Sábado , 3 diciembre 2016 Impresion Pyme
  • 10 preguntas que debes hacerte sobre tu trabajo

    Con la llegada del nuevo año, son muchas las personas a las que les gusta hacer “balance” del año que acaba de terminar y propósitos para el año que acaba de dar sus primeros pasos. Hoy os proponemos realizar un pequeño balance sobre lo que ha sido vuestro trabajo durante el último año.

    Para ello, os mostramos diez puntos que podréis “contestar” positiva o negativamente. Una mayoría de respuestas positivas indicará que estáis en el buen camino, mientras que si predominan las respuestas negativas, quizás haya cosas que os debáis plantear.

    Estamos casi seguros que muchos seréis de la opinión de que tal y como está el panorama laboral, el hecho de tener trabajo supone un hecho casi extraordinario. Sin embargo incluso en las peores circunstancias también podemos reflexionar sobre en qué punto nos encontramos y hacia dónde queremos dirigir nuestra carrera. Para descubrirlo, nada mejor que leer (y contestar) a los siguientes puntos.

    1. ¿Merece la pena?

    Sin duda, esto es lo primero que hemos de preguntarnos cuando indagamos sobre nuestra vida profesional. En otras palabras, lo que nos preguntamos en este punto el lo siguiente: “¿Tiene valor mi trabajo para un número importante de personas?” “¿Estoy aportando algo de valor a la sociedad?”

    Evidentemente no se trata de preguntarnos si trabajamos en una ONG, sino de si sentimos que estamos aportando algo, en la medida de nuestras posibilidades.

     

    2. ¿Me gusta lo que hago?

    No son muchas las personas que pueden decir abiertamente que disfrutan de su trabajo, y que hacen exactamente lo que quieren hacer.

    En este sentido, las personas que respondan afirmativamente en este punto pueden (deben) sentirse realmente afortunadas.

    3. ¿Sirve a mis objetivos?

    Muchas veces hablamos en MuyPymes de la importancia de marcarnos objetivos. Aunque hay muchos tipos de objetivos distintos, normalmente los más importantes son los que nos marcamos a largo plazo, los más generales.

    Son aquellos en los que determinamos “qué queremos conseguir”, “en qué queremos convertirnos”.

    El trabajo en el que nos encontramos puede ser un paso hacia la consecución de esos objetivos o por el contrario un freno que nos separa un poquito más de ellos. ¿En qué punto del camino nos encontramos?

    4. ¿Estoy satisfecho con mi salario?

    Es fácil reconocer que en un país como España donde un porcentaje altísimo de la población percibe menos de 1.000 euros al mes, serán pocos los que contestarán afirmativamente a esta pregunta.

    No obstante también puede servirnos para reflexionar si nos merecemos ganar más, si el nuevo año es propicio para pedir un aumento o si realmente no estamos en el sitio que más nos conviene.

    5. ¿Estoy aprendiendo?

    Nuestra vida laboral no debe limitarse a producir un producto, sino en adquirir continuamente nuevos conocimientos y experiencias. ¿Estamos aprendiendo cosas nuevas en nuestro actual puesto de trabajo? o por el contrario… ¿ya sabemos todo lo que ese puesto puede ofrecer?

    El no tener la oportunidad de aprender cosas nuevas y por lo tanto, de evolucionar, puede ser el primer síntoma de “sentirse quemado”.


    6. ¿Cómo me llevo con mi jefe?

    Un buen clima laboral es esencial en una empresa, y comienza con la relación que mantengamos con nuestros jefes.

    No descubrimos nada al advertir sobre los peligros que tiene una relación complicada cuando no insufrible con nuestros superiores, por lo que consideramos que es un punto importante que debemos poner en la balanza de los pros y los contras.

    7. ¿Cómo me llevo con mis compañeros?

    En el mismo sentido que la cuestión anterior, una relación tensa con nuestros compañeros de trabajo puede ser el motivo directo de zancadillas, rencillas y otro tipo de circunstancias que enrarecen el clima laboral, incluso en el mejor de los puestos.

     

    8. ¿Tengo libertad?

    En algunos puestos de trabajo no tenemos margen de maniobra y debemos ceñirnos básicamente al “manual de empresa”.

    Otros en cambio nos ofrecen la oportunidad de ser creativos, liderar proyectos, etc. o simplemente proporcionan un clima laboral lo suficientemente flexible como para que se note nuestro “toque personal”. A nadie le gusta moverse en camisa de once varas.

    9. ¿Tengo la oportunidad de conciliar mi vida laboral y personal?

    Por encima del salario, muchas personas valoran en primer lugar la posibilidad de conciliar su vida familiar y laboral.

    Así casa vez son más las empresas que fomentan prácticas como el trabajo a distancia, la posibilidad de acogerse a jornadas reducidas o que dan más vacaciones a cambio de un menor salario.

    10. ¿Nos otorga prestigio?

    Muchas personas no concederán importancia a esta última pregunta, pero para otras es un factor a tener en cuenta. ¿Cómo te sientes cuando les cuentas a otras personas a lo que te dedicas? ¿Te sientes orgulloso?

     

     

    También te gustará

    clientes-insatisfechos

    ¿Qué lleva a tus clientes a serte ‘infiel’?

    Más complicado que atraer nuevos usuarios es conseguir fidelidad a aquellos que ya han confiado …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Cada mañana te llegará un mensaje con un resumen con los nuevos artículos publicados. Sin publicidad.

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.