Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Analizamos la nueva BlackBerry Storm 2

    La nueva BlackBerry Storm 2, es el segundo intento de Research in Motion de entrar en el segmento de los smartphones de pantalla táctil, y su segunda aproximación a un mercado de consumo dominado por el momento por el iPhone de Apple y la nueva generación de terminales Android.

    En MuyPymes hemos analizado a fondo un terminal que supera con nota buena parte de las críticas justificadas que se hicieron a la primera Storm, y aunque sigue sin ser un smartphone para todos los públicos, desde luego marca la diferencia.

    Todos recordamos cómo cuando Research in Motion presentó la primera BlackBerry Storm prometiendo revolucionar el mercado, recibió un duro golpe no sólo parte de la prensa especializada, sino también de muchos usuarios que le dieron la espalda.

    Y es que junto a una pantalla que no acababa de funcionar, Storm fue un terminal demasiado limitado en ámbitos como la conectitividad o el pobre rendimiento en la ejecución de aplicaciones. En este análisis os demostramos que RIM ha aprendido de sus errores, y su BlackBerry Storm 2 es un terminal digno de destacar.

    Primeras impresiones

    La primera sensación que tenemos cuando desempaquetamos la nueva Storm 2 es que estamos casi ante el mismo terminal que a tantos había defraudado el año pasado. Estéticamente casi idéntica, no descubre las muchas mejoras que promete hasta que encendemos el terminal.

    Como suele ser habitual en los terminales de RIM, BlackBerry OS tarda lo suyo en cargar (aproximadamente un minuto) pero cuando terminal de hacerlo descubrimos la primera de las positivas sorpresas.

    SurePress la tecnología a través de la cual RIM nos invitaba a literalmente pulsar sobre la pantalla ha mejorado considerablemente. Tanto, que mientras que una de las principales críticas que recibió Storm fue precisamente la poca precisión de la pantalla (sobre todo al trabajar con el teclado completo) descubrimos en Storm 2 una pulsación fluida, bastante precisa y a la que enseguida nos acostumbramos; auqnue es bastante probable que los adictos del correo electrónico sigan echando de menos un teclado físico.

    Sobre todo porque aunque Surepress, como comentábamos, ha mejorado mucho, trabajar con el teclado completo sigue siendo algo lento y poco preciso si lo comparamos con la experiencia que puede proporcionarnos cualquiera de los terminales de la línea Bold. El punto positivo es, sin embargo, que al incluir nada menos que cuatro puntos de control, SurePress nos proporciona una pantalla multitouch con lo que podemos llevar a cabo combinaciones de teclas y atajos e teclado.

    En el campo de las mejoras de hardware, apreciamos también con agrado la inclusión de conexión Wi-Fi, un sistema operativo mucho más fluido (gracias a que se ha aumentado la memoria hasta los 256 MB) y una mayor capacidad para almacenar datos, (2 GB ampliables hasta los 16 con tarjetas de memoria MicroSD).

    En el lado del debe sin embargo seguimos lamentando que el navegador no se haya adaptado a las características de un terminal táctil, por lo que estamos seguros que muchos usuarios apostarán por instalar en seguida un mucho más versátil como Opera Mini.
     

    Mucho más que diseño
    Como comentábamos en la introducción, Research In Motion ha apostado por mantener un diseño muy similar al empleado en Storm. De hecho, las dimensiones son exactamente las mismas, así como el peso del teléfono (158 gramos). Sin embargo no todo se ha mantenido exactamente igual, y por ejemplo frente a los bordes plateados que presentaba Storm, su sucesora apuesta por el acero mate.
    En los laterales encontramos además de las clásicas teclas para aumentar o disminuir el volumen del terminal, dos teclas de acceso directo. La primera, situada junto a los controladores de volumen, conecta con el disparador de la cámara mientras que la segunda, situada en el lateral izquierdo nos permite introducir comandos por voz, sustituyendo de esta forma las clásicas teclas de acceso directo presentes en la mayoría de los smartphones de RIM.
     

