sábado , 24 agosto 2019 Impresion Pyme
  • El sector propTech entra en fase de consolidación en España

    inmobiliaria

    Según el mapa proptech del mercado español (elaborado Savills Aguirre Newman) ha identificado un total de 238 empresas en el sector, a día de hoy, una cifra que pretende superar con crece lo registrado en 2017: 238 empresas. En cuanto a la inversión, mientras que en 2017 se registró un montante total de 60 millones de dólares, la cifra se ha incrementado hasta los 150 millones en 2018, 40 de ellos procedente de la ronda de financiación realizada por Spotahome.

    Según Savills Aguirre Newman, creador e impulsor de proptech.es, el dato indica la consolidación natural del sector debido a la concentración de empresas por categorías y a la evolución de las startups.  Desde 2013 hasta 2018 se crearon 174 start-ups dedicadas a proptech en España, 20 de ellas en el último año, frente a una media de 30 en los cinco años anteriores. Esta madurez se explica por la transformación digital que ha experimentado el tejido inmobiliario español y la introducción de numerosas tecnologías, como el crowfounding, la realidad virtual o el Internet de las Cosas, que han modificado la perspectiva de cómo administrar propiedades, al proporcionar métodos más cómodos y flexibles.

    El nuevo mapa divide en siete categorías a estas compañías tecnológicas. La que engloba mayor número de empresas es la categoría de marketplaces, plataformas de productos y servicios, en la que se agrupan 52 compañías. Le siguen las plataformas de gestión, que tratan de facilitar nuevas vías para simplificar los procesos de gestionar un activo, con 37, y las especializadas peer to peer (P2P), que permiten a los propietarios alquilar o vender sin necesidad de intermediarios, con 36 empresas. Las categorías de visuales, con 34 firmas; inversiones/hipotecas, con 33 empresas. Big data, que agrupa a 22 empresas, e Internet de las Cosas (IoT), con 24 empresas, completan el ecosistema.

    Según el mapa, la mayor parte de estas empresas se ubican en Madrid, con casi el 39 %, seguida por Barcelona con el 34 %. Le sigue el resto de España con 23 %, mostrando un crecimiento excepcional en la formación de nuevas empresas en este sector en constante cambio, con un total de 32 empresas de nueva creación en los últimos cinco años.

    Savills Aguirre Newman prevé que será a lo largo de 2019 y 2020 cuando se produzca una mayor expansión del número de empresas tecnológicas hacia el sector inmobiliario terciario, especialmente en P2P y IoT. Si en la actualidad, el 90 % de las empresas focalizadas en peer2peer ofrecen sus servicios al sector residencial, las previsiones indican que estas empiecen a operar en parcelas más específicas como la de oficinas y el retail. Esta mayor especialización se explica, en parte, a raíz del incremento de espacios en oficinas flexibles y a la proliferación de los mercados minoristas. A su vez, se espera que las firmas centradas en el Internet de las Cosas empiecen a hacer su incursión, de forma más paulatina, en el sector terciario, tanto por parte de empresas propTech ya consolidadas como por start-up de nueva creación.

    El informe señala que el número de empleos en España que derivan directamente de este sector alcanza casi los 5.500 puestos de trabajo en la actualidad. Por categorías, la que más trabajadores alberga son marketplaces, con 2.000 empleados, seguida por P2P y gestión, con 1.100 y 650 puestos, respectivamente. Es necesario tener en cuenta que Idealista, y Spotahome, la startup propTech de mayor crecimiento en España, en la categoría de marketplaces, son las que alcanzan mayor número de empleados.

    La evolución del sector en España

    La última década de los 90, periodo en el que se crearon ocho startups, fue la época en la que las compañías inmobiliarias empezaron a adoptar nuevas tecnologías para impulsar la inversión y la gestión de sus carteras. En este sentido, proliferaron un gran número de softwares, como los de AutoDesk y Argus para satisfacer las nuevas demandas del sector y que han evolucionado manteniendo su liderazgo.

    No obstante, sería en la primera década del 2000, periodo en el que se crearon 27 startups, con la estandarización de internet, cuando se produjo un punto de inflexión en el sector y, en concreto, en la forma de consumir. Gracias a las redes sociales y al correo electrónico, los consumidores empezaron a realizar operaciones de compraventa online. Con respecto al sector inmobiliario, surgieron diferentes portales web, como Idealista y Fotocasa, que empezaron a descentralizar el mercado al proporcionar mayores canales de acceso a los consumidores.

    El aumento de las funcionalidades, dentro del sector inmobiliario, se produjo entre los años 2008 y 2012, periodo en el que se crearon 29 start-ups. Esta inquietud del sector por ofrecer mayores servicios se concretó con la introducción de plataformas P2P, como AirBnB, con las que se conseguiría aumentar la diversificación. En paralelo, empezaron a introducirse más herramientas de análisis englobadas en el big data. Compañías como Madiva, InAtlas y Carto, que asimilaron estas herramientas, empezaron a ofrecer a los usuarios una visión más amplia del mercado y de las tendencias.

    Tras la introducción y aceptación de las plataformas P2P y big data, el sector inmobiliario realmente comenzó a tomar nota de que esto era solo el comienzo de la transformación digital. Después de 2013 el mercado español PropTech comenzó a expandirse exponencialmente, con la introducción de 174 empresas de nueva creación. Con numerosas nuevas tecnologías como el crowdfunding, Internet of Things y realidad virtual, la cantidad de nuevas empresas innovadoras que se han introduciendo al sector inmobiliario han aumentado año tras año desde 2013.

    Ha sido desde 2017 cuando los actores más importantes del mercado, como los fondos, promotores, patrimonialistas, socimis y consultoras, comenzaron a tomar nota de que se trataba de una revolución que había llegado para quedarse, y el argumento pasó de ser «innovar para ser diferente«, a «innovar para sobrevivir». En este momento, el ecosistema start-up empezó a mezclarse con compañías del sector. La introducción de nuevas iniciativas corporativas para permitir a estas corporaciones ampliar su conocimiento de estas nuevas tecnologías como aceleradoras, Proptech challenges, eventos y colaboraciones comenzaron a surgir y lo que era un sector aislado de la disrupción digital, comenzó a ser un sector preparado para liderar el cambio.

    No obstante, Savills Aguirre Newman detalla que, si bien el sector se ha profesionalizado y modernizado, son muchos los retos y desafíos a los que debe hacer frente. En este sentido, queda por determinar qué tecnologías y soluciones serán las que permitan avanzar en la revolución tecnológica del sector.

    También te gustará

    El tóner original HP es lo mejor para tu salud, y para tu pyme

    Los cartuchos de tóner original HP están diseñados siguiendo unos estrictos controles de calidad, cumplen …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.