Lunes , 26 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • Te arreglo las tuberías…a cambio de sexo

    sexoUn reciente escándalo sexual ha sacudido a la opinión pública francesa. Y es que al parecer, un nutrido grupo de autónomos (fontaneros, electricistas, técnicos, etc.) estarían ofreciendo sus servicios profesionales a cambio de sexo.

    Según la información publicada en elmundo.es, este grupo de “profesionales” ofrecen sus peculiares “servicios” en páginas de anuncios clasificados, amparándose en un vacío legal de la legislación francesa que sólo penaliza la prostitución en caso de se pague monetariamente a cambio de sexo.

    “Hombre intercambia pequeños trabajos domésticos por grandes mimos”. Esta insólita propuesta pudo verse durante unos días en un portal francés de anuncios clasificados. Esto que no pasaría de ser una simple anécdota, se ha convertido en todo un escándalo en Francia cuando “Le Parisien”, diario galo de reconocido prestigio, informó que no se trata ni mucho menos de un caso aislado.

    Como en muchos temas, la omnipresente crisis parece estar detrás de todo este asunto. Serge, autónomo francés de 62 años y uno de los protagonistas de esta historia, cuenta al diario francés lo sucedido.

    “Yo había puesto un anuncio en el que me ofrecía para labores remuneradas de bricolaje. Un día, recibí el e-mail de una dama de 52 años que me preguntaba si podía pagarme con sexo. Acepté y he repetido en varias ocasiones”.

    Como comentamos, el caso de Serge no es ni mucho menos el único. Eric, otro de los “profesionales” que han accedido a contar su historia al rotativo parisino, explica con todo lujo de detalles sus dos encuentros.

    “La primera buscaba un pretexto para una aventura. La segunda era una señora de 51 años que vivía sola, realmente necesitaba hacer esas reparaciones y no tenía dinero para pagarlas”.

    Al margen de lo curioso del caso, el gran debate que se vive ahora en Francia es si estas prácticas podrían considerarse como prostitución (lo cual estaría penado) o si simplemente se trata de un acuerdo sexual entre adultos. El caso es que debido al hecho de que las “clientas”  no pagan dinero, sino sólo “en especie”, la legislación vigente no persigue estas prácticas. Por su parte los portales de anuncios por palabras están haciendo lo posible por filtrar estos anuncios, aunque esta tarea no siempre resulta sencilla.

    También te gustará

    pago-seguro

    Mejora el proceso de pago con estas cinco claves

    El proceso de pago se lleva a cabo una vez que el usuario se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.