lunes , 26 agosto 2019 Impresion Pyme
  • The Penaut Butter Manifesto: cómo no convertirte en la próxima Yahoo!

    Hace diez años, Brad Garlinghouse que por entonces ocupaba el cargo de senior vicepresident  en Yahoo! escribió uno de los memorando internos más conocidos en Silicon Valley. The Penaut Butter Manifesto (literalmente el manifiesto de la mantequilla de cacahuete), aludía al hecho de que la falta de foco por parte de la compañía, podría convertirse en un serio problema para el futuro (como de hecho lo ha sido) y en términos más amplios, definía un problema que se ha convertido en algo más común de lo que parece para muchas empresas.  Decía lo siguiente:

    «He oído describir nuestra estrategia empresarial como mantequilla de cacahuete sobre la miríada de oportunidades que se presenta en el mundo on-line. El resultado: una fina capa de inversión que se expande sobre todo lo que hacemos, pero que no en enfocada en nada en particular. Odio la mantequilla de cacahuete. Todos deberíamos odiarla»

    En Yahoo! el Peanut Butter Manifesto sigue teniendo plena vigencia. La llegada de Marisa Meyer, que aterrizó como un ciclón en la compañía, ha supuesto poco más que continuar una política errática de compras (Tumblr, Qwiki, Xobni, Aviate, Flurry, Brightroll, Polyvore, etc.) que ni le han permitido afianzar su posición en el terreno móvil, ni le han permitido concentrarse en aquellos productos (Yahoo Finance, Flickr) que sí están funcionando bien.

    Cuando pensamos en grandes compañías es fácil identificar por ejemplo, Google con las búsquedas y la publicidad on-line, Apple con sus dispositivos o Microsoft con Windows. Pero cuando pensamos en Yahoo! y tenemos que definir su negocio en pocas palabras, ¿Cómo lo hacemos? ¿Dónde está su core business? Podríamos decir que ofrece servicios on-line por supuesto, pero la diversidad de los mismos es tan grande y en ocasiones poco conocida, que consigue como pocas compañías, diluir su marca.

    La verdad que refleja el Peanut Butter Manifesto no sólo es aplicable a Yahoo! La furia inversora sin una clara visión de negocio ha afectado a otras compañías como Evernote (que bajo el nuevo CEO está dando marcha atrás en casi todas las decisiones de los últimos 2 años) o a la propia Twitter, que lleva casi tres años intentando decidir qué tipo de compañía quiere ser.

    A nivel más local, cualquier empresa puede convertirse en «víctima» de las reflexiones Brad Garlinghouse. El no tener clara en todo momento cual es la misión de la empresa y cómo ejecutarla; o sobre todo en el mundo de las startups, el malgastar los fondos de una ronda de financiación sin un objetivo claro, nos conducen directamente a esa profecía auto-cumplida.

    También te gustará

    formación

    La Comunidad de Madrid pone en marcha el Bono Formación

    A finales de julio, la Comunidad de Madrid puso en marcha el llamado Bono Formación, …

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    Suscríbete gratis a MuyPymes

    La mejor información sobre PYMES y autónomos en su correo electrónico cada semana. 

    Gracias por suscribirte a MuyPymes.