Domingo , 4 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • ¿Debería seguir tu pyme en Google+?

    vic-gundotra-google+

    Ha sido la noticia del día. Vic Gundotra, máximo responsable del desarrollo y lanzamiento de Google+, abandona el barco, lo deja, se va. Por supuesto en Google se ha apresurado a afirmar que la marcha de Gundotra nada tiene que ver con el futuro inmediato de la red social y que su plan de expansión continuará tal y como estaba previsto. Sin embargo, cada vez son más voces las que afirman (algunas claramente y otras off the record) que Google+ tiene los días contados.

    En Techcrunch por ejemplo, afirman que la red social dejaría de serlo para convertirse en una plataforma, en un cojunto de tecnologías que se integren en otros desarrollos de Google. Si los rumores que maneja la publicación americana son ciertos, buena parte de los 2.000 trabajadores que actualmente se están empleando en el desarrollo de Google+ pasarían a formar parte de equipos focalizados en el desarrollo de Android, una plataforma que desde luego ha demostrado ser mucho más eficaz para Google.

    Por qué se dice que no ha funcionado Google+

    Hay varios aspectos que pueden explicar el desapego que sienten los usuarios hacia Google+. El primero es que es una red social que llega tarde. Cuando se presenta Google+ (28 de junio de 2011), Facebook lleva siete años entre nosotros y Twitter, cinco años.

    El contraargumento a esta afirmación podría ser sencillo. Cuando Google presenta Gmail en 20o4, el correo electrónico llevaba entre nosotros más de 30 años. El problema es que Gmail supuso desde el primer momento una diferencia fundamental con respecto a  toda su competencia al ofrecer 1 GB de almacenamiento en la nube de forma gratuita, mientras que la impresión que muchos tuvieron en los primeros momentos de Google+ es que era más de lo mismo. La primera fue sin duda una innovación disruptiva, mientras que la segunda apenas parecía poder diferenciarse de su competencia.

    Para agravar las cosas, Google tenía cosas que demostrar. Tras los fracasos que supusieron Google Buzz y Google Wave  los usuarios de Google esperaban poder tener algo diferente, que pudiese solucionar muchos de los problemas y quejas que mantenían en redes sociales como Facebook (privacidad). ¿Qué se encontraron?

    Una red social que incorporaba funciones y novedades interesantes (como el poder clasificar muy fácilmente a los usuarios en distintos círculos), que realmente mejoraba el respeto por nuestra privacidad en una red social, pero que en realidad no incluía ninguna killer feature, ninguna característica impresionante que por sí misma justificase el dedicarle más tiempo que a otras redes sociales. Esto provocó que durante los primeros meses, se hablase de Google+ como de un pueblo fantasma a pesar de que en un año se llegase a 400 millones de usuarios.

    Lo intentaron. Realmente introdujeron características muy interesantes. La creación de sus comunidades de usuarios, la integración de Google Hangouts, el desarrollo de una gran aplicación de fotos, sus páginas de empresas, su integración con otros productos de Google como Youtube, Gmail o Android… fueron todas ellas decisiones que consiguieron críticas positivas en la mayoría de los casos (a excepción de la famosa identificación de comentarios en Youtube) y que aumentaron el número de usuarios activos en la red social. Pero tal vez, no los suficientes.

    Porque al final tal vez Google sufrió el efecto Whatsapp: no importa el tener una tecnología mejor, lo que le importa a los usuarios es estar donde están sus contactos. ¿Dónde están los contactos con los que se relacionan los usuarios de Google+? Normalmente en Facebook. Contra esa realidad, resulta casi imposible competir.

    ¿Debe seguir tu empresa?

    En MuyPymes hemos defendido casi desde el principio, que las pequeñas empresas debían estar en Google+. Una sencilla consulta en nuestro buscador interno arroja como resultado artículos como “Cómo las empresas están ganando miles de fans con Google+” o Google+ seduce a las empresas con nuevas funcionalidades.

    ¿Estábamos equivocados en ese momento? ¿Deberíamos centrar nuestros esfuerzos en otras redes sociales? En MuyPymes sin saber cuáles son los planes que tiene Google para con su red social, creemos que sigue teniendo sentido seguir apostando por Google+.

    La primera razón la apuntamos precisamente en el anterior párrafo. De momento lo único que hay son cantos de sirena. Nadie sabe a ciencia cierta qué va a pasar y en cualquier caso, cualquier cambio se verá a medio y largo plazo. No parece que se vayan a producir cambios drásticos a muy corto plazo.

    El segundo motivo, puede parecer de perogrullo: en Google siempre es mejor estar, que no estar. Pase lo que pase con Google+ parece obvio pensar que la información que hayamos compartido en esta red social y nuestra actividad como empresa, sólo puede trabajar en nuestro propio beneficio. Aunque sea por el “simple hecho” de que nuestra empresa va a tener más visibilidad en las búsquedas que se hagan a través de Google si tiene presencia en Google+, nuestra recomendación es la de no abandonar.

    Otra cuestión es si deberíamos inaugurar nuestra cuenta en Google+ precisamente ahora, si no tenemos presencia. En este caso nuestra recomendación es la de actuar con cierta cautela. Si nuestros recursos son limitados, los experimentos mejor con gaseosa. Y si vamos a experimentar, parecen tener más progresión redes sociales móviles como Instagram o muy visuales como Pinterest. En cualquier caso y como siempre hacemos aquí, seguiremos informando.

     

     

    También te gustará

    azymo

    Entrevista a Marta Krupinska, directora general y cofundadora de Azimo

    En apenas cuatro años Azimo ha conseguido convertirse en referente en envío y recepción de …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.