Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 5 razones para dejar de ser tan perfeccionista

    ¿Te consideras perfeccionista? ¿Eres de los que emplean buena parte de su tiempo “perfeccionando” de tal forma su trabajo que solo lo entrega una vez que está convencido de que no se pueden mejorar?

    Es cierto que aspirar la la perfección en nuestro trabajo, marcarnos metas cada vez más elevadas, puede ayudarnos a conseguir excelentes resultados pero también lo es el hecho que el perfeccionismo tiene un “lado oscuro” que curiosamente puede evitar que demos lo mejor de nosotros mismos. 

    Una de las respuestas clásicas que se suelen dar en las entrevistas de trabajo cuando el entrevistador pregunta al candidato acerca de uno de sus defectos, suele ser precisamente esta: “Mi principal defecto es que soy muy perfeccionista”.

    El candidato cree hacer ver de esta forma que su teórico defecto es en realidad una virtud, esperando ganar de esta forma puntos y conseguir el puesto ofertado. Lo que vamos a analizar en este artículo sin embargo es precisamente esto: por qué ser excesivamente perfeccionista, sí que es en realidad un defecto que debemos evitar. Veamos a continuación algunas de las razones con las que queremos sostener esta afirmación.

    Somos menos eficientes

    Incluso cuando hemos terminado una tarea, nos esforzamos en encontrar aspectos que se pueden mejorar. Empezamos dedicando a este perfeccionamiento diez minutos, después media hora, a continuación una hora y finalmente, nos damos cuenta que esos pequeños detalles nos han llevado más tiempo que la tarea propiamente dicha.

    Somos menos efectivos

    Comenzamos a incluir pequeños detalles porque creemos que mejoramos nuestro trabajo, sin ser realmente conscientes de que en la mayoría de los casos, no son realmente necesarios. A veces todos estos pequeños detalles y cambios que introducimos aquí y allá, no sólo no añaden valor a nuestro trabajo, sino que acaban por empeorarlo, como por ejemplo cuando llenamos de elementos innecesarios una presentación que de otra forma sería minimalista y muy legible.

    Procrastinamos

    Procrastinamos en el sentido de que esperamos el momento “perfecto” para conseguir el trabajo “perfecto”. Nuestro deseo de perfeccionar todo, nos lleva a complicar innecesariamente un proyecto que de otra forma podría haber sido mucho más sencillo y precisamente esta complejidad adicional que introducimos, nos lleva a procrastinar.

    Perdemos visión de conjunto

    Cuando nos encontramos demasiado absorbidos por los pequeños detalles de un proyecto, resulta extremadamente sencillo perder la noción de cómo ese trabajo encaja en un proyecto global, en un objetivo a medio plazo. Dicho con otras palabras: si cuidas demasiado tu jardín puedes acabar devorado por la selva que le rodea.

    Nos preocupamos por problemas que realmente no existen

    Uno de los problemas de las personas que son excesivamente perfeccionistas es que tienden a anticipar todos los problemas que se pueden encontrar durante el transcurso del proyecto, antes de que efectivamente se presenten. Esto aunque tiene ciertas ventajas, ya que disponen de los recursos necesarios para hacerles frente, tiene también serios inconvenientes, como el hecho de prepararse exhaustivamente para teóricos problemas que finalmente, nunca se llegan a presentar.

    Hasta aquí hemos visto cuáles son los problemas de ser excesivamente perfeccionistas. En el artículo de mañana os mostraremos algunas estrategias que nos pueden ayudar a combatir esta tendencia.

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    • Joan alaniz

      Yo real mente me considero demasiado perfeccionista y lo peor dije have rato dije soy muy perfecto pero se que estoy muy mal, sólo dios tiene el poder. Dios es todo el perfecto, dios creo el universo, el sol las estrellas y la tierra. Ojalá y dios me perdone

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.