    También en el lateral izquierdo encontramos una entrada de datos Micro USB (también utilizada para cargar la batería), así como la conexión de audio a través de una entrada Jack de 3,5 mm. En la parte trasera del terminal RIM ha dispuesto la lente de una cámara de 3,2 MP con auto-focus flash LED.
    La mayoría de parabienes de este nuevo terminal los encontramos en su renovada pantalla LCD de 3.25 pulgadas, y en cómo la marca canadiense ha conseguido que una tecnología como Surepress funcione realmente bien. Al margen de la precisión a la que nos  referíamos antes, queremos destacar el buen rendimiento que ofrece su tecnología multitouch, permitiéndonos entre otras cosas realizar el famoso copy and paste que tanto tiempo tardó Apple en integrar en su iPhone.
    Siguiendo con las mejoras experimentadas por Surepress, comentar que para la Storm 2, todos los botones de control del dispositivo han adoptado esta tecnología, de forma que salvo en los laterales, ninguna parte del terminal se eleva un sólo milímetro sobre la pantalla.
    En cuanto al manejo del teclado, afirmábamos en nuestra introducción que aunque ha mejorado, sigue siendo mejorable. Storm 2, nos ofrece tres configuraciones de teclado diferentes: el teclado reducido (similar a cualquier otro terminal móvil), el completo (idéntico al presente en cualquier BlackBerry) y el Suretype (una combinación de los dos anteriores en el cual cada tecla representa dos caracteres).
    Gracias a su acelerómetro, podemos trabajar con el teclado completo en modo apaisado, pudiendo de esta forma escribir con más soltura, pero aún así no conseguiremos evitar que en más de una ocasión pulsemos más de un tecla a la vez. RIM ha intentado mejorar este aspecto gracias a un reforzado sistema de texto predictivo que realmente funciona muy bien, pero del que seguimos teniendo dudas que convenza a los amantes del correo electrónico.
     

    BlackBerry OS deslumbra

    RIM ha sabido escuchar a sus usuarios después del lanzamiento, un tanto infructuoso de su primera Storm y es que algo tan baladí como una conexión Wi-Fi no se incluía en la Storm orginal, lo cual era un error imperdonable si Research In Motion quería orientar el producto al mercado de consumo.

    Por otro lado, aunque el terminal ha mejorado en términos de memoria y fluidez con la que se ejecutan las aplicaciones, donde realmente se ha puesto toda la carne en el asador es en el nuevo BlackBerry OS 5.0, un sistema operativo que por primera vez sí es capaz de explotar toda la potencia de una pantalla multitouch.

    En este sentido, queremos destacar el gran trabajo que se ha hecho por mejorar su capacidad multimedia y acercar el producto a un mercado menos profesional. De hecho, no sólo la calidad de su cámara fotográfica (y de vídeo) es más que aceptable, sino que incluso como reproductor multimedia merece destacar un trabajo que se asemeja (salvando obviamente las distancias) a lo que podemos encontrar en un iPhone.

     

    En este mismo campo, queremos destacar el buen trabajo de su aplicación de escritorio, “BlackBerry Desktop Manager” que se integra perfectamente con nuestras listas de reproducción de iTunes.

    Storm 2 incluye también su propio navegador GPS/A-GPS, integrado en su aplicación de mapas BlackBerry Maps. Aunque la aplicación ha mejorado con respecto a la que podemos encontrar en otros terminales de la compañía, sigue siendo un tanto frustrante su experiencia de uso. En nuestras pruebas hemos comprobado cómo tarda una media de cinco minutos en localizar los satélites, y una vez conseguida la conexión no hemos obtenido una navegación precisamente satisfactoria.

    Como no podía ser de otra forma, el verdadero rey de este smartphone es su fantástica gestión de nuestro correo electrónico. Por defecto, podemos manejar hasta 10 cuentas POP3/IMAP, integrando además un visor para todo tipo de archivos adjuntos que creemos que, a día de hoy, no tiene rival. En esta misma área y como ya sucede en casi todos los terminales de RIM, Storm 2 nos ofrece soporte para Microsoft Exchange, IBM Lotus Domino y Novell.

    Además de su visor de datos adjuntos, el terminal nos ofrece de forma gratuita la suite ofimática Documents To Go, con la cual podremos trabajar sobre los principales formatos de Microsoft. Evidentemente nadie espera crear un documento desde cero, pero si que podremos corregir datos y editar documentos de forma sencilla.  De esta forma, visualizar una presentación en PowerPoint, o trabajar con ese archivo de Excel que nos acaban de enviar a última hora se convierte en un juego de niños.

