Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Tiene sentido Ubuntu Edge en la empresa?

    ubuntu-edge

    El anuncio de Ubuntu Edge ha sido una de las noticias tecnológicas que más están dando de lo que hablar en los últimos días. El smartphone (si es que se le puede llamar así) que quiere desarrollar Canonical, empresa responsable del desarrollo de Ubuntu, podría suponer una pequeña revolución dentro del mundo de la portabilidad, creando un verdadero todo en uno en la palma de nuestra mano. Pero vayamos por partes. ¿En qué consiste Ubuntu Edge?

    La esencia de Ubuntu Edge

    Desde hace días, nuestros compañeros de MuyLinux nos están informado sobre todos los pormenores de uno de los proyectos más interesantes dentro del mundo del software libre.

    Tal y como nos cuentan, Ubuntu Edge es un dispositivo de todo en uno. Por un lado tenemos un completo smartphone con una especificaciones técnicas a la altura de los terminales más avanzados: pantalla de 4,5 pulgadas (1280 + 720 p), dos cámaras (8MP y 2MP), 4GB de RAM, un procesador que podría tener hasta 8 núcleos, 128 GB de memoria interna y amplias opciones de conectividad (LTE, NFC, etc.).

    Por otro lado dispone de un puerto miro HDMI que una vez que conectamos el equipo a un monitor externo, inicia nuestro dispositivo en modo escritorio, permitiéndonos trabajar con una distribución Ubuntu completa, de la misma forma que lo haríamos con un portátil o un ordenador de sobremesa.

    En su función como smarphone, Ubuntu nos permite bien disfrutar su propio sistema operativo para móviles (todavía un poco verde), o bien arrancar el dispositivo en modo Android, lo cual lo convierte en un smartphone mucho más interesante, sobre todo en el marco de la empresa. 

    Para el desarrollo de este terminal, Canonical ha optado por el crowdfunding como forma de financiación, con el objetivo final de recaudar 32 millones de dólares y poder entregar los primeros equipos en mayo de 2014. Actualmente se puede apoyar la campaña de crowdfunding y si nuestra apuesta llega a los 675 dólares, podremos disponer de nuestro propio terminal. Se estima no obstante que el precio final del terminal cuando finalmente llegue al mercado, ronde los 800 euros. Un precio que no resulta tan elevado si pensamos por ejemplo que el iPhone de Apple, en su versión de 64 GB, lleva su precio hasta los 869 euros.

    Ubuntu_Edge2

    Ventajas e inconvenientes dentro de la empresa

    Si la empresa ofrece habitualmente a sus empleados un smartphone, parece que al menos desde el punto de vista estrictamente económico e ahorro es evidente. Por 800 euros, el trabajador dispone de un puesto de trabajo completo, tanto en la oficina como en escenarios de movilidad.

    Si además la empresa ya cuenta con las clásicas docking stations, la movilidad incluso dentro de la empresa, puede ser total. Sin que haya necesidad de asignar puestos fijos, el empleado sólo tendrá que conectar su smartphone a cualquier estación de trabajo para poder empezar a trabajar. Su información y sus aplicaciones viajan con él, tanto si está en la empresa como si no lo está.

    Otra de las variables que hemos de considerar es si la empresa puede resultar competitiva en un entorno Linux. En teoría, la combinación entre aplicaciones de escritorio propias de Linux y la apuesta por el cloud computing, debería ser capaz de permitir trabajar a la empresa en casi cualquier escenario. Otro cantar es desde luego lidiar con aplicaciones legacy o con la dependencia de sistemas como exchange, active directory, desarrollos SAP, etc. A nivel técnico puede tener sentido en pequeña empresas y start-ups, o en determinados puestos de trabajo en otro tipo de empresas.

    Porque además uno de los grandes retos que hay que encarar con este y otros dispositivos que vendrán en el futuro es el de la seguridad. La pérdida o el robo de este equipo supone perder toda la información derivada de un puesto de trabajo y no sólo la que solemos almacenar en un smartphone. Si vamos a probar este dispositivo en algunos puestos de trabajo, vamos a tener que invertir mucho en seguridad: tanto en la gestión del back-up, como en aplicaciones de control y acceso remoto.

    Vamos a tener que contar con expertos o formar a los que ya tenemos en áreas como el device management y por otro lado, vamos a tener una dependencia casi total de Canonical en el área de soporte técnico.

    Todas estas razones indican que al menos en una primera fase, si apostamos por un producto como Ubuntu Edge en la empresa, deberíamos hacerlo de forma testimonial, probando en uno o dos puestos de trabajo y esperar por lo menos uno o dos años más para decidirnos a hacer una implantación más amplia.

     

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.