Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Sabes qué tipo de hosting necesita tu web?

    Hosting compartido, servidores virtualizados, servidores dedicados… cuando una empresa quiere lanzar su web corporativa o su tienda on-line se “enfrenta” a una pléyade de opciones y productos diferentes entre los que no siempre resulta sencillo elegir. Para ayudar a las empresas a decidirse por la opción que mejor se ajusta a sus necesidades, hemos elaborado una pequeña guía en la que os mostramos las características de los siete tipos de hosting más populares que podemos contratar.

    Shared Hosting

    El shared hosting o hosting compartido es el más habitual, la puerta de entrada para la gran mayoría de las empresas que dan el salto a la Red. En este tipo de hosting, un servidor es compartido de decenas o centenares de clientes que comparten la misma máquina. Este tipo de producto es el más económico, ya que cuanto más clientes albergue un servidor, más económico le resulta a la empresa de servicios ofrecernos el hosting.

    Aunque en ningún caso podremos administrar el servidor en el que estamos alojados, sí que tendremos acceso a controlar cualquier aspecto de nuestra web.

    Hosting dedicado

    A diferencia del Shared Hosting, el hosting dedicado implica que la empresa de servicios nos garantiza un servidor exclusivo en el que almacenar nuestra página web y los servicios/aplicaciones que queramos gestionar en ese servidor. Es decir, en el hosting dedicado, todos los recursos de un servidor se ponen a nuestro servicio, sin compartir la máquina con ningún otro cliente.

    Este tipo de producto suele ser contratado por las empresas que prevén recibir una gran cantidad de tráfico, o bien por aquellas que necesitan mantener una aplicación que exige una gran parte de la potencia o recursos de un servidor, como pueden ser aquellas que por ejemplo necesitan realizar streaming de vídeo.

    hosting2

    Virtual Private Server Hosting

    Virtualizar se ha convertdo en una de las palabras clave en los últimos años y los proveedores de hosting no han permanecido inmunes. En este sentido, cada vez son más las empresas que ofrecen a sus clientes hosting “en la nube” o “cloud hosting”.  

    El hosting virtual combina lo mejor de los “dos mundos”, ofreciendo además características adicionales. Por un lado se nos proporciona todas las características de un hosting dedicado (aunque realmente no lo es, ya que al virtualizar la máquina estamos compartiendo el servidor con otros clientes) y por otro, nos ofrece los precios reducidos que podemos encontrar en el Shared Hosting.

    Además nos proporciona un sistema escalable, de modo que por ejemplo, podemos solicitar más recursos del servidor en momentos puntuales (por ejemplo si tenemos que retransmitir un evento), para después volver a una configuración más básica, todo en función de nuestras necesidades.

    Managed Web Hosting

    El Managed Web Hosting supone un paso más dentro del muundo de los servidores dedicados. Normalmente cuando trabajamos con un servidor dedicado necesitamos tener conocimientos previos en monitorización y mantenimiento. Para ayudarnos en esta tarea, la oferta “Managed” suele incluir servicios y herramientas adicionales que nos van a ayudar a monitorizar aspectos como la seguridad, el balanceo de carga y en general, la administración de todo el sistema.

    Housing

    En determinadas ocasiones, la soluciones estándar que ofrece una empresa de hosting, pueden no cumplir con los requisitos y exigencias de un cliente. En estos casos,  suele ofrecerse al cliente la posibilidad de que compre su propio servidor, manteniéndolo en la empresa proveedora de servicios.

    Es decir, compramosel servidor que mejor se adapta a nuestras necesidades y lo que alquilamos es un espacio en la empresa de hosting donde ese servidor se va albergar, así como servicios asociados a su mantenimiento. Es una opción cada vez menos utilizada por las empresas y que tiene una escasísima incidencia en el mundo de las pymes.

    Reseller Web Hosting

    Si estamos pensando en montar nuestra propia empresa de Hosting pero no sabemos muy bien cómo empezar, una buena opción pasa por comvertirnos en revendedores de Hosting. Es decir, llegamos a un acuerdo con una gran empresa de hosting para comercializar parte del “espacio” que tiene disponible en sus servidores utilizando nuestra marca.

    Hosting gratuito

    Si no tenemos recursos para contratar una solución de hosting de pago, siempre podemos acudir a algunas empresas que ofrecen hosting gratuito. Es una opción que aunque de alguna forma funciona, resulta bastante desaconsejable para las empresas que quieran dar el salto a Internet. El hosting gratuito da una imagen de poca profesionalidad y desde luego, nuestra reputación on-line no puede sino empeorar si nos decantamos por esta opción.

     

    También te gustará

    comunicaciones_unificadas_estudio

    Participa en nuestro estudio “El futuro de las comunicaciones unificadas”

    Las comunicaciones unificadas se han convertido en toda una revolución para muchas empresas. Simplificar la …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.