Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • El software libre mejora la competitividad

    El software libre “mejora la competitividad de las empresas” y “favorece la innovación”, según han destacado los expertos participantes en el II Encuentro Nacional de Internautas que se celebra esta semana en Langreo (Asturias).

    “El software libre hace las empresas más competitivas de muchas formas, abarata los costes, acorta los plazos y es una herramienta muy necesaria a la hora de producir más y más rápido”, ha afirmado Sergio Montoro, que ha participado en la mesa redonda “Software libre y modelos de negocio”. 

    Montoro ha añadido que “la empresa tiene que ganar velocidad, tardar menos tiempo en producir y con menos costes” y en ese objetivo puede tener un papel relevante el software libre frente al “privativo”.
    En ese sentido, Jesús González Barahona, de la Universidad Juan Carlos I, ha destacado cómo el software libre es ya “una realidad” y ha acabado por entrar “en la estrategia de muchas empresas”.
    Prueba de ello, ha añadido, es su presencia habitual en equipos de electrónica de consumo como “los decodificadores de TDT y los teléfonos”.
    Según ha señalado González, en la actualidad se cuentan entre 30.000 y 50.000 aplicaciones de este tipo de software, en cuyo desarrollo es fundamental la conformación de amplias “comunidades de voluntarios” que contribuyen a su perfeccionamiento.
    Ese modelo que aúna “competencia y colaboración” tendría actualmente como principal peligro la aplicación de las llamadas “patentes de software”, que propician que determinados avances en este campo se queden en manos de empresas concretas.
    “Las patentes son monopolios sobre tecnologías concretas”, ha afirmado González, quien ha coincidido en ese punto con Alberto Barrionuevo, de la patronal española del Software Libre.
    Este último ha destacado el hecho de que la Unión Europea no haya “cedido” aún a las presiones de las multinacionales de la informática “privativa” en lo que a patentes de software se refiere.
    De hecho, ha vinculado esas pretensiones al hecho de que esas mismas empresas hayan sido objeto de “altísimas multas antimonopolio” por parte de Bruselas.
    Aún así, Barrionuevo ha destacado que las ventajas del software libre se encuentran aún con lastres como la “dependencia” generada en los usuarios de determinados productos.
    La mesa redonda ha concluido con la defensa de las posibilidades económicas y de desarrollo tecnológico que, según los expertos, tiene el software libre.
    Así, Albert Calvet, de la asociación Empresaris de Programari Lliure, ha destacado que el perfil de las empresas dedicadas al software libre en España es el de compañías de pequeño tamaño con gran capacidad innovadora.
    “La innovación, donde mejor se produce, es en las pymes y no en las grandes empresas”, ha dicho.
    En ese punto, ha coincidido con sus compañeros de debate en defender un mayor apoyo de la Administración al sector.
    Así, Barrionuevo ha criticado que en los concursos públicos se mencionen “marcas comerciales concretas” de determinados productos informáticos, lo que “excluye al resto”, o que se ofrezcan herramientas de servicio público que sólo funcionan con un único sistema operativo.

    Montoro ha añadido que “la empresa tiene que ganar velocidad, tardar menos tiempo en producir y con menos costes” y en ese objetivo puede tener un papel relevante el software libre frente al “privativo”.

    En ese sentido, Jesús González Barahona, de la Universidad Juan Carlos I, ha destacado cómo el software libre es ya “una realidad” y ha acabado por entrar “en la estrategia de muchas empresas”.

    Prueba de ello, ha añadido, es su presencia habitual en equipos de electrónica de consumo como “los decodificadores de TDT y los teléfonos”.

    Según ha señalado González, en la actualidad se cuentan entre 30.000 y 50.000 aplicaciones de este tipo de software, en cuyo desarrollo es fundamental la conformación de amplias “comunidades de voluntarios” que contribuyen a su perfeccionamiento.

    Ese modelo que aúna “competencia y colaboración” tendría actualmente como principal peligro la aplicación de las llamadas “patentes de software”, que propician que determinados avances en este campo se queden en manos de empresas concretas.

    “Las patentes son monopolios sobre tecnologías concretas”, ha afirmado González, quien ha coincidido en ese punto con Alberto Barrionuevo, de la patronal española del Software Libre.

    Este último ha destacado el hecho de que la Unión Europea no haya “cedido” aún a las presiones de las multinacionales de la informática “privativa” en lo que a patentes de software se refiere.De hecho, ha vinculado esas pretensiones al hecho de que esas mismas empresas hayan sido objeto de “altísimas multas antimonopolio” por parte de Bruselas.

    Aun así, Barrionuevo ha destacado que las ventajas del software libre se encuentran aún con lastres como la “dependencia” generada en los usuarios de determinados productos.

    También te gustará

    centros-formativos

    Un bloqueo de ayudas que paraliza a los centros formativos

    45 millones de euros ‘debe’ el Servicio Estatal de Empleo (SEPE) a patronales, sindicatos y …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.