Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Los 10 mandamientos para hacer Bootstrapping

    Los 10 mandamientos para hacer Bootstrapping

    Startup Academy ha elaborado un listado con algunas recomendaciones para los emprendedores a la hora de realizar una de las fórmulas más usuales a la hora de comenzar la aventura empresarial: el bootstrapping o trampear.

    Tal y como la define Mario López de Ávila, fundador de Agile Entrepeneurship Spain, “el bootstrapping es llegar al mercado y generar ingresos lo antes posible con el menor coste posible y aprovechándose de las situaciones coyunturales que nos rodean. Cortar de allí y de allá, ahorrar costes, ser autosuficiente, demostrar que podemos arrancar con los recursos estrictamente necesarios”. Según sus principales valedores, es una alternativa “tan válida como cualquiera a la hora de emprender”. Cuando no es posible contar con la financiación adecuada o cuando no se cuenta con los recursos adecuados, algunos emprendedores optan por lanzar un negocio con los medios con los que cuentan.

    Para tratar de ayudar no solo al alumnado de Startup Academy, sino también a cualquier persona u organización que desee lanzar un nuevo negocio , sus principales responsables ha elaborado un decálogo que resume los principales pasos y recomendaciones a seguir a la hora de trampear:

    1. La resiliencia es la clave: La capacidad de reinventarnos y de mostrar una confianza total en el proyecto nos animará a seguir adelante con los mínimos recursos posibles y, además, mostrar al exterior la fe que tenemos en nuestra empresa. No tenemos todo lo que necesitamos, pero sí necesitamos todo lo que tenemos, tanto material como sobre todo mental: toda nuestra esperanza en lo que estamos emprendiendo.

    2. No dejes tu trabajo: compagínalo: Es un error a la hora de emprender el pensar que debemos depositar toda nuestra fuerza económica en un nuevo proyecto que además iniciamos sin recursos. Debemos utilizar todo nuestro esfuerzo (y eso conllevo muchas horas al día) para compaginar un trabajo, una nómina, con sacar adelante la startup. Incluso, si somos despedidos, realizar lo que López de Ávila llama “INEMprender”; es decir, emprender utilizando los recursos de la prestación por desempleo.

    3. Alianza con early adopters: Importante el contar con el apoyo de gente que quiere invertir porque le va la vida en ello, porque quiere solucionar el problema tanto como nosotros. No necesitamos inversores multimillonarios. Preferiremos inversores que crean en nosotros con los mínimos recursos, que nos apoyen y crean en nosotros desde el inicio de nuestro trampeo. Otra posibilidad es el crowdfunding, fórmula financiera con la que puedes adquirir una cantidad de dinero que te aportan varias personas de manera sencilla.

    4. Ser descarados y atrevidos: No debemos temer a la hora por ejemplo de plantear un trueque con otra empresa o con alguna persona. Puede ser una excelente forma de conseguir los recursos que necesitamos sin demasiado dinero. El límite, una vez más, está en la creatividad y en lo atrevidos que podamos ser. Seguro que podemos ofrecer a otras empresas elementos que nosotros tenemos a cambio de lo que necesitamos de ellas.

    5. Implanta la cultura del ahorro: No hablamos de austeridad, sino de saber qué es lo que de verdad necesitamos y lo que es superfluo. Nos servirá para desarrollar nuestra creatividad y para aprender a ser autosuficientes desde el principio. Seremos más competitivos y demostraremos al exterior que sabemos valernos por nosotros mismos, que creemos en lo que hacemos y que sabemos manejarnos en situaciones extremas.

    6. Necesitamos un presupuesto operativo: Según Mario López de Ávila, la primera causa de fracaso de una startup es haber recibido financiación profesional muy pronto, crecer muy rápido sin muchas veces saber cómo emplear el dinero, dónde invertir o dónde dirigir los pasos siguientes. Con el bootstrapping solamente necesitaremos un instrumento financiero: el presupuesto operativo que nos permita saber con lo que contamos y a dónde podemos llegar. Trampear nos sirve además para evitar gastos innecesarios, nos agudiza el ingenio y nos prepara a la hora de dar los siguientes pasos de forma más segura.

    7. Marcarnos un claro y único objetivo: Con la escasez de recursos, tenemos que obligarnos a nosotros mismos a centrar los esfuerzos en una sola dirección, la necesaria para generar clientes y, por tanto, ingresos. Además, el hecho de aterrizar desde el minuto uno en el mercado permite probar, experimentar y, si fuera necesario, cambiar.

    8. No tener prisa, sino saber esperar el momento: La modalidad de bootstrapping a la hora de emprender muchas veces implica también lentitud a la hora de crecer y de desarrollar nuestra idea. Esta modalidad es incompatible con aspirar a tener resultados inmediatos o con lograr una gran repercusión que luego no se convierta, directamente, en negocio. Pero la paciencia y de nuevo la confianza en el proyecto nos ayudará.

    9. Cliente, cliente, cliente: Ese es nuestro objetivo, el convencer a los futuros clientes de que nuestra startup es lo que necesita. No perderemos tiempo en buscar inversiones ni en pelearnos con las entidades bancarias, no nos obsesionaremos. Nos centraremos en nuestro producto/servicio para conseguir que nuestro negocio florezca gracias a nuestro empeño y dedicación.

    10. Presentarse a premios, certámenes y concursos: Muchas empresas y organismos organizan diversos certámenes que pueden resultar una fuente importante de ingresos extra. También pueden ayudar aportando tecnologías, materiales o asesoramiento gratuito. Todo esto implica que no debemos tener miedo a presentarnos a estos certámenes, nunca se sabe si nuestra idea puede ser la premiada.

    También te gustará

    hosteleria-empleo

    El crecimiento del empleo se ralentiza y el sector hostelero ‘tirará’ del carro

    Pasaremos de una subida en la generación de puestos de trabajo del 3,3% en este 2016 …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.