Martes , 6 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Nuestras primeras 12 acciones de marketing

    Un año da para mucho, sobre todo en el mundo del marketing on-line donde es importante saber crearse una marca y ser reconocidos como actores relevantes en el sector en el que nos movemos.

    Para ello, nada mejor que consultar el completo reportaje que a continuación os ofrecemos, en el que os detallamos cuáles son, para nosotros, las doce primeras acciones de marketing on-line que podemos llevar a cabo para ser cada vez más conocidos en la red de redes.

    1. Elegir un nombre

    El primero y probablemente más importante de los pasos. El nombre que elijamos para nuestra Startup va a condicionar toda nuestra estrategia de marketing, por lo que no hemos de elegirlo a la ligera.

    Siempre decimos que el nombre ha de ser corto, fácil de recordar y que tenga cierta sonoridad que permita ser recordado por los demás. Una vez hemos elegido el nombre de nuestra Startup deberemos registrarlo en Internet. No importa si aún no hemos desarrollado nuestra web, es importante registrar nuestro dominio cuanto antes. 

    2. Desarrollo de nuestra web

    En un primer momento no hace falta que desarrollemos una web excesivamente complicada, de diseño vanguardista. Lo importante es, en cambio, tener presencia en Internet desde el momento que damos nuestros primeros pasos.

    La web es un organismo vivo, en constante evolución, por lo que no pasa nada si empezamos con un diseño simple, aunque no sea llamativo (siempre que esté bien estructurado). Tendremos tiempo más adelante para ir introduciendo mejoras e ir cambiando plantillas, iconos, navegación, etc.

    Sin embargo, y aunque tengamos conocimientos de HTML y de sieño Web, a la larga siempre resulta conveniente contar con un gestor de contenidos, que puede ser algo tan sencillo como WordPress o algo más sofisticado como Joomla, Drupal, o uno propietario proporcionado por nuestro servidor de hosting.

     

     

    3. Enlazar nuestra web

    Una vez que hemos terminado nuestro primer diseño web, lo más importante es conseguir que otras páginas nos enlacen. Los enlaces que apuntan a nuestra web es uno de los parámetros más importantes que toma Google a la hora de valorar su importancia.

    Para empezar, podemos pedir a todos nuestros conocidos que dispongan de web propia que nos enlacen (ya les devolveremos el favor en otra ocasión) y a continuación hacer visible la dirección de nuestra web en todos los soportes visibles que disponga nuestra empresa.

    4. Abrir nuestra cuenta en Twitter

    Independientemente del valor que otorguemos a Twitter como herramienta de marketing es importante registrar nuestra propia cuenta, de esta forma nos aseguremos que somos nosotros los que tenemos el control (como fuente autorizada) sobre lo que se dice de nuestra empresa en esta red social.

    Si además queremos aprovechar nuestra cuenta para realizar acciones de marketing, seguro que nuestros usuarios nos los agradecerán, y lo que es más importante, conseguiremos aumentar nuestra presencia en la Red.

     

     

    5.Diseño del logo corporativo

    Aunque en MuyPymes publicamos hace unos meses un completo reportaje sobre todo lo que necesitamos saber para diseñar nuestro propio logo corporativo, reconocemos que no es una tareas sencilla para aquéllos que no tengan conocimientos mínimos de diseño gráfico.

    En este sentido cada vez existen más empresas (también startups) que entre los servicios que ofrecen se encuentra el del diseño del logo y nuestra imagen corporativa.

    6. Suscripción por e-mail

    Son muchas las startups que presenta su web antes de tener un producto listo, o incluso en fase beta para que pueda ser probado por el público. En este caso lo que suelen hacer es situar en el centro de su web un formulario en el que ofrecen la posibilidad de recibir información sobre el progreso del proyecto, y ser “alertados” cuando finalmente nuestro servicio vea la luz.

    Es en definitiva, una forma muy fácil y efectiva de mantener a nuestra audicencia “enganchada” desde el primer minuto.


     

    7. Nuestro perfil en Facebook

    De la misma forma que hemos abierto una cuenta en Twitter, es recomendable disponer de nuestra propio espacio personal en Facebook. Puede que en un primer momento no tengamos demasiado que aportar a esta red social, pero es importante tener presencia en los principales canales de marketing on-line ya desde las primeras etapas de nuestro proyecto.

    Como dice el viejo refrán castellano “un grano no hace granero, pero ayuda al compañero” y es que todas nuestras acciones suponen pequeños pasos hacia el objetivo final, que no es otro que ganar en visibilidad y ser reconocidos como marca.

    8. Montar un blog

    Estamos seguros de que después de haber leído el punto número 4 y el número 7, este punto no os habrá cogido desprevenidos. No vamos en este punto a desglosar las virtudes de un blog corporativos (ya lo hemos hecho en otros artículos). 

    Lo que sí vamos a recomendar es que si decidimos desarrollar nuestro blog lo hagamos bajo nuestro propio dominio corporativo. Es decir, la dirección de nuestro blog debería ser algo similar a lo siguiente: http://www.nombredenuestraempresa/blog

     

     

    9. Google Alerts

    Google Alerts es la forma más sencilla que conocemos para comenzar a monitorizar nuestra marca. Las alertas de Google a través de Google News y Google Blos recogen todo lo que se dice en la Red de nosotros (tanto en los medios como en los blogs) y nos lo envía con la periodicidad que le especifiquemos a nuestro buzón de e-mail.

    Más tarde podremos probar con otros servicios “más sofisticados” de monitorización de nuestra reputación on-line pero sin duda, este es un buen comienzo.

    10. Actualiza tu perfil en LinkedIn

    O crea uno, si todavía no lo has hecho. Como red social profesional, LinkedIn puede ser nuestra puerta de encuentro a nuevas oportunidades de negocio, reclutamiento de profesionales para nuestra empresa, colaboración y sinergias… etc.

    11. Tarjetas de visita

    Como en los puntos anteriores, podemos empezar creando tarjetas de visita sencillas en las que se incluyan nuestros datos de contacto más básicos. Es importante sin embargo que incluyamos no sólo nuestra web, sino las redes sociales en las que nos hemos dado de alta. Más adelante podemos optar por tarjetas más atrevidas o incluso de diseño. 

    12. Medir nuestras estadísticas

    Si hemos cumplido con todos (o almenos con la mayoría) de los puntos anteriores, llega el momento de realizar una primera evaluación del trabajo desarrollado: conocer cuáles son nuestros puntos fuertes, dónde podemos mejorar, en qué partes realmente no hemos acertado. Para ello, nada mejor que contar con un servicio de análisis estadístico como por ejemplo el que ofrece gratuitamente Google a través de sus Analytics.

    Entre otras cosas podremos medir no sólo las visitas que recibimos a diario, sino cuáles son los términos de búsqueda que más se emplean para encontrarnos, de qué forma estamos creciendo, cuál es el contenido más popular de nuestra página, etc.

     

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.