Martes , 28 marzo 2017 Impresion Pyme
  • Cómo empezar 2017 de forma productiva

    productividad-emprendedores

    ¿Cómo ha sido tu 2016? ¿Has conseguido que sea un año productivo? ¿Te has echo con un método de productividad que ha funcionado? ¿Has sabido mantener un estilo de vida que te ha ayudado a cumplir con tus objetivos? Si la respuesta es un rotundo “Sí”, felicidades, lo más sensato es que abandones de inmediato la lectura de este artículo y dejes de procrastinar.

    Si es sólo un “sí a medias”, o te aproximas al “no”, llega el momento de examinar qué ha fallado y dedicarle un ratito a un artículo en el que os damos algunas pinceladas para empezar 2017 de la forma más productiva posible.

    strike

    Escoge tu método de productividad

    Prácticamente todos los meses, un gurú de la productividad nos cuenta en su blog personal que ha encontrado el método perfecto: el que realmente te va a ayudar a ser rápido y efectivo y va a conseguir que te olvides de procrastinar.

    No les hagas caso. El único método productivo que funciona es el que te funciona a ti. No importa si es un complejo sistema GTD, o te vale con un trozo de papel. Si a ti te funciona, empléate a fondo y no lo abandones. ¿Y qué pasa si todavía no has escogido el tuyo? Si te mueves como “pollo sin cabeza” probando programas, métodos, listas y no acabas de conseguir cumplir con tus objetivos… Paciencia.

    En MuyPymes te vamos a proponer dos métodos: uno analógico y el otro digital. Todo lo que tienes que hacer es comprometerte durante al menos tres meses a seguir sus directrices, por mucho que puedas pensar que no es para ti porque lo más importante y tal vez lo más difícil de conseguir, es formar un nuevo hábito.

    Para el método analógico te proponemos que le des una oportunidad a Strikethru. Está basado en Bullet Journal (un método que también puedes probar si te apetece), pero que resulta más sencillo de seguir y requiere menos tiempo de “mantenimiento”. En cuanto al método digital te recomendamos que utilices una aplicación que sea sencilla, que no tenga una curva de aprendizaje suave y que no te obligue a usar un método GTD si no es lo que realmente quieres hacer. Todoist, Wunderlist o Any.Do entran perfectamente en esta categoría.

    hp-elite-x3_hi

    Apuesta por las herramientas adecuadas

    ¿Importa la calidad de las herramientas con las que trabajamos para ser más productivos? Hasta cierto punto. Parece evidente que un iPhone 7 en nuestro bolsillo y un MacBook Pro sobre el escritorio no va a conseguir que automáticamente seamos más productivos que si en cambio, apostamos por un portátil de Windows y un teléfono Android de gama media.

    Sin embargo, sí que es cierto que contar con dispositivos obsoletos, software mal configurado (o directamente pirata) e incluso, equipos con los que realmente no nos sentimos a gusto trabajando, va a impactar directamente en nuestra forma de trabajar. ¿Cuál es nuestra recomendación? Si tenemos presupuesto, el MacBook Pro es por supuesto una buena idea, al igual que estos “Cinco portátiles que compiten de tú a tú con el nuevo MacBook Pro en la empresa”.

    Si nuestro bolsillo no está en cambio para grandes alegrías, marcas como Dell o Toshiba presentan un claro enfoque profesional en el que podemos encontrar equipos de gama media con el que obtendremos buenos resultados. En cualquier caso, gastar un poco más al principio nos va a ayudar a ahorrar a medio plazo. ¿Requisitos mínimos? En nuestra opinión no deberíamos comprar ningún equipo que no ofreciese disco duro SSD, 8 GB de RAM, procesador Intel Core i5, una resolución de pantalla de 1080p y una autonomía por encima de las cinco horas de trabajo ininterrumpido.

    En el caso de terminales móviles, si nuestro flujo de trabajo está fuertemente ligado a la gran empresa y al ecosistema Windows, apostar por un “telefonazo” como el HP Elite X3. Si no tenemos tanto presupuesto, nuestra recomendación pasa por teléfonos Android que tengan una clara orientación empresarial, como pueden ser los terminales Samsung que incluyan Knox 2.0 o cualquiera de los móviles que la nueva BlackBerry está presentando con Android. Por supuesto, el iPhone 7 también sigue siendo un gran opción.

    ¿Y qué hay de los smartwatches? Si es cierto que en su momento dedicamos todo un especial al tema (“Las mejores aplicaciones de productividad para tu smartwatch“) lo cierto es que salvo para perfiles muy concretos, como aquellos profesionales que pasan la mayor parte de su día en reuniones, la compra de un smartwatch no es en estos momentos algo que podamos recomendar.

    De la misma forma, si has optado por un método productivo analógico, disponer de un buen cuaderno (ligero, flexible, agradable) y una herramienta de escritura que lo acompañe (rápida) es clave. Nuestra recomendación en esta área no es otra que el “Moleskine Smart Writing Set”, una solución que no sólo nos permitirá difrutar del papel, sino que además se integra en nuestra vida digital.

    mindfulness

    Disfruta de una vida sana

    En última instancia la productividad está íntimamente ligado con ese “mens sana in corpore sano” que popularizó el poeta romano Juvenal (60-Roma, 128) y que aplicado al siglo XXI implica que descansar bien, alimentarse de forma equilibrada y hacer deporte son algunas de las claves que no podemos dejar pasar por alto si queremos rendir al máximo en nuestra vida personal y profesional.

    Sí, es cierto que podemos cambiar nuestros hábitos por completo y empezar a despertarnos a las cuatro de la mañana, como proponen algunos expertos en hábitos productivos. Pero no nos engañemos, en muchos escenarios no podremos poner en marcha este hábito y por otro lado, sencillamente a la mayoría de las personas no les va a apetecer hacerlo. Lo que sí que podemos hacer en cambio, es entender por qué es bueno madrugar y cómo aprovechar esa hora que le robamos a nuestro sueño. Entender los principios del descanso, y por qué no, aprovechar algo tan español como la siesta para reponer energías son opciones que debemos considerar.

    Si tenemos un poco de tiempo libre antes de desayunar, podríamos dedicarlo a hacer yoga, meditar (minfulness en la nueva jerga empresarial) o sencillamente hacer algo de ejercicio que nos ayude a ponernos en marcha. ¿Y si podemos rescatar media hora más antes de acudir a nuestro centro de trabajo? Dejar la pereza a un lado y seguir alguno de estos ocho consejos que nos van a permitir ser más productivos por la mañana.

    Y nuestra última recomendación: sea como sea tu estilo de vida, no te olvides echar un ojo a nuestras “20 recetas para recargar nuestra energía” en el que explicamos cómo pequeños cambios en la forma en la que comemos pueden ayudarnos a dar el máximo en cualquier momento.

    También te gustará

    imagenweb1

    Tech Marketing 2017: #Be Smart y no te pierdas el evento del año

    Tecnología y Marketing casi siempre van de la mano. Las mejores campañas publicitarias nacen gracias …

    • Luis Gerardo Runge

      Interesante articulo, es cierto que la mejor estrategia es la que funcione para cada caso, a mi me funcionan herramientas como Trello. También hay que tener en cuenta que la curva de productividad comienza a descender de manera exponencial a medida que el día avanza, así que lo mejor es sacarle el máximo partido a las primeras horas. :)

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.