Domingo , 11 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • Lo que no te cuentan del Crowdfunding

    crowdfunding_mal

    crowdfunding_mal

    Kickstarter, Indiegogo, Lanzanos, etc. son estupendas plataformas de crowdfunding desde la que podemos dar forma y lanzar nuestros proyectos más alocados. Su escasa regulación y el espíritu colectivo permiten que vean la luz proyectos que serían inviables casi de cualquier otra forma. El problema sin embargo es que precisamente esta falta de regulación y de normas estrictas que indiquen qué pasa cuándo, también se convierten en un coladero para proyectos irrealizables y que nunca se llegan a entregar.

    Esta situación suele darse con más frecuencia en los proyectos más innovadores, que exigen normalmente el desarrollo de hardware y software apropiado y en los que se da por supuesto que el uso de novísimas tecnologías está al alcance de casi cualquier persona. Lo peor es que en algunos casos, los donantes esperan durante uno o dos años para que finalmente los autores del proyecto o bien desaparezcan o informen sucintamente que no han conseguido llevarlos a buen puerto, aduciendo además que ya han gastado todo el dinero disponible. Nada que no ocurra en el “mundo tradicional” de las empresas, pero que en el caso del crowdfunding resulta más doloroso al ser normalmente particulares los que apuestan por una idea en la que proyectan sus ilusiones.

    Hoy hemos querido rescatar con la ayuda de Gizmodo, cinco grandes proyectos que por un motivo o por otro, fueron terriblemente mal, a pesar de todas las expectativas que habían conseguido generar.

    “Smarty Ring

    El Smarty Ring fue presentado en Indiegogo a principios de 2013 como el primer anillo que iba a encajar en la categoría de los wearables. Sin alejarse demasiado del concepto smartwatch, el “anillo inteligente” iba a tener capacidad para mostrar notificaciones y controlar algunas funciones de nuestro smartphone, como la reproducción de música, la cámara de fotos o la posibilidad de encontrar el smartphone en caso de pérdida haciéndolo sonar a nuestro antojo.

    Este anillo mágico consiguió recaudar en una primera ronda de inversión en la popular plataforma de crowdfunding nada menos que 297.000 dólares (pedían 40.00 dólares). No contentos con esta cantidad, un año más tarde lanzaron una segunda campaña crowd en la que consiguieron recaudar 104.000 dólares más.

    Fue un fracaso absoluto. Tras muchos rediseños y renders todo lo que consiguieron mostrar fue un prototipo que tenía muy poco que ver con el diseño original.

    La reinvención de la máquina de café – PID-Controlled Espresso Machine

    La intención que Gleb Polyakov and Igor Zamlinsky tenían al presentar su PID-Controlled Espresso Machine era poco menos que genial: ofrecer a los usuarios una máquina de café profesional, capaz de ofrecer siempre la misma temperatura, calidad y consistencia del café al precio de una cafetera convencional. Casi casi, como tener un bar en casa.

    La idea convenció a tantas personas que de los 20.000 dólares que pedían para el desarrollo de la máquina, acabaron recaudando nada menos que 370.000. Teniendo en cuenta que la tecnología que iba a producir el café ya la habían desarrollado en un prototipo, cuesta entender cómo transcurridos más de dos años tras la presentación del proyecto en Kickstarter, no hayan sido capaces de desarrollar un diseño industrial aceptable en el que “envolver” su producto.

    Lo peor de todo es que aunque no han conseguido desarrollar el producto, siguen aceptando pre-reservas en su página web, por el increíble precio de 800 dólares la unidad.

    mPrinter – La impresora que no fue

    mPrinter se presentó en 2012 como la impresora más pequeña del mundo. Equipada con tecnología de impresión térmica, esta impresora de bolsillo prometía además una API abierta, una comunidad de desarrolladores, integración con apps para dispositivos móviles y un largo etc. El proyecto que ¨únicamente” exigía 10.000 dólares para ponerse en marcha, consiguió recaudar más de 88.000.

    La empresa no sólo se cobró las “donaciones” que había obtenido en la campaña de Kickstarter, sino que exigió  a los donante que comprasen al menos una unidad desde la web del producto y un “extra” para las baterías adicionales que también debían comprar. Como tantos otros proyectos nunca se supo lo que pasó con el dinero y el proyecto no se entregó.

    Bluetooth Earbuds w/magnetic Docking – los cascos imposibles

    El caso de los Bluetooth Earbuds es bastante curioso. Básicamente porque prometía el desarrollo de una tecnología con la que ya estaban trabajando muchos fabricantes “tradicionales” como Plantronics o Sony entre otros. El proyecto no era otro que desarrollar unos cascos in-ear con recepción bluetooth y que, ojo a la novedad, contasen con una base imantada sobre el emisor que permitiese recoger los casos con suma facilidad cuando no los estemos utilizando.

    Con estos ingredientes se lanzó una campaña en Kickstarter para la que se pedían 30.000 dólares y que finalmente consiguieron financiar con 145.000. Aunque oficialmente el desarrollo del producto no ha sido cancelado, ha pasado de estar teóricamente disponible para finales de 2012 a mediados de 2015. Mientras tanto los donantes, sólo pueden esperar.

    Gamestick: la consola más pequeña del mundo

    Ouya consiguió hacerse un nombre gracias a una exitosa campaña en Kickstarter y el diseño de un producto que realmente funciona. Los chicos de Gamestick casi pueden decir lo mismo. La idea que proponían era muy interesante. Crear una consola “empotrada” en un sitck HDMI que puede conectarse a cualquier televisión y que puede ser controlada con un Gamepad de reducido tamaño.

    El proyecto de consola, basada también en Android, consiguió recaudar la nada despreciable cifra de 647.000 dólares, superando ampliamente las pretensiones iniciales de 100.000.  A diferencia de los casos que hemos visto hasta ahora, el dispositivo sí llegó a fabricarse y distribuirse entre los que lo habían apoyado, pero como aseguran muchos de estos, los fallos de fabricación y sus múltiples bugs la convirtieron prácticamente inusable.

    También te gustará

    tjue-sede2

    La economía colaborativa se la juega en 2017

    2016 ha visto en España la consolidación de las principales startups englobadas en la conocida …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.