prioritaria” a los parados con programas a favor de jóvenes y parados de larga duración; 30.000 millones cada año para prestaciones y subsidios, y una prórroga permanente del programa «Prepara» para parados larga duración.

     

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Terminamos el domingo con un nuevo repaso a los mejores contenidos que hemos publicado durante …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.