Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • The Working Dead: cómo combatir a los zombies de tu empresa

    working_dead

    working_dead

    ¿Se parece tu empresa a un capítulo de “The Walking Dead”? ¿Vives rodeado de compañeros amables y comprensivos o por el contrario son zombies peligrosos, capaces de contagiar a cualquier recién llegado? ¿Cómo son los empleados más tóxicos que tienen que soportar las empresas? Y lo mas importante…¿Cómo podemos combatir a esos zombies que se cuelan en cualquier proceso de selección?  En Attask  han creado una increíble infografía en la que se nos muestran los peligros de tener una empresa “plagada de zombies”, haciéndolo por supuesto, con un grandísimo sentido del humor y como homenaje a una de las series televisivas más populares de los últimos años.

    infectado

    Nuevo infectado

    Es uno de los zombies más peligrosos porque ni ellos mismos, ni los que los rodean, conocen la infección. Este tipo de zombies ya sufre los primeros problemas, pero o no lo sabe, o no lo quiere saber. En el ámbito de una organización hasta un 13% de trabajadores puede considerarse como nuevos infectados y se les reconoce porque tienden a mentir para no reconocer que han cometido un error, o no han entregado un proyecto a tiempo.

    Rasgos identificativos:

    • Risas nerviosas
    • Mirada cargada de preocupación / imagen general de estar sobrepasado
    • Falta de comunicación

    Cómo combatirlos

    • Asignarle un gestor de tareas o de proyectos y mostrarle cómo funciona de forma efectiva y útil para su trabajo.
    • Mantener una charla informal para intentar comprender qué es lo que está pasando.

    arrastrando

    Arrastrando los pies

    Es un tipo de trabajador que necesita una vigilancia constante. Sin recordarle siempre lo que tiene que hacer y cómo tiene que hacerlo, su falta de respuesta puede dar como resultado errores de tremendas dimensiones, o bien acabar en una serie de tareas caóticas de las que no es capaz de salir. Como consecuencia, aumentan sus niveles de frutración que arrastra consigo hacia el trabajo de los demás.

    Rasgos identificativos

    • Superiores poco satisfechos con la calidad del trabajo que entrega.
    • Un gran número de tareas importantes se quedan en el limbo, sin completar.
    • Pero a la vez, parece estar constantemente ocupado.

    Cómo combatirlos

    • Introducirle a una solución de gestión de proyectos avanzada.
    • Llamada de atención seria, que le ayuda a focalizar lo que es importante.

    horda

    La horda

    Además de los zombies “individuales” que encontrarás en tu empresa, también encontrarás muchos otros que se mueven en grupo, en auténticas hordas de individuos.  Son zombies que nunca cuestionan la carga de trabajo o el objetivo que tienen que cumplir, que aceptar las órdenes ciegamente y se encargar de procesar cualquier petición que aterriza sobre su mesa, sin identificar cuáles son prioritarias, cuáles pueden esperar o a cuáles hay que decir que no.  Pase lo que pase en la empresa, siguen avanzando, sin preocuparse por nada más que la última tarea que ha llegado a su mesa.

    Rasgos identificativos

    • Emiten suspiros un tanto depresivos.
    • Miradas vacías y un tanto perdidas.
    • Generalmente hacen muchas horas extra.
    • No saben decir que NO a nada.

    Cómo combatirlos

    • Introducir software que calcula el tiempo que empleamos en cada tarea.
    • Formación continua sobre cómo se miden los procesos.
    • Charlas de motivación e incentivos para mejorar.

    individualista

    El individualista

    Este zombie es capaz de romper el engranaje de tu equipo de trabajo, afirmando que se puede hacer lo mismo pero de una forma más rápida y eficiente. Curiosamente los “métodos” que emplea en nombre de esa eficiencia se demuestra en contra de los principios que afirma defender, minando los recursos de tu equipo. A la vez es capaz de contagiar a otros miembros del equipo para adquirir una nueva actitud que acaba por deshacer lo bueno que había en el equipo inicial.

    Rasgos identificativos

    • Se lanza a completar proyectos que no tienen una aprobación previa
    • Tienen siempre un cierto aire de culpabilidad.
    • Añade trabajo innecesario en la lista de tareas de los demás.

    Cómo combatirlos

    • Reforzando las reglas y los procesos que deben seguirse a la hora de encarar nuevos proyectos.

    aullador

    El aullador

    A este zombie le encanta hacerse notar. Presume sobre la supuesta calidad de su trabajo y hace ver que está constantemente ocupado, poniendo en copia siempre a sus superiores, saltándose siemrpe a los medios intermedios si le parece oportuno.

    Rasgos identificativos

    • Suelen acaparar recursos estratégicos en los proyectos clave
    • Escriben o llaman personalmente a sus superiores saltándose todos los procesos y la “cadena de mando”.
    • Encabezan proyectos que no siempre se alinean con los objetivos de la empresa y sí muchas veces, con sus objetivos personales.

    Cómo combatirlos

    • Estableciendo procesos más racionales en los que se justifique el uso de recursos y el desarrollo de proyectos.

    astuto

    El astuto

    Este zombie es uno de los más listos que puedes encontrar en tu empresa. Sin que muchas veces tenga por completo la culpa, salta de un proyecto a otro, debido al parecer también lo hacen las prioridades de la empresa. Da la sensación de estar bajo un gran estrés por el número de proyectos y prioridades que debe gestionar, pero en realidad se las arregla para no hacer nada en absoluto. Cuando sospecha que está empezando a ser detectado, hace lo posible para cambiar de trabajo.

    Rasgos identificativos

    • Baja productividad.
    • Avisa que deja un proyecto o un trabajo de un día para otro, sin dar demasiadas explicaciones.
    • Tiene siempre trabajo pendiente o atrasado que impide que los proyectos avancen.

    Cómo combatirlo

    • Estableciendo rutinas en las que siempre esté muy claro cuál es la prioridad en cada momento.
    • Diseñar un ambiente de trabajo libre de distracciones

    atleta

    El atleta

    Este zombie es capaz de disfrazar su carga de trabajo bajo una enorme cantidad de e-mails y reuniones innecesarias. Cuanto más trabajo hay, más reuniones es capaz de organizar y a más miembros de la empresa involcura, de moda que no haya una forma racional de avanzar en ningún frente.

    Rasgos identificativos

    • Se pasa el día tecleando y enviando una cantidad de e-mails desproporcionada
    • Agota y crea ansiedad en el resto de los miembros de la empresa
    • Hablar con él resulta agotador

    Cómo combatirlo

    • Limitando el uso del correo electrónico y los programas de mensajería instantánea
    • Consiguiendo que todos los procesos y proyectos activos sean visibles para los miembros de un equipo de trabajo.

     

    .

     

     

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.