Sábado , 10 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Apuntar alto, el primer mandamiento de un proyecto emprendedor

    Ambicion_MP

    La temprana desaparición que asola a los proyectos emprendedores es escandalosa. Los últimos datos apuntan a que ni siquiera nueve de cada cien empresas han conseguido superar los tres años y medio de actividad.

    La proporción, sin duda, invita a la reflexión y a intentar resolver muchas dudas. ¿Qué es lo que hacemos mal en España? ¿No tenemos buenas ideas o es que no sabemos gestionarlas? ¿Nos faltan conocimientos? Todo apunta, según el análisis que recoge el portal basepyme.es, a que la respuesta es mucho más sencilla: para los expertos el fallo de los emprendedores es que no apuntan alto desde un principio.

    Estas palabras del economista y escritor Álex Rovira reflejan perfectamente la visión generalizada: “Sólo podemos progresar cuando pensamos en grande. Solo es posible avanzar cuando miras lejos”.

    Pero, ¿en qué se traduce esta ambición? Básicamente en que un emprendedor debe asegurarse de que su proyecto será sostenible en el tiempo.

    “Muchos emprendedores se obsesionan más en el éxito de  conseguir dinero que en hacer un negocio creíble y rentable a medio y largo plazo. Y es un planteamiento erróneo: la ambición siempre tiene que ir enfocada al proyecto y no al dinero”, explica al portal Pedro Serrahima, director general de Pepephone.

    Los expertos están convencidos de que, cuanto más sólido sea un proyecto, más atractivo será para que un inversor  decida apostar por él el día de mañana. Pero, para conseguirlo, antes debe apuntalar bien su estrategia de futuro, definir de qué manera será rentable y dejar abierta la puerta del mercado exterior.

    “Los emprendedores somos poco ambiciosos en nuestros planteamientos de crecimiento e internacionalización y nos hace poco atractivos de cara a los inversores en las fases posteriores del proyecto, lo que nos coloca en un escenario muy complicado, señala a basepyme el emprendedor Javier Megías.

    Todo ello hará que el proyecto emprendedor sea menos vulnerable a los cambios que puedan surgir, ya sea en las necesidades de los clientes, en el comportamiento de los competidores o en las novedades tecnológicas.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.