     

    Otra cosa que nos ha gustado es el soporte que ofrece para varios protocolos de mensajería instantánea. Ya no tenemos que limitarnos a utilizar el viejo y conocido BlackBerry Messenger, sino que el terminal incluye por defecto acceso directo a las redes de mensajería más populares, como Windows Live, Yahoo Messenger, Google Talk, etc. Como complemento, también nos ofrece por defecto acceso a algunas de las aplicaciones que pueden resultar más populares en un terminal de consumo, como Flickr, MySpace o Facebook.

    En nuestra opinión el principal punto flaco de BlackBerry OS 5.0 lo encontramos una vez más en su navegador. Aunque ya anunciamos que RIM está desarrollando su propio navegador basado en Webkit, no podemos sino sorprendernos una vez más de que Reseach In Motion no haya pensado en incluir un navegador que esté a la altura del que ofrecen otras compañías.

    Por último, no queremos dejar pasar por alto App World, la tienda de aplicaciones de BlackBerry, un apartado en el que creemos que RIM ha puesto los mimbres adecuados, pero a la que todavía le queda mucho margen de mejora. Su diseño, elegante e intuitivo recuerda en muchos aspectos a la App Store de Apple, superando sin embargo a ésta en la forma en la que gestionamos las aplicaciones.

    Creemos que es un servicio que tiene un tremendo potencial, y un futuro brillante por delante, pero también echamos en falta muchas aplicaciones que están presentes para iPhone OS o Android. Y no hablamos de juegos o de aplicaciones de entretenimiento, sino de aplicaciones que realmente pueden ser útiles para la empresa. Es cierto que la calidad de las que ya hay es en términos generales, bastante notable, pero repetimos: es un apartado en el que se puede progresar mucho más.

     

    Rendimiento

    El rendimiento general del terminal ha mejorado bastante con respecto a su hermano menor, y por ejemplo en un apartado clave como la conectitividad 3G, Storm 2 ofrece tiempos de respuesta y de descarga de datos más que notable.

    En este sentido, al margen de la gestión del correo electrónico (insuperable), la media de carga de una página compleja se sitúa entorno a los 20 segundos. Si tenemos en cuenta que con el supuesto 3G que muchos fabricantes ofrecen en sus smartphones, los tiempos de espera pueden superar ampliamente el minuto, podemos hacernos una idea cómo se ha mejorado en este aspecto.

    No es evidentemente un tiempo que pueda competir con el iPhone, con el Palm Pre, o con los HTC basados en Android más avanzados, pero tampoco es algo que se le exige. Una BlackBerry es sobre todo, una herramienta de trabajo, más que un dispositivo para navegar.

    El procesador del terminal es el mismo que ya se utilizaba en Storm (528 MHz Qualcomm) pero como hemos indicado anteriormente, el hecho que se haya aumentado su memoria (256 MB), conseguimos una sensación de más fluidez en todo el entorno, pudiendo manejar varias aplicaciones a la vez sin que Storm 2 apenas lo note.

    No obstante, donde realmente se nota el gran rendimiento de este smartphone en en la larga duración de su batería, que nos permite nada menos que 6 horas de conversación y 11 días en modo stanby, dejando muy lejos a la mayoría de sus rivales en este campo.

     

    Conclusiones

    Storm 2 es probablemente uno de los smartphones más bonitos y competitivos del mercado. No sólo su diseño es espectacular, sino que por primera vez, su rendimiento y sus prestaciones, van en consonancia, algo que no veíamos en Storm.

    Si algo podemos reprochar a RIM es que no creemos que sea éste el terminal que le va a permitir entrar en el mercado de consumo. Aunque ha mejorado mucho en este campo, cualquier terminal basado en Android sin ir más lejos, ofrece prestaciones más atractivas para este mercado.

    Por otro lado, no estamos del todo seguros que vaya a convencer a los usuarios más intensivos de BlackBerry, aunque desde luego estamos ante un producto llamado a marcar la diferencia, abriendo un nicho hasta ahora muy cerrado a todo un nuevo grupo de usuarios.

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.