jueves , 24 septiembre 2020 Impresion Pyme
  • Primer evento Growth Media: ¿Se innova en los medios de comunicación?

    evento

    Esta mañana se ha celebrado el primer encuentro, «Growth Media«, vía streaming en Youtube y desde el espacio de coworking, Talent Garden, en Madrid. El evento ha abordado las claves para establecer una ventaja estratégica cuando un medio de comunicación decide apostar por la innovación. En palabras de Esther Molina, periodista y cofundadora de WILDCom: “Las circunstancias han acelerado los cambios en todos los sectores y los medios de comunicación no iban a ser menos. Esto nos hace preguntarnos ¿se innova dentro de los medios de comunicación?».

    Clara Jiménez, cofundadora de Maldita.es, ha sido la primera ponente en intervenir: “Decidimos crear Maldita.es cuando vimos cómo se encontraba la Puerta del Sol en el 14M, nos están queriendo decir algo y tenemos que escuchar”. En un mundo en el que, según el Reuters Institute Digital News Report 2020, el 89% de la información se consume de forma digital (online y social), el 73%,  a través del móvil y el 34% mediante WhatsApp, “teníamos que ser móvil y  escuchar en un sitio diferente del que estábamos acostumbrados. Las conversaciones que marcan la agenda mediática cada día, no son las conversaciones que tiene la ciudadanía. Decidimos escuchar la otra conversación, no la que genera el flujo de noticias, sino las preguntas que no se le respondían a la ciudadanía”, explica Clara.

    La clave fundamental de la creación de Maldita.es fue pensar que Twitter no es el mundo. Al menos, no en España. Y por lo tanto cuando se habla de escuchar a los ciudadanos, no es meterse en Twitter”. También teníamos que cambiar el formato y el tono, “no todo el mundo se lee un artículo 2000 palabras para saber que algo era mentira”. Para luchar contra la desinformación hace falta un ejército, por eso su filosofía de engaged jornalism. Este poder de comunidad con el que cuenta Maldita, les permite tener nuevas fuentes de conocimiento experto entre sus lectores.

    La tecnología es la última pata de esta empresa, que cuenta con una extensión que se añade a los exploradores Chrome y Firefox, permitiendo a los lectores recibir información inmediata de cuántas noticias desmentidas tiene la página web en la que acaban de entrar. Además de un propio CRM que almacena y ordena superpoderes y peticiones de transparencia; y el chatbot de WhatsApp, una herramienta que ha sido imprescindible durante los meses de pandemia.

    Infodemia: la abundancia informativa

    La pandemia ha originado una abundancia informativa, es lo que se conoce como Infodemia, y ha incrementado el número de lectores de forma exponencial. “De repente te encuentras en un momento en el que hay mucha gente leyendo y hay menos publicidad. Si bien nosotros, teníamos de media dos millones de usuarios únicos leyendo, durante la pandemia aumentaron a 9,7 millones.

    Por su parte, Daniel Muñoz, director de estrategia de El Español, habló de la cultura corporate: “En la organización de los grandes medios, no falta innovación, sino que sobran barreras culturales que nos permitan desarrollar las cosas de formas diferentes. Ahora mismo nos encontramos en un momento de cambio de modelo de negocio, donde va a dejar de ser importante hacer cosas con volumen en favor de cosas diferentes”.

    ¿Cómo superar estas barreras? ¿Cuál es el camino para pasar de la frustración a la innovación? En su presentación, Daniel, destiló más de siete años de trabajo, en diferentes claves estratégicas para derribar las barreras corporativas ante la innovación.

    Mis jefes no me dejan innovar o los proyectos innovadores nunca son prioritarios, son dos de las barreras que se dan más a menudo y que pasan por controlar el roadmap. Es decir, definir qué proyectos se harán a corto, medio o largo plazo y con qué prioridad, en definitiva, tomar el control y decidir. Hay mucha gente que intenta hacerse control de la compañía para imponer sus decisiones. El roadmap no se impone ni se oculta, se negocia como un proyecto común”, explica Daniel.

    Por último, Luis Díaz del Dedo, fundador y CEO de Product Hackers, ha sido el último en intervenir y ha trasladado una reflexión más concreta de qué es la innovación y cómo podría aplicarse. “Cuando una de las líneas de investigación de tu empresa se transporta a tu línea de producción y genera beneficios, es innovación. Por lo que sin I+D no hay innovación”. Luis Díaz, lleva más de cuatro años trabajando en el mundo de los medios de comunicación, dónde información, audiencia y marcas se solapan. Esto le hizo preguntarse ¿y lo mejor que se nos ha ocurrido para monetizar, es publicidad? “Es una herencia, que en papel tenía sentido, y que hemos tratado de transportarla a lo digital. Incluso también la suscripción, si antes comprabas un periódico en la calle, ahora también”.

    Hay muchos sectores que aparecían en la prensa y que esta ha ido perdiendo. Los anuncios inmobiliarios aparecían en todos los periódicos, pero ahora se encuentran en Idealista. También productos, los clasificados que ahora de alguna manera encuentras en Wallapop. Las parrillas de televisión están muriendo y la opinión ahora se encuentra en los blogs. “Hay que pensar cómo unir información, audiencia y marcas de una forma diferente”, propone Luis. “¿Podríamos acercas marcas y audiencia mediante influencers?¿Generar nuevos modelos publicitarios de mayor valor para las marcas?¿Incluso desarrollar servicios para la audiencia financiados por las marcas? Quizá deberíamos empezar a pensar que los periódicos reportan servicios, lo que supone una explanada inmensa de posibilidades”.

    Una startup se convierte en una empresa cuando su modelo de negocio funciona y se consolida. En cambio, cuando una de las líneas de negocio de una empresa comienza a fallar, ¿qué hacemos? Plantea el CEO de Product Hackers. “Yo empezaría a actuar como una startup, probando nuevos modelos de negocio e iterando los actuales. Los periódicos tienen una serie de problemas disfrazados de amigos: Comscore (la comparación entre medios a través de rankings), los comerciales (acomodados en vender formatos publicitarios desfasados), los objetivos comerciales (fijados sin contar con su impacto en el medio), la programática (es interesante, pero que no se dependa de ella) y la rentabilidad, que mata la innovación e incluso, la investigación”.

    También te gustará

    Los programadores Python, Go o Dart pueden ser fundamentales para generar oportunidades en tu empresa

    Se calcula que existen unos 600 lenguajes de programación de los que la mayoría de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.