Lunes , 5 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 8 consejos para ser más productivos por la mañana

    8 consejos para ser más productivos por la mañana

    Te despertarás durante unas 25.000 mañanas en tu vida adulta, más o menos. De acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud, la esperanza media de vida en Estados Unidos es de 79 años. La mayoría de las personas en los países ricos viven en torno a la marca de 80 años. Las mujeres en Japón son las que tienen una esperanza de vida más alta, con una media de 86 años.

    Si utilizamos estos números de promedio de esperanza de vida y asumiendo que la vida adulta comienza a los 18 años de edad, entonces tienes cerca de 68 años como adulto (86-18 = 68) … tal vez un poco menos de media o  un poco más, si tienes suerte. (68 años en la edad adulta ) x (365 días al año) = 24.820 días.

    Cuando me di cuenta de esto, empecé a pensar en cómo podría desarrollar una mejor rutina por las mañanas. Todavía tengo mucho que aprender, pero aquí hay algunas estrategias que puedes utilizar para obtener el máximo rendimiento de tus 25.000 mañanas.

    Aquí tienes ocho estrategias que he encontrado para ser más eficaz para conseguir el máximo rendimiento en mis mañanas:

    1. Gestione tu energía, no tu tiempo.

    Si tomas un momento para pensar en ello, probablemente te darás cuenta de que es mejor hacer ciertas tareas en determinados momentos. Por ejemplo, mi energía creativa es más alta por la mañana, es por eso por lo que es cuando escribo cada día.

    En comparación, puedo bloquear mis tardes para entrevistas, llamadas telefónicas y correos electrónicos. No necesito que mi energía creativa sea alta para esas tareas, es por eso por lo que es el mejor momento para conseguir que se hagan. Y tiendo a tener mis mejores entrenamientos por la tarde o temprano por la noche, así que ahí es cuando me dirijo al gimnasio.

    ¿Qué tipo de energía tienes por las mañanas? ¿Para qué tarea es más adecuada tu energía?

    2. Prepárate la noche anterior.

    Yo no hago ésto tan a menudo como debería, pero si solo haces una cosa cada día entonces pasa unos minutos cada noche organizando tu lista de tareas por hacer para el día siguiente. Cuando lo hago correctamente, esbozo el artículo que voy a escribir al día siguiente y el desarrollo de una pequeña lista de los artículos más importantes para lograrlo. Lleva 10 minutos esa noche y ahorras 3 horas al día siguiente.

    3. No abras correo electrónico hasta el mediodía

    Suena simple. Nadie lo hace. Me tomó un tiempo para poder superar la tentación de abrir mi bandeja de entrada, pero con el tiempo me di cuenta de que todo puede esperar unas horas. Nadie va a enviarte un correo electrónico verdaderamente urgente, así que deja tu email solo para las primeras horas de cada día. Utiliza la mañana para hacer lo que es importante en lugar de responder a lo que es “urgente”.

    4. Apaga el teléfono y déjalo en otra habitación

    O en el escritorio de un compañero de trabajo. O por lo menos, ponlo en algún lugar que esté fuera de tu vista. Ello eliminará la necesidad de revisar los mensajes de texto, Facebook, Twitter, etc. Esta simple estrategia elimina la probabilidad de perder el tiempo durante tu trabajo centrando tu atención en tareas sin sentido.

    5. Trabajar en un lugar fresco

    ¿Alguna vez has notado lo mucho que te sientes mareado y débil en una habitación caliente? Bajar la temperatura o trasladarte a un lugar más fresco es una manera fácil de centrar tu mente y cuerpo.

    6. Siéntate o ponte de pie

    Tu mente necesita oxígeno para funcionar adecuadamente. Tus pulmones tienen que ser capaces de expandirse y contraerse para llenar tu cuerpo de oxígeno.  Suena bastante simple, pero aquí está el problema: la mayoría de la gente se sienta encorvado mientras que mira a una pantalla y escribe.

    Cuando te sientas encorvado, tu pecho se encuentra en una posición plegada y el diafragma está presionando contra la parte inferior de los pulmones, lo que dificulta tu capacidad de respirar con facilidad y profundamente. Siéntate con la espalda recta o de pie y encontrarás que puedes respirar más fácilmente y de forma más completa. Como resultado, tu cerebro recibe más oxígeno y serás capaz de concentrarte mejor.

    (Pequeño consejo: Cuando me siento, por lo general coloco una almohada en la parte baja de mi espalda Ésto evita que la parte baja de mi espalda baja tienda al redondeo, se mantiene más erguida )

    7. Come como recompensa por trabajar duro

    Practico el ayuno intermitente, lo que significa que como mi primera comida alrededor del mediodía de cada día. He estado haciendo esto desde hace casi dos años. Hay un montón de beneficios para la salud.

    Pero la salud es sólo una pieza del rompecabezas. Yo también como rápido, ya que me permite sacar más provecho de mi día. Tómate un momento para pensar en cuánto tiempo la gente consume y pasa cada día pensando, planificando, y comiendo. Al adoptar el ayuno intermitente, no pierdo una hora cada mañana para averiguar qué comer para el desayuno, cocinar y limpiar. En su lugar, yo uso mi mañana para trabajar en las cosas que son importantes para mí. Luego como buena comida y grandes comidas como recompensa por trabajar duro.

    8. Desarrolla una “rutina previa antes del juego” para comenzar tu día

    Mi rutina por la mañana comienza bebiendo un vaso de agua fría. Algunas personas comienzan su día con diez minutos de meditación. Del mismo modo, debes tener un hábito que inicie el ritual de la mañana. Esta pequeña rutina manda una señal a tu cerebro advirtiendo que es hora de entrar en el modo de trabajo o la modalidad de ejercicio o el modo que sea que necesitas para estar en lograr tu tarea. Además, una rutina antes del juego te ayuda a superar la falta de motivación y de ganas de hacer las cosas, incluso las que no te gustan.

    El poder de una rutina por la mañana

    Así como es raro que alguien experimente éxito durante la noche, también es raro que nuestras vidas se desmoronen a pedazos en un instante. La mayoría de los comportamientos improductivos o poco saludables son el resultado de decisiones lentas y graduales que se suman a los malos hábitos. Una mañana desperdiciada por aquí, una mañana improductiva por allá.

    La buena noticia, es que los resultados excepcionales son también el resultado de las elecciones diarias consistentes. En ningún lugar es esto más cierto que con tu rutina de la mañana. La manera en la que empiezas el día es con frecuencia la manera en que lo terminas.

    Tomemos, por ejemplo, Jack LaLanne. Se despertaba cada día a las 4 am y pasó los primeros 90 minutos levantando pesas. Luego, se iba a nadar o a correr durante los siguientes 30 minutos. Durante más de 60 años, pasó cada mañana haciendo esa rutina. Además de ser una de las personas más influyentes en fitness en los últimos 100 años, LaLanne también vivió hasta la madura edad de 96 años.

    Esto no es casualidad. Lo que se hace cada mañana es un indicador de cómo se enfoca todo el día. Son las opciones que repetidamente hacemos las que determinan la vida que vivimos, la salud que disfrutamos y el trabajo que creamos.

    Tienes 25.000 mañanas en tu vida. ¿Qué vas a hacer con cada una de ellas?

    También te gustará

    paypal_business

    PayPal mejora en la pequeña empresa con PayPal Business

    PayPal quiere mejorar su forma de trabajar con las pequeñas empresas. Para conseguirlo, acaba de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.