viernes , 6 diciembre 2019 Impresion Pyme
  • Consejos para sacar un aprendizaje constructivo de un despido

    trabajadora

    Normalmente, el despido se asocia con una experiencia de incertidumbre y ansiedad. Sin embargo, este evento puede abrir a su paso oportunidades, que hubieran sido harto improbables de no haber este acaecido. Es importante por tanto, aprender a desprenderse del pesimismo e intentar que la situación se revierta en la ocasión perfecta para hacer borrón y cuenta nueva.

    La consultora Robert Walters, especializada en la búsqueda y selección especializada de mandos intermedios y directivos a nivel global, nos ofrece ocho consejos para extraer un aprendizaje constructivo de un despido:

    Se trata de una decisión profesional

    Un despido es una decisión comercial, es esencial no asumir motivos de índole personal. Una reestructuración organizativa es una de las formas más habituales para afrontar períodos de reducción de costes en fases económicas complejas, aunque inevitablemente suele implicar despidos, especialmente en los niveles estratégicos/directivos. Comprender este factor ayuda al profesional a continuar con su vida laboral de manera más rápida y objetiva.

    Solicitar referencias

    «Tan pronto como el profesional sea consciente de su nueva situación laboral, debería trazar un plan de acción detallado que le lleve a dar sus primeros pasos”, sugiere Marco Laveda, director general de Robert Walters para España y Portugal. Uno de los aspectos iniciales a solventar es el relacionado con las referencias laborales; la comunicación con el responsable es clave e imprescindible a la hora de solicitarlas. Por otra parte, puede ser interesante compilar toda la información relevante (y legalmente portable) sobre tu puesto antes de dejar la organización.

    Tiempo para la reflexión – Stop & Continue

    Es crucial no caer en la desilusión. Mantener una actitud constructiva favorecerá una mayor organización, así como un mayor acierto en la toma de decisiones”, aconseja Laveda. Puede ser el momento idóneo para que el profesional analice y profundice sobre sus aspiraciones, motivaciones y necesidades formativas a corto, medio y largo plazo. «La reacción instintiva y más habitual es preocuparse ante la necesidad de encontrar trabajo ipso facto, pero existen ocasiones en las cuales es aconsejable emplear el tiempo y la indemnización/compensación económica del despido para pensar en el futuro”, finaliza.

    Donde una puerta se cierra, otra se puede abrir

    «Hay que afrontar una situación de desempleo como una hoja de blanco, abierta a un sinfín de diversas y diferentes posibilidades”, comenta Laveda. «A pesar del estrés y la ansiedad que conlleva esta etapa, es esencial poner en marcha los mecanismos adecuados para comenzar a construir un escenario positivo». Es el momento más conveniente para considerar un cambio profesional (sectorial, de posición, geográfico…) o para plantearse un nuevo reto formativo.

    Hacer networking

    «Tras salir de una organización, muchos profesionales tienden a aislarse de sus antiguos compañeros y obviar la red de contactos construida durante sus experiencias laborales”, afirma Laveda. En la actualidad, existen innumerables herramientas y canales a la hora de mantenerse actualizado, comunicarse y acudir a eventos de networking. “Esta red suele ser vital a la hora de encontrar nuevas oportunidades profesionales”, señala.

    Un CV puesto a punto

    «Una parte muy importante del plan de acción debe centrarse en invertir el tiempo necesario en la actualización del CV y del perfil en redes profesionales”, aconseja Laveda. “Destacar las habilidades y competencias más relevantes, las funciones desarrolladas con éxito, así como los mayores logros profesionales”. Aunque este punto sea obvio, un gran porcentaje de los profesionales no mantiene su currículo actualizado. Por tanto, puede convertirse durante un proceso de selección en un elemento diferenciador y de valor añadido frente a candidatos con la misma experiencia y conocimientos.

    Solicitar asesoramiento

    «Ante el desaliento de tener que encontrar una nueva oportunidad laboral resulta conveniente que el profesional se deje asesorar por una consultora de búsqueda y selección”, sugiere Laveda. La opinión y el consejo de un especialista le ayudará a mejorar su empleabilidad y orientar su carrera, así como le ofrecerá una valiosa visión del mercado en relación a su perfil y tipo de candidatura (sectores de mayor actividad de contratación, vacantes de empleo activas, competencias más demandadas para su perfil, zonas geográficas con mayor oferta, entre otros aspectos). “Además, el profesional podría recibir información y/o ser considerado para procesos de selección gestionados de manera confidencial”, añade.

    Mantener la mente abierta

    «Es importante recordar que la posición de tus sueños puede tardar un cierto tiempo en aparecer”, afirma Laveda. Es posible que el camino hacia el puesto deseado implique la realización de funciones no consideradas inicialmente, pero que sin duda servirán para adquirir nuevos conocimientos, habilidades y contactos. Lo que sí será imprescindible es que el profesional mantenga la mente abierta, y evalúe detenidamente los pros y contras de las oportunidades laborales que surjan. “Ofrecer la mejor versión de uno mismo en una entrevista laboral parte de la manifestación y el reflejo de un feeling positivo”, concluye.

     

    También te gustará

    inmobiliaria

    La proptech Garantify se expande a Portugal

    La plataforma Finnovating ha seleccionado las 16 PropTech más potentes y consolidadas en el mercado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.