Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • La robótica al servicio de las pymes

    La robótica al servicio de la pyme

    Cada vez son más las pymes que empiezan a mostrar un creciente interés por obtener información sobre las posibilidades y beneficios que pueden reportarles la robótica en sus sistemas de producción. En la actualidad, algunas empresas, especialmente avanzadas, se han lanzado definitivamente a la robotización total de sus instalaciones, dotando de esta forma de un altísimo nivel tecnológico a su proceso productivo, pero lo cierto es que los problemas económicos de la pequeña y mediana empresa les obliga a tener que rechazar estos sistemas para agilizar su carga de trabajo.

    L0 cierto, es que los robots son capaces de realizar tareas repetitivas con gran precisión, pero hoy por hoy no se ajustan a las gran flexibilidad que requieren las pymes.  Por ahora sólo “conocen” su tarea nominal, lo cual limita su capacidad para ajustarse a cambios frecuentes en el proceso de fabricación. Aún así, hay varios proyectos en marcha.

    Uno de ellos es SmeRobotics, dotado de fondos europeos, de tres años de duración, y que concluirá el 31 de diciembre de 2015, que pretende desarrollar robots adecuados para pymes, esto es, que posean agilidad suficiente para que estas empresas puedan modificar los procesos y las tareas de estas máquinas sin necesidad de traer a especialistas. Otra meta fundamental del proyecto es lograr que humanos y robots aprendan mutuamente en interés general del sector de la fabricación industrial, para lo cual se necesitan mejores componentes de software.

    SmeRobotics ya ha suscitado una gran expectación. Conviene destacar que sus artífices han creado un sitio web dirigido a estudiantes de cara a orientarles sobre opciones profesionales y han editado un vídeo de difusión titulado “Louise” que trata sobre una chica que programa a un robot para que rocíe a su novio con un refresco de cola. La finalidad de este vídeo tan popular es suscitar el interés por el campo de la tecnología robótica y dar a conocer las oportunidades que ofrece, y, de paso, señalar cuánto trabajo de investigación hay por hacer.

    Por otro lado, en la feria comercial AUTOMATICA, que se celebró a principios de junio, se presentaron varias tecnologías de automatización, entre ellas un robot de peso ligero para tandas de producción breves, un robot soldador controlado por sensores y capaz de aprender del técnico en soldadura, una célula robótica rentable para tareas generales de manipulación como la recogida de objetos en recipientes (bin picking) o la alimentación de materiales en máquinas, así como programas informáticos innovadores.

    Esta iniciativa financiada al amparo del 7PM, que sigue los pasos de otro exitoso proyecto anterior llamado SMEROBOT, cuenta con la participación de prestigiosos expertos e institutos de investigación y fabricación robótica. Uno de ellos es Jesper Johansen, del Instituto Tecnológico de Dinamarca, quien declaró que “se necesitan robots flexibles que puedan ser utilizados por los operarios de producción en sus instalaciones. El clamor en el sector es unánime. Ahora depende de nosotros y de los científicos futuros cumplir con las expectativas, pues es necesario realizar una cantidad enorme de trabajo en este campo”, explicó Jesper Johansen.

    Su opinión fue secundada por el coordinador de SMEROBOTICS, Martin Hägele, del Instituto Fraunhofer IPA, quien señaló que “el objetivo consiste en dotar de capacidades cognitivas a los robots industriales más avanzados. La capacidad de un sistema robótico inteligente va mucho más allá de seguir una instrucción puntual. Además, debe ser capaz de aprender de un modo intuitivo y eficaz de su operario humano, mejorando así constantemente su rendimiento en colaboración con el trabajador”.

    Programa SPARC

    973439

    Sobre este tema, es importante mencionar el programa SPARC, creado bajo el amparo de la Comisión Europea y 180 empresas y organizaciones de investigación. Esta iniciativa contará con una inversión inicial de 700 millones de euros por parte de la Comisión Europea y otros 2.100 millones de euros por parte del consorcio de empresas euRobotics.

    El objetivo de SPARC es incentivar la investigación, el desarrollo y la construcción de robots para uso civil. Según la Comisión Europea, esta iniciativa permitiría aumentar hasta un 42% la cuota del mercado europea en este segmento e incrementar los ingresos en 4 mil millones de euros al año.

    Contra las especulaciones que la robótica podría desplazar trabajadores hacia el paro, la Comisión Europea aseguró que esta industria generará alrededor de 240 mil puestos de trabajo nuevos. Según explicó a la prensa Neelie Kroes, vicepresidente de la CE y comisaría de Agenda Digital, cada robot aplicado a la industria se apoya en 3,6 puestos de trabajo. Además, indicó el oficial europeo, en los próximos ocho años, la industria podría generar alrededor de dos millones de nuevos empleos.

    Proyecto STAMINA

    568dfd2ba8d1443ce4baae4fff3b32e6_L

    Por último, hablar del proyecto STAMINA, cuyo objetivo es el de mejorar la competitividad de las pymes industriales a través de la utilización de la tecnología robótica. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 47 millones de euros y está dirigido por la Universidad de Aalborg en el que participan investigadores de Bonn, Friburgo, Edimburgo y Oporto, y empresas como PSA Peugeot Citroen y BA Systèmes.

    La iniciativa persigue que pequeñas y medianas empresas industriales, sin conocimientos previos en robótica, puedan integrar en sus procesos robots para conseguir ser más eficientes. “El mayor desafío es que actualmente los robots sólo pueden trabajar en ambientes cuidadosamente diseñados con todo en un orden muy específico. Tan pronto como algo está fuera de lo común, las cosas comienzan a desmoronarse”, explican desde el proyecto, destacando que hasta ahora los robots solo han sido utilizados donde es posible crear una configuración precisa y donde se maneja un gran número de componentes idénticos. “Queremos cambiar esto con robots inteligentes que puedan reaccionar a los cambios imprevistos y operar en entornos no estructurados”.

    Está previsto, que el resultado final de Stamina sea el de la creación de un sistema robótico capaz de dirigirse automáticamente a donde se necesite, provisto de cámaras y escáneres láser de modo que pueda “ver”, y con un brazo robótico para realizar una gran variedad de tareas de manipulación. Además, el autómata podrá ser programado y controlado incluso por personas sin ninguna experiencia en el campo de la robótica. “Los robots más inteligentes permitirán a las empresas actualizar sus productos con más frecuencia y por lo tanto responder más rápidamente a los cambios en las demandas del consumidor y ofrecer productos a medida sin tener que subir los precios”.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.