Viernes , 2 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 errores que cometen las startups más jóvenes

    10 errores que cometen las startups más jóvenes

    ¿Estás trabajando en una startup? Si es así, odio tener que decir esto, pero hay muchas probabilidades que fracase. De hecho, investigaciones recientes muestran que el 75% de las startups fracasan (datos basados en un estudio hecho entre 2000 startups que recibieron financiación de capital riesgo entre 2004 y 2010). Las probabilidades que tu seas el próximo Brin, Zuckerberg, Systrom, Karp o Fake, son más bien bajas.

    Pero por muy duro que parezca, no dejes que estas estadísticas te desanimen. Algunas startups están destinadas al fracaso. Quizá el equipo está trabajando en un producto que realmente no es ni tan fantástico ni tan útil, o están haciendo frente a muchos problemas a la vez. O tal vez, los cofundadores tienen una mala relación que impide el crecimiento de la compañía.

    Sea cual sea el “error fatal” de tu empresa, probablemente podrás evitar el gran fracaso con algunos consejos de personas que ya hayan pasado por las etapas iniciales de una startup. Estás de suerte, emprendedor con poco tiempo y recursos, ya que hemos reunido algunos consejos de varios profesionales para ayudar a evitar algunos de los errores más comunes cometidos por startups jóvenes. Echa un vistazo a los siguientes consejos que llegan de la mano de fundadores, directores generales e inversores.

    1. Olvida la simplicidad

    “Construir un producto es como hacer una maleta: hay que planear qué cosas piensas que necesitarás. Entonces, hay que quitar la mitad”Jonathan Wegener, Fundador de Timehop y ExitStrategy.

    “Los fundadores jóvenes tienden a complicar demasiado las cosas, ya sea a la hora de estructurar los acuerdos de asociación, la financiación, los contratos de arrendamiento, etc. Esto no es ser creativo; hazlo sencillo, siguiendo las normas y siendo transparente para que todo el mundo esté en la misma página” Jay Levy, cofundador de Zelkova Ventures y Uproot Wines.

    2. Esperar demasiado tiempo para lanzar

    “El error más grande que veo, es que las empresas esperan demasiado tiempo para lanzar el producto. Muchas startups construyen más de lo que realmente necesitan, cosa que se comprueba en retrospectiva. Da igual si tu producto funciona o no funciona, si miras atrás verás que realmente sólo necesitabas construir una pequeña parte de las cosas que ya estaban hechas. La mayoría de funciones, opciones, botones, ajustes , etc no son cruciales para fracasar o tener éxito, y para una startup en fase inicial, eso significa una pérdida de tiempo – podrías haber hecho 10 veces más con ese tiempo y recursos”Jonathan Wegener, Fundador de Timehop y ExitStrategy.

    “No subestimes la importancia del Diseño Mínimo Viable. Tu primer producto, probablemente será un poco feo, y eso está bien – es algo que forma parte de llegar al mercado de forma rápida y probar cómo funciona tu idea delante de clientes. Pero no hay que subestimar la importancia de alcanzar un umbral básico de “esto pinta bien (y de confianza).” En mi primera empresa, a la gente le gustaba nuestro producto, pero nos daba vergüenza  compartirlo porque el diseño y la presentación eran un poco pobres. Cuando lanzamos The Muse, el resultado fue todo lo contrario – casi el 25% de las personas que visitaron nuestro portal lo compartieron con alguien a través de las redes sociales”Kathryn Minshew, Fundador/CEO, The Muse.

    3. Contratar humildemente

    “Asegúrate que las nuevas contrataciones entienden tu ritmo de innovación. Sois pequeños y ágiles, lo que significa que tenéis una alta tasa de innovación y crecimiento, y con eso viene el trabajo! Muchas veces, ese trabajo va más allá de la descripción del puesto. En una compañía pequeña, los empleados necesitan llevar diferentes sombreros, y necesitan estar preparados para eso. Si no sabes gestionar esas expectativas, estarás gestionando problemas con los empleados durante 6 meses. Lo que consumirá tiempo, y el tiempo es oro para un CEO nuevo” Kellee Khalil, Fundador/CEO, Lover.ly.

    “Hace poco alguien me dijo: Cada vez que hablo con alguien que aún no trabaja para mí, estoy evaluando si debería intentar contratarlo. Si es alguien a quien quieres contratar mañana o alguien con quien te gustaría trabajar en cinco años dependerá de vuestra compañía, pero todo emprendedor debería estar reclutando a todas hora”Ally Downey, Cofundadora, WeeSpring.

    “Algunos emprendedores creen que es un lujo tener alguien a cargo de la contabilidad, las finanzas, u otras funciones de apoyo, pero es importante no tener miedo a gastar recursos desde el principio en temas de eficacia administrativa. Si no tienes a alguien que haga eso por ti, terminarás gastando todo tu tiempo en cosas que no son esenciales para el crecimiento de la empresa”Matt Salzberg, Fundador y CEO, Blue Apron.

    4. No adoptar la agilidad

    “Si te sentaras a escribir una lista de pros y contras comparando tu startup con tu competencia corporativa, seguramente la lista de ventajas será desalentadora. Pero a tu favor deberías buscar palabras como “ágil”, “flexible”, “rápido” y “que fluye libre”. Muchos emprendedores enfocan sus startups como intentos de ganar la Super Bowl, con pasos muy definidos que conducen a un objetivo único, final y preconcebido. Esto no acaba de funcionar para una startup. Si bien es importante tener metas y una visión clara, para sobrevivir y prosperar tendrás que mantener una mente abierta y ser lo suficientemente ágil para seguir el camino allá donde os lleve”Jeff Jackel, CEO, BuzzMob.

