Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Europa pide una nueva generación de empresarias

    El pasado mes de octubre más de 100 empresarias de reconocido prestigio provenientes de diez países de la Unión Europea se reunían en Suecia para formalizar la creación de la “European Network of Female Entrepreneurship Ambassadors”.

    Su objetivo: promocionar el espíritu emprendedor en escuelas, universidades, asociaciones de mujeres, cámaras de comercio, etc. animando a las mujeres del viejo continente a luchar por un sueño empresarial que ya es posible. En MuyPymes te contamos su historia.

    Desde todos los medios de comunicación (y el nuestro no es una excepción) se afirma que la salida de la crisis económica pasa por fomentar el espíritu emprendedor, facilitar la financiación de las ideas innovadoras y promover el uso de las nuevas tecnologías en sinergia con los nuevos negocios.

    Y es que tal y como se recoge en el portal de la Unión Europea dedicada a las pymes, “los emprendedores son actores indispensables para el crecimiento económico y la properidad de Europa”. Sin embargo detrás de esta declaración de intenciones se esconden barreras y obstáculos que, especialmente en el caso de las mujeres, dificultan la gestación y la promoción de dicho espíritu empresarial. En el caso de la mujer, además de las tradicionales barreras de acceso al mundo de los negocios, debe enfrentarse a otras “de género” como son algunos estereotipos todavía presentes en buena parte de las sociedades modernas, la menor confiaza que ciertas instituciones depositan en proyectos liderados por mujeres o mayores dificultades a la hora de poder acceder a la financiación.

    Consecuencia de lo anterior es que según los datos que arrojan los estudios de Eurostat, las mujeres constituyen únicamente un tercio de la comunidad empresarial  y se calcula que en Europa sólo el 8% de las mujeres tienen su propio negocio, frente al 16% de los hombres, que además triplican en número a las mujeres cuando hablamos se trata de tener personal a su cargo.

     

     

    Estos datos se agravan en mercados como el español, y han llamado la atención de la Comisión Europea, que está decidida a luchar por el cambio. En palabras del comisario de Industria Günter Verheugen, “Esto tiene que cambiar. Tenemos que animar a las mujeres a emprender” y añade que “no se trata únicamente de aportar nuevas ideas de negocio a la sociedad europea sino también de potenciar el rol que juega la mujer en nuestra sociedad, en el mundo empresarial”.

    Es verdad que actualmente son varios los países de la Unión que están desarrollando sus propias políticas de fomento del espíritu emprendedor de la mujer, y que en casos como el español casi todas las comunidades autónomas disponen de programas destinados exclusivamente a la mujer empresaria. Sin embargo, y como consecuencia del desarrollo de la Small Business Act, la UE se propone por primera vez como objetivo potenciar el papel de la mujer en el mundo corporativo.

    Programa de embajadoras para las mujeres emprendedoras

    Durante los últimos diez años diversas instituciones de la UE han realizado acciones puntuales, con el objetivo de apoyar a la emprendedora. Las acciones que han tenido un éxito más o menos discreto, adolecían sin embargo de falta de coordinación y de un marco común. Dicho marco común parece haber cristalizado en la nueva inciativa de la UE, la conocida como “European network of Female Entrepreneurship Ambassadors” (que podríamos traducir como Embajadoras de la Red Europea de Mujeres Emprendedoras).

    La constitución de dicha Red que como apuntábamos al principio fue formalizada el pasado mes de octubre en Suecia, propone a sus miembros actuar como mentoras de nuevos proyectos empresariales liderados por mujeres en cualquier país de la Unión. Estas embajadoras demostrarán gracias a su experiencia cómo las mujeres pueden triunfar y alcanzar el éxito profesional en cualquier sector, a pesar de que muchos negocios liderados por mujeres suelen concentrarse en pocos subsectores.

    Su misión por lo tanto es doble: por un lado deberán desarrollar una labor de concienciación y fomento del espíritu empresarial en asociaciones, escuelas, universidades, cámaras de comercio, etc, y por otro se encargarán de asesorar personalmente a las empresas “femeninas” que dan sus primeros pasos. Tal y como comenta Svana Helen Björnsdóttir, una de las nuevas embajadoras que fundó su primera empresa de ingeniería a los 17 años, “las mujeres necesitan saber que todo es posible, incluso en áreas tradicionalmente dominadas por hombres. Las embajadoras vamos a ayudar a las mujeres a visualizar sus sueños, demostrarles que se pueden convertir en realidad”.

    De momento la “primera hornada” de emprendedoras femeninas proviene de países como Dinamarca, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Noruega, Polonia, Eslovaquia y Suecia, y han sido seleccionadas a través de la acción de la Enterprise Europe Network. Desde MuyPymes no podemos más que expresar nuestro deseo que pronto dentro de este grupo también encontremos alguna empresaria española.

    Fuente: Traducido y adaptado del Enterprise&Industry Online Magazine de la Unión Europea

    También te gustará

    negocios-saludables

    La rentabilidad del bienestar: Negocios ‘eco’ y ‘healthy’ hacen caja

    La cesta de la compra la componen productos ‘probióticos’ y se consumen frutas y hortalizas …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.