Miércoles , 7 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 pasos para convertirte en un emprendedor online

    10 pasos para convertirte en un emprendedor online

    Con la crisis, son muchos los parados que se deciden a emprender y uno de los medios para hacerlo es Internet. Buscar un nicho de mercado, escoger un dominio con “gancho” o elegir un buen partner logístico son algunas de las claves para triunfar. Así lo revela Mercado Actual, el portal de comercio electrónico especializado en la comercialización de productos y servicios a través de Internet, quien ha emitido hoy un listado con los 10 pasos básicos  para abrir una tienda de comercio electrónico.

    1. Busca un nicho de mercado. Saber que vender será una de las decisiones más importantes que deberás tomar. Para ello tendrás que realizar una investigación previa de cara a detectar nichos poco cubiertos o con necesidades en el mercado. La especialización, los proveedores, la posibilidad de negociar buenos márgenes y el conocimiento previo del sector serán otros factores a tener en cuenta.

    2. Completa el papeleo. Básicamente los requisitos que necesitas para montar un negocio online son los mismos que se le exigen a las tiendas físicas, pero sin los trámites y gestiones de licencias, impuestos y pagos exigidos a las tiendas a pie de calle. En cuanto a los trámites específicos derivados de la actividad en internet que tendrás que cumplir para empezar a operar en la Red, son los recogidos por la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico, la Ley Orgánica de Protección de Datos y la Ley de Ordenación del Comercio Minorista.

    3. Escoge un buen dominio. Que sea corto, fácil de recordar, escribir y pronunciar y representativo de tu actividad. Y, sobre todo, que tenga “gancho”, de tal manera que actúe por si sólo como un elemento promocional de tu actividad. Tu dominio será tu marca. También tendrás que tener en cuenta sus posibilidades de indexación en Google y su capacidad para generare visitas a partir de búsquedas genéricas.

    4. Diseña una página web a tu medida. Tendrás que decidir por qué tipo de página web vas a optar.  ¿Es suficiente para tu negocio  ir por la vía de una página sencilla con las opciones básicas, o necesitas –y puedes permitirte- una más compleja que incorpore distintos criterios de búsqueda, gestión actualizada de stocks, comparador de precios, etc.? Las opciones son tan extensas como tu presupuesto. Sea cuál sea la opción que escojas, deberá combinar un diseño atractivo con  facilidad de navegación y una buena gestión de pedidos y stock.

    5. Invierte en un buen gestor de stocks. Si hay un dinero bien invertido en comercio electrónico es el que se gasta en gestión de stocks. En tus comienzos  tu diseño puede ser modesto,  y tampoco hace falta que empieces con el mayor catálogo del mercado, pero lo que sí es básico ya desde el arranque es que ese catálogo, grande o pequeño, esté bien gestionado. Para que en todo momento tengas el control del mismo, conozcas la disponibilidad de tus productos y tus clientes sepan a qué atenerse en cuanto a tiempos de espera.

    6. Selecciona un buen proveedor logístico. Ningún negocio online funciona autónomamente. Necesita socios que le ayuden a echar a andar. Uno de los principales, imprescindible en realidad, es el  socio logístico. La mayor parte de las quejas derivados del comercio electrónico vienen provocadas por pérdidas, retrasos y otras incidencias derivadas del envío. Es esencial contar con un buen proveedor logístico que realice una gestión profesional de los envíos, en coordinación con la tienda online y cumpliendo con los términos y compromisos pactados con los clientes.

    7. Soluciona la cuestión de los pagos. Si el proveedor logístico es esencial en la buena marcha de tu negocio online, no lo es menos el socio de medios de pago. Es esencial que establezcas acuerdos con varios de estos proveedores, de manera que te ofrezcas distintas alternativas de pago seguro para tus clientes. Paypal, tarjetas de crédito, transferencia bancaria. No te limites a una de estas opciones ni a la más barata. Al usuario le gusta tener la capacidad de escoger cómo pagar sus compras.

    8. Monta un servicio de atención al cliente. Seguramente en estos primeros meses de tu actividad dedicarás mucho esfuerzo a la venta y a la preventa, ya que serán el motor de tus ingresos. Sin embargo, sería un error centrarse sólo en ese aspecto y descuidar lo que sucede una vez que se ha realizado la transacción. Por pequeño y rudimentario que sea, ten previsto un canal que recoja las quejas e incidencias de los que ya son tus clientes, porque de otro modo es muy fácil que dejen de serlo en el futuro.

    9. Haz un seguimiento de tus clientes. Una información fundamental en todo negocio de comercio electrónico es cómo se comportan sus usuarios en nuestra  web. Cuándo compran, cuánto tardan en comprar, cómo llegan a la página o cuánto gastan son datos muy útiles ya que nos ayudarán a mejorar procesos, corregir errores, enfocar promociones etc. Herramientas como Google Analytics pueden ayudarnos a hacer ese seguimiento.

    10. Diseña una estrategia de venta y promoción. ¿Cómo piensas darte a conocer entre tus futuros clientes? ¿Redes sociales?,  ¿publicidad online?, ¿convencional? ¿Google?, ¿campañas de fidelización? ¿Cuál será tu seña diferenciadora? ¿Las ofertas diarias?, ¿el precio?, ¿la ultra especialización?, ¿el servicio? Aunque todo plan es susceptible ser modificado y ajustado una vez en marcha, deberás dedicar una pensada a estas cuestiones antes de comenzar tu actividad.

    También te gustará

    productividad-freelance-en-navidad

    De freelance a freelance: Cómo sobrevivir a la Navidad… sin que tu productividad se resienta en el intento

    Paz, amor, amistad y una vida social que ya quisieras tener aunque sea mínimamente el …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.