    5. Proteger la “Gran Idea”

    “¿Cuantos emprendedores empiezan sus discursos comentando lo cauteloso que es su proyecto, seguido de un discurso de 10 páginas vacío de contenido? Yo soy el primer culpable, tiempo atrás. Para los jóvenes emprendedores, especialmente los fundadores no técnicos como yo, parece que lo único que tenemos es esa “gran idea”, y queremos protegerla como un bebé indefenso. También queremos creer que nadie más ahí fuera ha pensado en nuestra pequeña joya. Lo primero, sea cual sea tu idea, es convencerte que alguien ha pensado en lo mismo antes. En segundo lugar, una idea no es en absoluto un negocio … es todo lo que viene a continuación lo que hace que suceda un negocio. La ejecución. Y nadie más lo ejecutará de la misma forma que tú. En tercer lugar, necesitarás ayuda y orientación de personas con más conocimientos que tú y que hayan estado en tu lugar, así que ponte cómodo para empezar a compartir tu “gran idea”Jeff Jackel, CEO, BuzzMob.

    6. Perder el enfoque

    “Creo que muchas startups tienen problemas para centrarse. Como emprendedor, hay muchas cosas en marcha a tu alrededor. Tienes muchas decisiones que tomar, y todo tiene que ir a un ritmo rápido. Ser capaz de centrarse en algo – tu producto, tu público, tu estrategia – es algo crítico desde el día 1. Está claro que a medida que avanzas, tienes que ir adaptándote. Pero recuerda aferrarte a esa idea durante todo el camino”Alexa von Tobel, Fundadora / CEO, LearnVest.

    Una cosa que aprendí construyendo Grand St. es el valor de ser capaz de centrarse en algo. Intentar acabar pocas cosas cada semana significa hacer un trabajo excelente en todas ellas, mientras que intentar hacer 27 cosas acaba siendo trabajo mediocre o incompleto. Lo mismo sirve para el producto en sí – hay una gran lista de cosas que le queremos añadir, pero mantener una experiencia simple y ordenada nos permite centrarnos en lo que el usuario realmente quiere”Amanda Peyton, Cofundadora Grand St.

    7. Asumir la viralidad

    “Muchos fundadores nuevos piensan, “Si construyo algo, vendrán hacia mí”. Tengo algo que deciros: no vendrán y no serás uno de esos fenómenos de viralidad. Los servicios no se vuelven virales de una forma espontánea. Dedica cierto tiempo a pensar cómo y porqué la gente va a descubrir y compartir lo que estás construyendo”Jeremy Fisher, CEO, Days and Wander.

    8. Obsesionarse con la financiación

    “Creo que una gran cantidad de startups jóvenes asumen que la recaudación de fondos no es sólo un componente necesario de la gestión de una empresa, sino un marcador importante de éxito. Nosotros pasamos 6 meses recaudando fondos, y tuvimos que parar, porque al final nos dimos cuenta que ya estábamos haciendo suficiente dinero para mantener y hacer crecer el negocio en nuestros propios términos. Al final, eso era un indicador de éxito mucho mayor que cerrar una ronda de financiación. Si tu negocio genera dinero, estarás mejor sin recaudar fondos, y si lo acabas haciendo, mantén el control y la propiedad de tu negocio. Y si no generáis dinero (o tenéis planes sólidos sobre cómo lo hará), tal vez tenéis mayores problemas a los que hacer frente antes de ir a por los inversores”Claire Mazur, Cofundadora Of a Kind.

    9. Perseguir inversores en lugar de amigos de inversores  

    “Un error común entre las startups cuando tratan de conocer inversores es, contrariamente a la intuición, centrarse demasiado en crear red con inversores reales. La mejor manera de conseguir un encuentro con un inversor de riesgo no es persiguiéndolo, sino que es mejor que te presenten de parte de un fundador con el que el inversor ya participe. Hazte amigo de emprendedores que ya estén financiados por alguien. Todo fundador te dirá que aceptarán reuniones con el 100% de las compañías que estén recomendadas por los fundadores que ya conocen. No gastes toda tu energía mandando emails y en LinkedIn, dedícate a conocer a los fundadores que han sido financiados y a ganartelos, porque su sello de aprobación es uno de los puntos más valiosos para un inversionista”Sam Teller, Managing Director, Launchpad LA.

    10. Insistir en algo

    “Muchos fundadores nuevos tienden a optimizar demasiado cada una de sus decisiones, lo que dificulta poder seguir adelante con algo. Una de las lecciones más importantes que hemos aprendido en mi equipo es que a veces el mejor camino a seguir es el de hacer una llamada y seguir adelante. Como compañía joven, nada es perfecto, pero si crees en una idea o estrategia, sólo necesitas seguir hacia adelante, y gestionar la logística y los riesgos sobre la marcha”Matt Salzberg, Fundador y CEO, Blue Apron.

    También te gustará

    vibboes

    Vibbo abre espacios físicos para garantizar la seguridad de las compras

    Incrementar la seguridad de la compraventa de artículos de segunda mano. Es lo que ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.