Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Business Cards: del papel a la Red

     ¿Son las tarjetas de visita un elemento del pasado? Sería exagerado decir que son una “herramienta” en peligro de existinción, pero lo cierto es que cada día nacen nuevos servicios y formas en las que crear y compartir nuestras business cards de forma virtual.

    En Mashable están convencidos de que acudir a las reuniones con varias tarjetas de visita en el bolsillo es, entre otras cosas, una forma de desaprovechar un recurso tan escaso y necesario como el papel, y nos proponen seis interesantes alternativas.

    1. Internet Móvil

    Aunque parezca mentira, existen redes sociales cuya única función es la de compartir tarjetas de visita. Uno de los mejores ejemplos lo constituye MiNameIsE.

    Básicamente, esta red nos permite agregar todos nuestros perfiles on-line (redes sociales a las que pertenecemos, datos de contacto, e-mail, etc) en una tarjeta de visita virtual, optimizada para su visualización en teléfonos y dispositivos móviles. En este sentido, una vez que realizamos un contacto, lo único que tenemos que hacer es realizar una sencilla búsqueda en esta red social, y su resultado quedará almacenado en nuestro teléfono para su posterior consulta. Aunque es una buena idea, sólo funciona si las dos personas están dadas de alta en la red social, con lo cual necesita una gran base de usuarios para que sea una herramienta efectiva.

     

     

    2. Correo electrónico

    ¿No estás cansado de mandar tus datos de contacto una y otra vez por e-mail? ¿Por qué no dejas que tu teléfono lo haga por tí? Existen almenos un par de servicios que combinan la facilidad de mandar un mensaje de texto con el poder de mandar un e-mail con nuestros datos de contacto.

    Dropcard:

    Dropcard es probablemente la forma más sencilla y rápida de intercambiar tarjetas de visita. Lo primero que tenemos que hacer, como en cualquier otro servicio on-line, es crear un perfil con los datos que nos interesa compatir. En este aspecto, el servicio nos permite crear un perfil con nuestros datos para familiares, amigos, etc. y otro profesional con datos sobre nosotros y nuestra empresa.

    A partir de ese momento, cada vez que realicemos un nuevo contacto, lo único que tenemos que hacer es enviar un mensaje de texto a Dropcard, en el que incluimos el correo electrónico de la persona a la que queremos mandar nuestros datos. Una vez que el servicio recibe el mensaje, se encarga automáticamente de “escribir” un correo electrónico a la persona que nos interesa, con los datos que hemos querido facilitar en nuestro perfil. Lo mejor de todo es que es un servicio gratuito, en el caso de que realicemos menos de cinco “contactos” mensuales. Si realizamos más, disponemos de una “tarifa plana” por 9 dólares al mes.

     

     

    WeaveMet

    WeaveMet es un servicio muy parecido a Dropcard. Nos permite enviar la información tanto por correo electrónico como por mensajes de texto. La principal diferencia con el anterior es que podemos completar nuestra información con una pequeña nota personal (como por ejemplo, para refrescar la memoria de nuestro contacto sobre el sitio en el que nos hemos conocido).


    3. iPhone

    Existen muchas aplicaciones diseñadas para el iPhone que nos permiten intercambiar de forma sencilla nuestras “business cards”. Una de las más populares es beamME una utilidad que nos facilita la creación de nuestra propia vCard y nos ofrece la posibilidad de enviarla por mail, teléfono o incluso en Twitter a través de un mensaje directo a la persona que nos interesa.

    4. Redes Sociales

    Las redes sociales no son únicamente el fenómeno de una temporada ni una moda pasajera, sino que han llegado para quedarse y perdurar, y pocos dudan ya que constituyen no ya el futuro, sino el presente de la comunicación interpersonal.

    Mientras que en los servicios que hemos descrito hasta ahora solamente podemos incluir algunos datos más o menos básicos, en las redes sociales profesionales podemos crear un completo perfil de nosotros mismos. De hecho, la tendencia actual apunta a incluir nuestro usuario de redes sociales en nuestras tarjetas de visita. Desde un punto de vista profesional, las redes más uitlizadas son LinkedIn y Xing.

     

     

    5. Nuestro perfil en Google

    Quizás no todo el mundo sepa que podemos crearnos un perfil en Google. Hacerlo es tan sencillo como registrarnos en cualquiera de sus servicios y después introducir nuestros datos biográfios, personales y profesionales en la ventana “Mi cuenta” que se nos mostrará en la página principal de Google una vez nos hayamos registrado. 

    La principal ventaja de crear un perfil completo en Google es que pasaremos a aparecer en los resultados de búsqueda, por lo que nuestros datos de contacto estarán disponibles para todo el mundo que los necesite.

    6. Twitter

    Una de las principales ventajas es la facilidad con la que podemos comunicarnos con otras personas. Sin embargo, al ser mensajes reducidos a 140 caracteres, no solemos podemos comunicar todo lo que necesitamos decir sin utilizar más de un mensaje. Aplicaciones como twtbizcard nos facilitan esta tarea al permitirnos enviar a las personas interesadas nuestros datos de contacto a través de una completa vcard en la que podemos incluso incluir nuestra fotografía.

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.