Jueves , 8 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Cuenta atrás para el fin de la factura de papel

    facturas_papelLo queramos o no, nos guste más o menos, la factura electrónica ya está aquí y pronto será de uso obligado para todas las empresas. Faltan menos de tres meses para que todas las compañías se vean obligadas a facturar de forma electrónica. ¿Estás preparado? 

    Según datos de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, tan solo un 12% de las empresas ha adoptado la factura digital. Si aún no has dado el salto… ¡todavía estás a tiempo! 

    La Ley 56/2007 de Medidas para el Impulso de la Sociedad de la Información ha posicionado a España en una situación privilegiada respecto al resto de países. Prueba de ello son los últimos informes presentados por Naciones Unidas en los que España se sitúa en el tercer y noveno puesto en lo que a la Participación y desarrollo del gobierno electrónico se refiere.

    A pesar de estos alentadoras resultados , lo cierto es que todavía hay algunos aspectos relacionados con esta ley a los que les queda bastante camino por andar. Una de las ejes principales de la Ley 56/2007 es que establece la elaboración de un Plan para la generalización de la factura electrónica.

    En ese Plan se fijaban dos fechas límites concretas: la primera, el cuarto trimestre de 2010 era el momento en el que las grandes empresas tenían la obligación de facturar electrónicamente a las entidades públicas estatales, y la segunda fecha es la del 1 de enero de 2011, fecha a partil de la cual esta obligación se haría extensible a todas las compañías españolas, con independencia de su tamaño.

    Ahora, a tan menos de 3 meses de que ese anunciado este “apagón” de las facturas en papel se produzca, las empresas de nuestro país se encuentran todavía lejos del objetivo esperado. En el informe publicado por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, se asegura que hace escasos meses que tan solo el 12% de las empresas usan la facturación electrónica en sus relaciones comerciales.

    Aunque ese estudio fue publicado en abril del 2010, a día de hoy, cabe esperar que el porcentaje de empresas que siguen facturando a sus clientes de forma manual supera con toda seguridad el 50%. Algo que con mucha probablida se produce sobre todo por desconocimiento. Las grandes empresas disponen de amplios departamentos administrativos y de sistemas y gracias a ellos han podido experimentar las ventajas de la efactura, sin embargo, muchas de las pymes desconocen la existencia de esta normativa y las que la conocen, piensan que implantar un sistema de facturación electrónica puede salirles muy caro.

    Según datos facilitados por el Gobierno, las compañías podrían ahorrar hasta 15.000 euros al año si dejaran de emitir y enviar sus facturas en papel. La cifra podría resultar exagerada, pero si pensamos en la cantidad de celulosa, tinta, servicios de impresión, ensobrado o mensajería que van asociados a la práctica de facturar en formato papel en las empresas, puede ser acertada para empresas medianas. 

    Además de la ayuda que la Administración Pública está ofreciendo a las empresas que aún no han implantado un sistema de facturación electrónica, hay muchos fabricantes de software que han incluido en sus catálogos alguna solución de efactura.

    El proveedor que elijamos para acompañarnos en este viaje debería ser una compañía con una experiencia demostrada en este campo, capaz de comprender las necesidades de nuestro negocio y de disponer de un servicio de soporte y mantenimiento preparados a responder a los imprevistos que pudieran surgir.

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.