Miércoles , 26 julio 2017 Impresion Pyme
  • Los 10 artículos de oficina que podrían desaparecer en los próximos cinco años

    Los 10 artículos de oficina que podrían desaparecer en los próximos cinco años

    Recientemente, la red social para profesionales LinkedIn, publicó un estudio: ‘Especies de Oficina en Peligro de Extinción’, donde se reflejan algunas estadísticas sobre las herramientas de oficina y las tendencias que están al borde de la extinción. Para este estudio, LinkedIn encuestó a más de 7.000 profesionales en todo el mundo.

    De este modo, según los profesionales, los 10 artículos de oficina y las tendencias que se están volviendo más inusuales e incluso podrían desaparecer en los próximos cinco años son:

    1. Las grabadoras (79%)
    2. Los faxes (71%)
    3. El tarjetero (58%)
    4. Los horarios de trabajo estándar (57%)
    5. Teléfonos de escritorio (35%)
    6. Ordenadores personales (34%)
    7. Ropa de negocios formal, como trajes, corbatas, medias, etc (27%)
    8. “Corner office” (las oficinas más grandes y con mejores vistas del edificio) para los gerentes / ejecutivos (21%)
    9. Cubículos (19%)
    10. Dispositivos USB (17%)

    Por el contrario, los profesionales españoles seleccionaron el almacenamiento en la nube (58%) y la posibilidad de trabajar desde casa como las herramientas de oficina cada vez más omnipresentes. Los profesionales de los Estados Unidos seleccionaron las tabletas (62%) como la herramienta de oficina que se está imponiendo con más fuerza.

    Profesionales de todo el mundo también han hecho alusión a varias herramientas que les gustaría ver en el futuro. Entre ellas se encuentra tener un clon o un asistente que les ayude en su día a día (25%), un lugar en la oficina con luz natural (25%) y un rincón tranquilo en la oficina, donde se les permita echar una siesta (22%).

    También te gustará

    pqs-personal-branding

    10 Reglas básicas para impulsar tu Marca Personal

    ¿Tienes perfil en redes sociales como LinkedIn? Pues a lo mejor no eres consciente, pero …