Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Algunos elementos esenciales a tener en cuenta si trabajas con un socio

    socios

    Tener un socio es grato cuando se trata de compartir el trabajo duro, pero una vez que una empresa está en funcionamiento, puede ser complicado determinar quién debe hacer qué, que no debe hacer quien y quién toma las decisiones. Repartir tareas es importante para evitar duplicar el esfuerzo y trabajar con mayor eficacia. “Hay que observar la experiencia, la fuerza y estilo de cada socio y aplicar todo ello a las necesidades de la empresa”, dice Joni Fedders, presidente de Aileron.

    La flexibilidad es la clave, incluso cuando las tareas están bien definidas. A veces es mejor no establecer una línea de separación por el bien de la empresa. Por ejemplo, los socios deben estar preparados para trabajar cuando sea necesario, sin importar si la tarea en cuestión les corresponde o no. “A veces nuestros derechos se basan en la función, pero a veces es la relación lo que importa, y ambos tienen que saber que está bien o no para dar el paso cuando se le presenten situaciones similares”.

    Puede haber momentos en que los fundadores lleguen a un callejón sin salida en una tarea que nadie quiere abordar. Fedders sugiere un sistema de rotación, es decir, “uno lo toma este año, el otro el año que viene”. Fedders sugiere que si tu socio y tu no podéis poneros de acuerdo para compartir los trabajos que menos gustan, considerad pedir una ayuda externa.

    A pesar de que las descripciones de los puestos puedan parecer obvias, Fedders asegura, que es una buena idea aclarar oficialmente las responsabilidades individuales que tienen todos los involucrados, especialmente los que tienen un cargo superior. En lugar de decir: “¿es la venta tu responsabilidad o responsabilidad mía? es mejor profundizar y preguntar si esa persona también es responsable de la estructura de venta, la indemnización y la adquisición de nuevos clientes.

    También es esencial comunicarse regularmente, no sólo para pedir las cuentas, si no para ver que visión tiene cada uno de los socios de las tareas que se están llevando a cabo. En una empresa en expansión las cargas de trabajo individuales pueden volverse más difícil de lo que parece.

    Un elemento común de las asociaciones con éxito, es que están basadas en valores fundamentales compartidos acerca de la empresa y una convicción común de sus triunfos. Y es que, si tienes que pasar el tiempo pensando en lo que tu socio hace o tener disputas sobre quién está haciendo qué, nunca vas a tener un negocio”.

    Definitivamente, sí, trabajar con un socio es sinónimo de tener que plantarle cara a cientos de desafíos. Si se trata de dividir las responsabilidades, comprometiéndose a un ritmo marcado o trazar otras estrategias, la toma de decisiones es sin duda la parte superior de la lista. “La toma de decisiones se vuelve más lenta, obviamente, en una sociedad, porque ahora tienes a alguien más que tiene que ejecutar la decisión”, afirma Fedders. “Eso complica las cosas, porque todos tenemos diferentes perspectivas, diferentes expectativas y estilos diferentes.”

    Al explicitar los que se debe y no se debe manejar a la hora de determinar ciertas responsabilidades, puede ser útil para los socios crear un marco de valores y principios fundamentales. “Cuanto más se pueda aclarar todo, mejor “, dice Fedders.

    Algunos ejemplos de preguntas pueden ser:

    • ¿Cuáles son nuestras metas y objetivos?
    • ¿Cuál es nuestro plan estratégico?
    • ¿Cómo definimos nuestros valores?
    • ¿Cuál es la cultura de nuestra empresa?
    • ¿Cómo esperamos que sean las conductas a la hora de trabajar?

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.