Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Analizamos el nuevo BlackBerry Presenter

    Presentar nuestra empresa a un nuevo cliente, presentar nuestras ideas a nuestros compañeros de trabajo, presentar los resultados del último ejercicio… presentar, presentar, presentar. Este es el verbo más utilizado por los hombres y mujeres de negocio de todo el mundo.

    Por este motivo, el BlackBerry Presenter ha sido una de las  sorpresas más agradables de los últimos meses. De tamaño reducido, nos permite llevar nuestros PowerPoints en el bolsillo y dejarnos el portátil en casa. Lo analizamos en exclusiva.

    ¿Está muriendo el portátil en el terreno de la movilidad? ¿Llegará un momento en que bastará con tener un smartphone o un tablet para satisfacer todas las necesidades del usuario profesional? 

    El nuevo Presenter cabe en la palma de una mano y conectado a nuestra BlackBerry, permite conectar nuestro smartphone favorito con cualquier proyector o televisor del mercado, permitiéndonos de esta forma, llevar con nosotros todas nuestras presentaciones sin tener que acarrear con las molestias (ni el peso) de un ordenador portátil.

    Presenter no sólo es tan pequeño (8,6 cm x 6,1 cm) que puede llevarse con facilidad en cualquier bolsillo de nuestra chaqueta, sino que además es bonito. Su carcasa metálica y estilizada recuerda a primera vista el exitoso diseño unibody de los MacBook Pro de Apple. En la parte superior, el logo de BlackBerry sobre un fondo negro glossy, dota a este gadget de una pátina de elegancia propia de la mayoría de los dispositivos diseñados por Research In Motion.

    La parte trasera está reservada a la conectitividad del dispositivo, y es ahí donde encontramos tres puertos: VGA, S-Video y un micro USB. Además también se incluye un pequeño interruptor con el que podemos cambiar de NTSC a PAL dependiendo de la región en la que nos encontremos. En este apartado echamos de menos algunas opciones más avanzadas, como por ejemplo conexión HDMI (o al menos DVI) o incluso una sencilla salida de audio, elemento presente en muchas presentaciones.

    Presentaciones en la palma de la mano

    Si nos hemos decidido por adquirir este dispositivo, lo primero que tendremos que hacer es hacernos con la aplicación apropiada para poder utilizarlo. La aplicación, que también se llama BlackBerry Presenter, puede descargarse de forma gratuita desde la BlackBerry App World. Una vez instalada, sólo nos queda conectar nuestro smartphone a través del puerto micro USB de Presenter por un lado, y el televisor o proyector por la salida (VGA/S-Video) por el otro.

    Al iniciar la aplicación, Presenter se encargará de “emparejar” ambos dispositivos, de forma muy similar a lo que sería una conexión Bluetooth clásica, ya que deberemos introducir un código de cuatro cifras para asegurar la conexión.  Una vez introducido el código Presenter ajustará la resolución de forma automática en función del dispositivo detectado.

     


    Esta es una de las características que más nos han gustado, ya que no hace falta recordaros los problemas y “dolores de cabeza” que solemos “sufrir” cada vez que intentamos conectar un portátil a un proyector hasta que lo configuramos correctamente. Después de ajustar la resolución, lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre Present, momento en el que accederemos a un menú que contendrá las presentaciones almacenadas en nuestro terminal y en breves segundos… ¡ya podemos comenzar a hablar!

    Rendimiento de Presenter

    El rendimiento de Presenter es a nuestro pesar, un tanto irregular. De hecho si optamos por realizar nuestras presentaciones con este dispositivo, nuestra recomendación es prepararnos a conciencia unos minutos antes. El motivo es que Presenter no es capaz de “leer” directamente las presentaciones que se encuentran almacenadas en nuestro smartphone, sino que precisa de realizar una copia de la elegida y almacenarla en su caché. 

    Este proceso puede tomar hasta un minuto por cada dos megas de datos, por lo que si nuestra presentación es extensa más nos vale tener una buena introducción preparada.

    Si aún así optamos por no esperar, tenemos que tener en cuenta que la transición entre diapositivos se puede demorar hasta los siete segundos. Afortunadamente, si hemos podido preparar nuestra presentación con cierta antelación conseguiremos transiciones inmediatas, de la misma forma que las conseguiríamos con nuestro ordenador.

    A la hora de presentar

    Todos los “problemas” que hemos sufrido antes desaparecen a la hora de presentar. Una vez cargada por completo la presentación, podemos desconectar el cable micro USB y, emparejado en modo Blutooth movernos libremente por la sala como si tuviésemos en nuestras manos un mando a distancia (nuestra BlackBerry).

    A diferencia de un mando a distancia convencional, en nuestra BlackBerry no sólo tendremos los controles del pase de diapositivas, sino que podremos acceder a una previsualización de las diapositivas, notas asociadas a las mismas (que pueden o no, mostrarse en pantalla) e incluso podemos marcar el número de la diapositiva que nos interesa para realizar saltos rápidos sin tener que pasar por todas las anteriores.

    Conclusiones

    ¿Merece la pena optar por BlackBerry Presenter? Teniendo en cuenta que cuesta 149 euros, tenemos que reconocer que es como para pensárselo. Por un lado, se trata de un dispositivo realmente pequeño que elimina la necesidad de llevar con nosotros un netbook o un portátil, pero que, a diferencia de un picoproyector no elimina la necesidad de contar con una fuente de iluminación (televisor, proyector, etc).

    Nos ha gustado mucho la forma en la que podemos controlar todo el proceso de la presentación, superando con mucho a los clásicos mandos diseñados para PowerPoint, pero el hecho de que tengamos que esperar tanto para que se cargue la misma en memoria nos ha parecido un tanto decepcionante. Por otro lado, creemos que no hubiese hecho ningún daño incluir una conexión HDMI o DVI y el hecho de que no tenga salida de audio resta cierta presencia a alguno de nuestros documentos.

    Sin embargo, si somos usuarios que estamos siempre en movimiento y realizamos un gran número de presentaciones a lo largo del mes, es cierto que puede ser un dispositivo que se rentabiliza pronto, ya que agradeceremos no tener que cargar con todo el peso de un ordenador, batería, cables, etc. En definitiva se trata de un buen dispositivo, pero con un amplio margen de mejora. Esperemos que los chicos de RIM nos muestren una buena segunda versión.

     

     

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.