Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Las mejores películas para la motivación emprendedora

    Las mejores películas para la motivación emprendedora

    El cine y la lectura contienen grandes lecciones de las que tienen mucho que aprender los cientos de emprendedores que cada día intentan sortear los obstáculos de la crisis. Cada uno de ellos tiene un mensaje, aunque es cierto que hay películas y libros que tienen enseñanzas más claras que otros. Recientemente os recomendamos algunos libros bastante interesantes, hoy queremos hacer un repaso por algunas de las mejores películas de los últimos tiempos que pueden ayudar mucho a todos los que estén empezando, o los que ya lo hayan hecho, el duro camino del emprendimiento.

    1. La lista de Schindler (1993). Uno de los grandes clásicos del cine, esta película está basada en la verdadera historia de Oscar Schindler, un hombre de negocios alemán que salvó las vidas de más de un millar de judíos polacos refugiados durante el Holocausto al emplearlos en sus fábricas. Schindler les dio trabajo y una oportunidad para escapar de los horrores del nazismo. Una verdadera fuente de inspiración con mensaje verdaderamente conmovedores.

    2. La Red Social (2010). Más allá de contar la historia algo novelada de Facebook y Mark Zuckerberg, lo importante es conocer la historia de cómo se constituye y nace una típica ‘startup’ tecnológica en Estados Unidos desde las aulas de una Universidad como la de Harvard.

    3. Los Piratas de Silicon Valley (1999). Gran película para todos aquellos que quieran conocer la historia de dos de las grandes empresas de todos los tiempos: Apple y Microsoft. Basada en la novela de Paul Freiberger y Michael Swaine, narra la rivalidad apasionante entre ambas compañías en los años 70 y hasta la mitad de los años 80.

    4. El Padrino (1972). Basada en la novela homónima, la primera parte relata la vida de Vito Corleone, jefe de una de las familias más poderosas de la mafia italiana en Nueva York en los años 40. Muestra el ‘American Dream’ vivido desde el punto de vista de los inmigrantes llegados a Estados Unidos. Todos los directivos del mundo deberían verla y hacérsela ver a todos sus comerciales. Posiblemente Vito Corleone sea el mejor negociador de la historia del cine.

    5. En busca de la felicidad (2006). Protagonizada por Will Smith, esta quizás sea el mayor ejemplo del afán de superación que podemos encontrar en el cine. Muestra la lucha de su protagonista desde la indigencia, y es un claro ejemplo de superación personal en positivo.

    6. Slumdog Millionaire (2008). Está basada en la novela titulada ‘¿Quiere ser millonario?’ Esta película irradia optimismo vital. Cualquier cosa que uno desee es posible si se tiene el tesón y el optimismo necesarios para intentar lograrlo.

    7. Jerry Maguire (1996). El personaje interpretado por Tom Cruise utiliza como valor personal y diferencial la lucha por humanizar su trabajo y trabajar con el foco puesto en sus clientes.

    8. Wall Street (1987). Dirigida por Oliver Stone, Bud Fox (Charlie Sheen) es un joven broker que intenta abrirse camino en Wall Street. Durante el día trabaja en una empresa y en sus ratos libres intenta conocer a uno de los grandes magnates de las inversiones a quién admira: Gordon Gekko (Michael Douglas). Éste decide contratarle como agente y descubre que en este mundo todo es dinero, lujos y diversión, pero pronto se da cuenta que su admirado Gordon Gekko es un hombre sin escrúpulos al que únicamente le importa el dinero y que es capaz de hacer todo lo posible para conseguir su objetivo.

    9. Ciudadano Kane (1941). Fue la ópera prima de Orson Wells. Charles Foster Kane (Orson Welles) se crió a sí mismo y tuvo éxito desde cero, iniciando su carrera emprendedora como dueño de un periódico local y después construyendo un imperio de medios. Una gran figura que después se postula como gobernador y vive en una mansión llamada Xanadu. Kane muere diciendo la enigmática palabra “rosebud”.

    10. Qué bello es vivir (1946). Dirigida por Frank Capra, el argumento empieza con el día de Nochebuena, cuando el tío de Bailey pierde todo su dinero camino al banco. El dinero es descubierto por un banquero millonario quien lo esconde, poniendo en riesgo el negocio de Bailey. En un giro de eventos, Bailey es visitado por su ángel guardián, Clarence, quien le enseña que la vida es maravillosa con o sin dinero. Al final, los vecinos de Bailey lo apoyan y el negocio sigue. Lo que extraemos de la película: Cuando las cosas se pongan difíciles, no te rindas.

    11. Cocktail (1988). El aspirante a ejecutivo de negocios, Brian Flanagan (Tom Cruise) se convierte en dueño de un bar, mientras se gradúa en negocios. Su jefe, Doug Coughlin, le enseña todo para saber llevar un bar y a la vez Flanagan sueña con tener su propio bar de cocteles. Para financiar su plan, Flanagan se muda a Jamaica para atender un bar en un hotel. Coughlin se enfrenta a tiempos difíciles tras perder su dinero en la Bolsa. Usando su propio dinero, Flanagan abre su bar, llamado Flanagan Cocktails & Dreams. Aunque puede ser una opción inteligente aprender de un mentor en la industria, debes elegir a tus socios sabiamente.

    12. Chocolat (2000). Rocher y su hija llegan a un pequeño pueblo francés en 1960 y abren una boutique de chocolate. Al principio, la gente del pueblo está escéptica sobre Rocher, pero ella consigue ganárselos con su pasión y exquisitos chocolates. Rocher es un excelente ejemplo de un propietario de una tienda en un pueblo pequeño. Sus clientes se convierten en su familia y sus productos crean los consumidores leales que cualquier emprendedor desea.

    También te gustará

    vibboes

    Vibbo abre espacios físicos para garantizar la seguridad de las compras

    Incrementar la seguridad de la compraventa de artículos de segunda mano. Es lo que ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.