Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Disección de la creatividad: nueve rasgos únicos

    En MuyPymes hemos abordado en alguna ocasión la importancia de la creatividad en nuestra estrategia de marketing y de comunicación. Creatividad que si bien por un lado resulta innata en muchas personas, también se puede cultivar.

    Esto nos lleva a las siguientes preguntas: ¿Qué características comparten las personas creativas? ¿Qué rasgos diferencian a una persona “normal” de otra altamente creativa? Y lo más importante, ¿qué podemos aprender de estos rasgos?

    Los rasgos que a continuación presentamos como propios de las personas creativas no se encuentran exclusivamente en éstas, ni tienen por qué forzosamente compartir todos y cada uno de ellos. Sí consideramos sin embargo que son una buena muestra de lo que una persona creativa es, independientemente de su profesión.

    Cuando afirmamos “independientemente de su profesión” nos referimos que si bien lo normal es encontrar un alto porcentaje de personas creativas en profesiones como marketing, comunicación, diseño, etc., podemos encontrar en este tipo de cualidades en cualquier otra profesión. Estos rasgos son:

    Valor

    Las personas creativas tienen el valor necesario para probar e intentar cosas nuevas, sabiendo que hay muchas posibilidades de fracaso. Normalmente detrás de cada gran éxito hay una etapa de pequeños o grandes fracasos que finalmente han cristalizado es una buena idea, que acaba por funcionar.

    Esto no quiere decir que tengamos que lanzarnos de cabeza ante la primera idea que se cruce en nuestro camino, sin una buena reflexión previa y un plan B en caso de que las cosas no funcionen bien.

    Intuición

    De la misma forma que el pensamiento lógico, el pensamieto intutitivo es una gran fuente de ideas. A veces podemos leer decenas de libros que nos explican cómo realizar un determinado proyecto, un diseño, etc. y sin embargo dentro de nosotros algo nos dice que hemos de fiarnos de nuestro instinto, nadar a contracorriente. Muchas de esas veces, estaremos en lo cierto.

     

     

    Diversión

    Normalmente las personas creativas disfrutan de su trabajo. Y aunque no dejan de considerarlo como tal, (deadlines, gestión seria de los proyectos, responsabilidad, objetivos que cumplir, etc.) sienten que están en el mejor tiempo y en el mejor lugar, realizando lo que realmente les gusta.

    No es que todo trabajo creativo sea “jauja” pero es complicado exprimir nuestra creatividad si nos movemos en un ambiente en el que no nos sentimos cómodos, si el trabajo nos parece aburrido o no encontramos nuestra fuente de motivación.

    Expresivos

    Pocas veces consideran su trabajo como una parcela estrictamente privada, apartada de “miradas ajenas”. Más bien al contrario, el creativo es una persona muy comunicativa, deseosa de compartir con los demás sus ideas, sus proyectos. Sabe escuchar (aunque luego puede que no haga caso) y valora la opinón de los demás. Suele decirse que el blog es el mejor arma del creativo, pues puede dar rienda suelta a todo lo que se le pasa por la cabeza, exponer sus trabajos, etc.


     

    Orden en el caos

    ¿Alguien conoce una persona que sea a la vez tremendamente creativa y muy ordenada? Personalmente no conozco a nadie así. Más bien el desorden parece ser uno de los “efectos secundarios” de la creatividad. Ojo, se trata de un desorden que únicamente es percibido como tal por el espectador externo. Para el creativo todo tiene un lugar bien preciso. Encuentra su orden particular en el caos de su espacio de trabajo.

    Este principio suele aplicarse no sólo a una idea material, sino también a cómo se ordenan las ideas. Donde los demás ven sólo confusión, el creativo es capaz de descubrir cuál es el hilo conductor que lleva a un significado concreto.

    Motivados por un proyecto

    La máxima motivación para una persona creativa no se encuentra casi nunca en factores externos. Aunque evidentemente factores como el dinero o las condiciones de trabajo influyen en la motivación de cualquier persona, el creativo suele encontrar su mayor “inspiración” en la naturaleza misma del trabajo que le ha sido encomendado.

    Encuentran soluciones

    Otra de las fuentes de motivación del creativo es ser capaz de responder a los desafíos que se le plantean. Les encanta ser “puestos a prueba”, tener la posibilidad de superarse continuamente. No se trata de pasar el día resolviendo “enigmas históricos” pero sí por ejemplo aprendiendo nuevas formas de realizar de una forma más eficaz las mismas cosas, descubriendo el trabajo de otras personas y adaptándolo, encontrando de vez en cuando resortes ocultos que nunca se habían planteado antes, etc.

    Nuevos enfoques

    Otra de las características que más llaman la atención en su capacidad para reciclar viejas ideas, transformándolas en ideas innovadoras. El ejemplo más claro que tenemos en España el de Chupachups. Lo único que se hizo es unir un caramelo (vieja idea) y un palo (vieja idea). El resultado, un nuevo caramelo que ha inundado los mercados de todo el mundo.

    Más allá de los límites

    Los seres humanos somos muy dados a imponernos nuestras propias limitaciones. Afortunadamente hay algunas personas cuya máxima diversión es romper precisamente con estas “fronteras artificiales”. El ejemplo más claro lo tenemos en Internet. Hasta hace unos años nadie pensaba que además de un medio de comunicación podía ser también una forma de ganar dinero. Nadie se planteaba que Internet era un canal de negocios. Hoy en día, nadie se plantea otra cosa.

    También te gustará

    microinfluencer

    Microinfluencers: el nuevo y cuestionable objetivo de las marcas

    Youtubers, bloggers y estrellas de Instagram. Desde hace unos años la palabra “influencer” se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.