lunes , 22 abril 2019 Impresion Pyme
  • Los productos Apple tienen una larga vida útil, un valor importante

    Comprar un producto Apple es hacer una inversión importante. No es una afirmación que hagamos a la ligera, su precio de venta suele ser superior al de otros productos similares a nivel de especificaciones y de prestaciones, pero ofrecen un valor diferente a través de dos grandes claves: software y vida útil.

    Por ejemplo, un iPhone presenta un grado de optimización superior al de la mayoría de los terminales Android actuales y cuenta, además, con un soporte superior. Las actualizaciones de software en iOS, sistema operativo que utilizan los iPhone y iPad, llegan al mismo tiempo a todos los usuarios, y siguen un periodo regular que reduce al mínimo la fragmentación.

    El mejor ejemplo de esto lo tenemos en el iPhone 5s, un terminal que acumula casi seis años de soporte tras recibir iOS 12. Por contra, la mayoría de los terminales Android tienen un soporte medio de dos años, aunque las actualizaciones de seguridad se suelen extender hasta los tres o cuatro años.

    Según un estudio realizado por el analista Horace Dediu los productos Apple tienen una vida media superior al de otros dispositivos y equipos equivalentes, y pueden llegar a cumplir cinco años de uso funcionando a la perfección sin que requieran ningún tipo de mantenimiento.

    Carlos Ballesteros, Director General de Masrepair, un servicio técnico especializado en productos Apple, comentó:

    “Si conservamos y cuidamos nuestros dispositivos pueden llegar a durarnos más de 5 años a pleno rendimiento. Es común que ante un fallo de nuestro iPhone, iPad o Mac busquemos reemplazarlo pues a los 2-3 años el dispositivo se nota que pierde fluidez, pero no deja de ser tecnología de alta gama que funciona bastante bien. Si a esto sumamos una pequeña inversión y reparamos piezas dañadas se puede alargar la vida útil del dispositivo hasta los 12 años“.

    En este sentido es importante destacar lo que ya hemos anticipado, la optimización a nivel de software. Apple comercializa sus productos en configuraciones muy concretas, cosa que no ocurre ni con los terminales Android ni con los equipos basados en Windows. Esta limitación a nivel de configuraciones de hardware facilita la optimización de sus sistemas operativos y también el lanzamiento gradual de actualizaciones, haciendo que el soporte sea mucho más sencillo y permitiendo que sus productos acaben siendo más longevos.

    Una mayor vida útil en productos tecnológicos representa además un valor claro para cualquier pyme, ya que permite amortizar durante más tiempo la inversión realizada y reducir los ciclos de renovación de hardware sin tener que renunciar a un software funcional y actualizado.

    También te gustará

    Los mejores contenidos de la semana en MuyPymes

    Cerramos otro domingo con un nuevo repaso a los mejores contenidos que hemos publicado en …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.