Domingo , 25 septiembre 2016 Impresion Pyme
  • Ahorra en la factura energética de tu pyme

    Ahorra en la factura energética de tu pyme

    De acuerdo con el Estudio de Eficiencia Energética de las Pymes elaborado por Gas Natural Fenosa, más de 3.000 millones de euros es lo que se pueden ahorrar las pequeñas y medianas empresas españolas si logran ser más eficientes en materia energética. Esa cifra se traduce en un 16,8% menos de factura, en la posible creación de 116.000 puestos de trabajo en esas empresas, en el hecho de que no se emitan 19 millones de toneladas de CO2 y en un ahorro de energía de 27.038 GWh, lo que equivale al consumo anual de todos los hogares de la Comunidad de Madrid.

    Carlos Sáez, responsable de gestión energética de Euroconsult, afirma que “el principal error está en la falta de datos y de gestión sobre la energía que consumimos. Las pymes no saben cómo ni en qué gastan. También hace falta una mayor concienciación de que la energía es escasa”.

    Pero, ¿cuáles son los cambios en la manera de utilizar la energía que pueden reducir las facturas?

    Evitar malos hábitos. “Luces dadas cuando no son necesarias o salas mal iluminadas son costumbres que salen caras, puesto que la mitad del gasto energético de las pymes se dedica a la iluminación de las oficinas”. Así lo asegusra Ismael Carmena, director general de Hella, empresa de iluminación y electrónica.

    No querer realizar pequeñas inversiones ni hacer mantenimientos periódicos en las instalaciones también aumentan los gastos. “Muchas pymes pueden llegar a ser autosuficientes si optan por energía alternativa y controlan su consumo. A veces bastaría con instalar placas fotovoltáicas para conseguir energía más barata y pagar menos. Esto supone una inversión inicial que en pocos años acaba siendo rentable y que no supone coste para la empresa”, explica el responsable de Euroconsult.

    Control de consumo. Para reducir los gastos en luz, agua o gas sin que perjudique a los empleados se debe saber cómo y dónde la empresa consume la energía. Porque, en ocasiones, el derroche se produce por descuidos. “Muchas pymes, especialmente del sector de la hostelería, no llevan un control del aire acondicionado y lo mantienen en funcionamiento cuando no hace falta”, indica Sáez. Para evitarlo, este experto aconseja introducir un sistema que detecte consumos latentes y anómalos que desactive el aparato cuando no sea necesario.

    Del mismo modo, Pomatta recomienda realizar un estudio lumínico: “Este análisis regulará el uso de la iluminación según las necesidades o los horarios mediante detectores de presencia, reguladores o fuentes de luz más eficiente, como LED y lámparas de bajo consumo”.

    Comportamiento energético. Pagar menos en la factura energética también incluye saber cómo consumen los usuarios y cuál es su patrón de comportamiento. De nada sirve introducir sistemas que regulen el consumo si los empleados continúan haciendo un mal uso.

    El emprendedor deberá informar a la plantilla de la necesidad de ser eficientes y de utilizar la luz de forma racional, y sobre los nuevos sistemas incorporados para hacer un buen uso de la energía.

    Saber prescindir de lo innecesario y evitar, en lo que se pueda, el endeudamiento excesivo.

    El emprendedor debe conocer las necesidades de su negocio: en qué se gasta el dinero, con qué objetivo y cuáles son sus fuentes de ingresos. Es decir, debe realizar una planificación estratégica para controlar los recursos y saber a qué se destinan. El empresario no puede caer en el derroche, sino que tiene que comprar sólo lo necesario. Es adecuado que compare precios y negocie las condiciones de los productos; aunque tampoco se trata de adquirir gangas.

    Si se compra un bien sólo basándose en lo que cuesta, el emprendedor debe tener en cuenta dos cuestiones: los posibles costes adicionales que se generen a largo plazo; y el hecho de que el producto pueda actualizarse cuando quede obsoleto. La opción del alquiler, no obstante, siempre es conveniente tenerla en mente.

    Los emprendedores también pueden aliarse entre ellos para negociar con los proveedores, adquirir grandes lotes, obtener descuentos y conseguir acuerdos para realizar los pagos. En cuestión de gastos, siempre hay que ser realista, precavido y racional.

    También te gustará

    pago-seguro

    Mejora el proceso de pago con estas cinco claves

    El proceso de pago se lleva a cabo una vez que el usuario se ha …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.