Viernes , 9 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Una oficina que quita el hipo: el espacio de trabajo como cultura

    oficina2

    Seamos francos. Hay oficinas y OFICINAS. Hay oficinas en las que las mesas se amontan casi las unas sobre las otras y hay oficinas de amplios ventanales, colores vivos y un atmósfera de la que nos cuesta escapar. Hay oficinas en las que tras unas horas nos empieza a doler la cabeza y otras que nunca querríamos tener que abandonar. En casos extremos, hay oficinas que no pasarían una inspección de sanidad y oficinas que casi parecen más un parque temático en el que no se va a trabajar.

    Parece claro que un espacio deprimente en nada nos va a beneficiar pero…¿Qué ocurre en el segundo caso? ¿De verdad tiene sentido apostar por oficinas de diseño en las que todo son comodidades para el trabajador? ¿Existe una relación directa entre el espacio laboral y la productividad del trabajador?

    Si hacemos caso del estudio llevado a cabo por la American Society of Interior Designers y que se recoge en The Next Web, el 31% de los trabajadores que se sienten cómodos en su espacio de trabajo, están más satisfechos con su propia experiencia laboral, son más productivos y más felices. Y no sólo, una oficina bien diseñada también es un factor de peso a la hora de aceptar una oferta laboral. Ahora bien, no es necesario que invirtamos el dinero que no tenemos para crear una oficina similar a la que Google ofrece a sus empleados. Basta que sigamos algunos consejos básicos.

    Espacios de trabajo basados en actividades

    Una oficina tiene que estar íntimamente relacionada con el trabajo y las actividades que se realizan en su interior. No son solo espacios de trabajo, sino espacios en que las personas suelen pasar más de un tercio de su día a día. Es por eso que muchos centros habilitan espacios en los que los empleados pueden hacer llamadas personales, salas que favorecen la socialización y el contacto entre los distintos equipos y lugares que permiten que el empleado pueda desconectar durante unos minutos (terrazas, jardines…)

    Mesas de trabajo a nuestra medida

    No todos somos altos, no todos somos bajos… ¿Por qué entonces el mobiliario de oficina es estándar? ¿Por qué no se ajusta a nuestras necesidades? Cada vez más empresas optan por ofrecer no sólo sillas, sino mesas que son ajustables en altura, inclinación, etc. Y es que la ergonomía se ha convertido en una de las prioridades para las empresas que quieren bajar las tasas de absentismo laboral.

    Materiales poco convenciones

    Los mismos muebles en miles de oficinas. Las mismas mesas, los mismos paneles de pladur… una oficina que llama la atención es una oficina con personalidad. Y a veces conseguir esa personalidad distintiva, pasa por algo tan sencillo como por apostar por otro tipo de materiales.

    Optimizar el ambiente

    Distintos departamento de una misma empresa pueden requerir distintas condiciones “ambientales”. Mientras que un espacio abierto, con paredes blanca y grandes mesas puede ser lo idea para un equipo creativo, un equipo de ingenieros o de programadores puede preferir en un espacio más aislado en el que poder refugiarse con su música y sin distracciones.

    Mientras, el equipo de ventas puede necesitar un espacio high tech, adaptado a la videoconferencia y a decenas de teléfonos sonando, otros pueden ser espacios mucho más íntimos.

    Una oficina para atraer el talento

    Una oficina creativa, bien diseñada, siempre ha sido una de las armas que han utilizado agencias de publicidad y de diseño para atraer y retener talento profesional.

    Es una práctica que en los últimos diez años han incorporado las grandes empresas tecnológicas y que poco a poco ha ido trasladándose a otros sectores de actividad.

    Cambia de sitio

    Avanza el día y cada empleado sabe dónde se encuentra su puesto de trabajo, del que no se moverá a menos que tenga que ir a una reunión o realizar una visita. Y si es un equipo que se mantiene en el tiempo sabrá a qué hora su compañero toma té, a qué hora llama a su mujer y qué es lo que le gusta hacer tras revisar su correo electrónico.

    Se crean rutinas que tienden hacia la inacción. En cambio, si cada cuatrimestre o un par de veces al año se cambia al personal de sitio, se fomenta la creatividad. Se ponen en contacto personas que apenas solían hablar, surgen nuevas ideas y se crea durante unas semanas un ambiente de novedad que impulsa la productividad.

    Menos es más

    La simplicidad debería de ser el eje central sobre el que gire toda la oficina. No hace falta invertir demasiado dinero. Una marca fuerte no necesita de elementos accesorios.

    Más allá de lo obvio

    Muchas veces tendemos a medir todo en términos de productividad, cuando hay otra serie de factores que hay que tener en cuenta y que juegan un papel decisivo en el éxito de la empresa. Las empresas más avanzadas en este terreno consiguen que trabajar para ellas no sólo sea un trabajo, sino todo un estilo de vida, una forma de pensar y de alinearse junto a los objetivos que persigue la empresa.

    Investigar

    Una oficina que funciona en este terreno no sólo es la que ofrece lo que quieren los empleados, sino lo que está demostrado que funciona. A veces tener sillas ergonómicas va a ser mucho más importante para el empleado que ofrecer un futbolín y una mesa de ping-pong.

     

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.